Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

En la entrega pasada comenté que me gustaba la palabra MOTIVACION

Motivación: el conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona.

Las “cosas” que impulsan a un individuo a llevar a cabo ciertas acciones y mantener firme su conducta hasta lograr cumplir los objetivos planteados.

Ahora que se acerca el verano es buena época para empezar a realizar ejercicio o continuar si ya eres de los que lo realizan.

En esta entrega voy a daros “consejos” o “estrategias”  para seguir estando motivado a la hora de empezar  o  seguir moviéndote.

Qué os parece:

Buscar tu razón: Encuentra tu porqué quieres hacer ejercicio.

¿Quieres sentirte más sano?¿quieres bajar peso?¿necesitas dormir mejor ¿controlar tu azúcar sanguíneo?¿últimamente la tensión arterial está más alta de lo habitual?

Buscar “contraexcusas”: Siempre tenemos o buscamos “excusas” que nos frenan a la hora de comenzar a realizar ejercicio, mi consejo  es tener prevista y escribirla (cuando escribimos algo lo interiorizamos más),   una “contra excusa” para cada excusa, por ejemplo: hoy hace frío/ me abrigaré más, o, hoy hace calor/llevaré agua.

Plantearse objetivos alcanzables: Metas realistas a corto plazo.

Pensar en el grado de seguridad que  tenemos de poder cumplir completamente este propósito u objetivo (meta). En los talleres de paciente activo utilizamos una escala del 0 al 10 (donde 0 es muy inseguro y 10 es muy seguro) ¿qué número escogerías para definir tu nivel de seguridad?

Si el grado de seguridad es menor de 7, quizás tendrás  que pensar en un objetivo o meta más accesible.

 

Evaluarte cada poco tiempo: Por ejemplo medir o contabilizar lo que tardas en dar el paseo que habitualmente realizas. Repetir la medición cada dos meses y comparar lo que vas mejorando.

 

Planificar actividades de ocio en las que el ejercicio sea el protagonista: Disfrutar del deporte o del ejercicio como un premio y no como una penitencia.

 

Buscar gente: Pasear, entrenar en grupo, subir al monte es más entretenido en grupo, además si ya has quedado es una contraexcusa.

Prémiate  y anímate: Cuando hayas logrado los objetivos planteados date un  premio!

Comparte con tu familia, amigos, compañeros de trabajo: Seguro que te animan a continuar y quizás alguno quiera animarse a realizarlo contigo.

El descanso es importante: Procura descansar lo suficiente, cuanto más descansado estés, más ganas tendrás para hacer ejercicio, cuanto más te canses haciendo ejercicio mejor dormirás.

Lleva ropa adecuada: Intenta ir cómodo y bien equipado dependiendo del clima y del ejercicio elegido.

No seas duro contigo mismo: Sé flexible, no te castigues si no has conseguido todo lo que te habías planteado. El ejercicio no lo lleves como una obligación, intenta disfrutar con ello.

Y para finalizar  recuerda:

QUE, CUANTO, CUANDO Y CON QUE FRERCUENCIA…

Itxaso Arévalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: