Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Uno de los talleres que realizamos en el programa de Paciente Activo se llama: “Cuidando mi diabetes”.

¿Qué es la diabetes? Una enfermedad que se caracteriza por la elevación de glucosa en la sangre.

La glucosa (azúcar en sangre), es nuestra fuente de energía. La insulina, es una hormona que se produce en un órgano de nuestro cuerpo llamado páncreas, y ayuda a la glucosa a entrar dentro de las células para que se pueda quemar y producir energía.

Cuando el páncreas no produce insulina o la que produce no hace bien su función, aparece la diabetes. La glucosa se acumula en sangre por encima de los niveles aconsejables.

Se clasifica en dos tipos:

Diabetes tipo I: El páncreas no produce insulina.

Diabetes tipo II: El páncreas produce poca insulina o la que produce no puede ser utilizada por el cuerpo. El factor de riesgo  asociado de forma más importante a su desarrollo es la obesidad, de tal forma que la International Diabetes Federation calcula que el 80% de las diabetes tipo II, podría prevenirse con una dieta saludable y aumentando los niveles de actividad física.

Además sabemos que en cuanto al ejercicio físico existe una relación inversa entre el gasto calórico semanal y el riesgo de desarrollar diabetes mellitus.

En  los talleres de paciente activo  nos enseñan a ser activos en el cuidado de nuestra salud y en el manejo de nuestra enfermedad.

Y sabemos que ante  las enfermedades podemos escoger dos opciones:

Ser pasivos, no cambiar nada y continuar igual con los mismos hábitos que perjudican nuestra salud pudiendo agravar la enfermedad.

O por el contrario ser activos, es decir, tomar parte activa en nuestro cuidado, realizando las actividades que nos ayudan a mantener nuestra salud y a mejorar nuestra enfermedad.

Una de las actividades para mejorar la diabetes es el ejercicio físico, sé ha demostrado que dicha práctica tiene muchos beneficios:

Reduce la grasa corporal, facilitando el control del peso y combatiendo la obesidad.

Desciende el colesterol, la frecuencia cardiaca y la tensión arterial.

Reducirá las necesidades posteriores de insulina.

Aumentará la forma física cardiorrespiratoria.

También va producir beneficios psicológicos al reducir el estrés, si desciende el estrés, los niveles de glucosa (azúcar en la sangre) también mejorarán y se normalizarán.

 

¿Qué tipo de ejercicio se recomienda  a las personas con diabetes?

Actividades de tipo aeróbico  como correr, pedalear en bicicleta, caminar, que van a consumir principalmente hidratos de carbono.

Su duración debe establecerse desde 10-15 minutos  al inicio  a un mínimo de 30 minutos por sesión y si conseguimos llegar progresivamente a los 60 minutos estaría fenomenal.

Lo ideal es comenzar con  dos o tres días semanales y llegar a todos los días de la semana.

Y la intensidad del esfuerzo puede controlarse de forma orientativa mediante la posibilidad de combinar respiración y conversación o mediante el pulsómetro estableciendo una frecuencia entre el 50-70 % de la frecuencia máxima.

(Recordamos de la entrada anterior la frecuencia  máxima=220-edad.)

 

Hay que tener en cuenta unas precauciones y contraindicaciones:

Evitar el riesgo de hipoglucemias (cifras de glucosa por debajo de 100): para ello tendremos en cuenta el horario de las inyecciones de insulina, la necesidad de alimento y el control de la glucosa.

También importante tener en cuenta la climatología, ingesta de líquidos, la duración y la intensidad del ejercicio.

En diabetes tipo 1 el ejercicio físico está contraindicado cuando la glucemia está por encima de 250, y si está por debajo de 100 se debe  comer algún hidrato de carbono.

Medir la glucosa antes y durante  (si es posible) y después del ejercicio, y no realizar ejercicio en solitario.

Hidratarse antes durante y después del ejercicio.

Escoger un calzado adecuado y revisar y mantener una higiene adecuada de  los pies diariamente.

Desaconsejados deportes anaeróbicos y explosivos porque son hiperglucemiantes (aumentan la glucosa en sangre).

Ahora sólo queda recordar:

¿Qué, cómo, cuándo y con qué frecuencia?

Animo!

Itxaso Arévalo

Comentarios en: "Diabetes y ejercicio" (2)

  1. […] y sus beneficios: el ejercicio nos hace más felices, El ejercicio es bueno para el cerebro, Diabetes y ejercicio, Beneficios del ejercicio físico sobre la […]

    Me gusta

  2. Avelino Masa dijo:

    Muy interesante , pero quiero añadirte que con tesón y mucho sacrificio se consigue casi todo
    Por eso PODER ES QUERER AVELINO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: