Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

El cuidador

Hoy quiero hablar de una figura que me parece vital a la hora de vivir una enfermedad crónica, de la índole que sea aunque voy a centrarme en la enfermedad de la que más puedo hablar con algo de conocimiento, EL CÁNCER.

 

Vaya por delante que estas palabras son una reflexión en alto respecto a esa figura que está ahí en todo momento. Alguno de mis compañeros ya la ha mencionado en alguna entrada, y yo aquí quiero que sea la protagonista absoluta. Esta figura, la del cuidador puede ser una madre o padre, un marido o pareja, un hijo/hija, un amigo/a, una hermana/o, o muchos a la vez, cualquier persona que en los momentos difíciles de una enfermedad esté y se haga sentir cercano.

 

Para mi el cáncer es una palabra que llevaba implícita la palabra muerte y digo llevaba porque ya no lo siento igual, y la prueba es que estoy aquí. A mi cuando me dieron los resultados de la punción que me hicieron en la mama, no había ningún médico, tenía que recoger los resultados y entregarlos al ginecólogo otro dia en otro centro. Es cierto que podía no haber abierto el sobre ya que venía cerrado, pero yo quería saber, confirmar que estaba bien. En esa hoja poco entendía salvo el veredicto de “posible carcinoma de mama”. Recuerdo que mi marido y mi hija estaban dando vueltas con el coche porque no podían aparcar y yo salí del centro y abrí la carta esperando al coche, no tuve que decirle nada a mi marido, me vió la cara que de veras es el espejo del alma y ya sabía que no eran buenas noticias. Ese fin de semana era puente y el ginecólogo no podría verme hasta la siguiente semana por lo menos, la idea era irnos de fin de semana y teníamos el coche cargado con las maletas, así que tenía ese papel en mi mano para al menos durante cuatro días darle vueltas y vueltas… y decidí aferrarme a la palabra de “posible antes de que me diagnosticaran con total firmeza el carcinoma. Mi marido y mi amigos estuvieron conmigo todo el tiempo, escuchándome llorar, maldecir, gritar, y volver a hablar del tema una y otra vez…., el monotema.

 

Estar a tu lado en esos momentos lo significó todo para mi. Muchas veces no me apetecía  ni hablar, me llamaba mi familia (tengo 7 hermanos, creerme que es grande..) mis amigas de Madrid, y yo no quería contestar no me apetecía hablar con nadie y ahí estaba mi marido, dándoles todo tipo de explicaciones día tras día con toda la paciencia y poniendo la cara y la voz por mi…, atendía a mi hija pequeña, me acompañaba al médico, procuraba animarme aunque fuera el primer desanimado, hacía la comida, la compra, trabajaba y estaba pendiente todo el tiempo. He sido muy terca para determinadas cosas y con la medicación no soy muy buena enferma. La radio me estaba haciendo daño, yo lo sabía, lo notaba, pero los médicos me decían que no era la radio, que todo estaba bien con las pruebas que me hacían. Entonces un día, decido dejar la radio, bajo mi responsabilidad, después de mucho pensarlo y con muchos miedos, aunque a la vez con la seguridad de que algo no iba bien. Mi marido no estaba deacuerdo, tenía miedo, y sin embargo también estuvo ahí dejándome hacer, apoyando mis decisiones que en algúnas circunstancias no compartía. ¿Os haceis una idea de lo dificil que es ver que alguien que quieres está haciendo cosas que crees que no son las correctas y que tal vez por eso muera? Porque eso es lo que pensaba él y sin embargo me apoyó…

 

En esos momentos empezó lo más duro, ahí mi ánimo si cayó en picado cuando me dijeron que mi corazón no había podido con la medicación e incluso me hablaron de un trasplante. Recuerdo como lloraba diciéndole a mi marido que no moriría de cáncer pero moriría por la medicación que había ayudado a salvarme del cáncer¡¡, y aún en esa desesperación, tenía palabras de ánimo o simplemente me abrazaba. Qué duro ha sido también para él¡¡.

 

Hablo de mi marido porque es la persona que más cerca he tenido en uno de los momentos más difíciles de mi vida, aunque no puedo dejar de nombrar a mi madre, que a sus 77 años (de entonces) y con todo lo que ha pasado en la vida,  venía desde madrid a estar conmigo cuando me daban la quimioterapia, a mis hermanos siempre detrás para saber de mí, especialmente a mi hermano Baudi que siempre traía a mi madre.  A mis hermanas que sé que sufrieron mucho desde la distancia a veces sin saber que hacer, a mis amigas del alma, Mar y Azu, a mis amigas de la empresa Nieves, Julia y Yolanda, siempre a mi lado, y a mis amigos Nuria y Manu cuyo apoyo incondicional nos ayudó mucho cuidando de nuestra niña tantas veces…, y escuchándome siempre.  Todos ellos son de algún modo cuidadores.

 

Los talleres que hacemos también están destinados a esta figura tan importante, y yo quiero dedicar esta entrada a todos aquellos familiares y amigos que de algún modo cuidan de personas con enfermedades crónicas, más o menos complicadas, y especialmente a mi amiga Susi, que ahora está atravesando un momento muy complicado como Cuidador de un familiar cercano. Muchas gracias  a todos por sentir que estáis ahí.

Ani Galende

Comentarios en: "El cuidador" (2)

  1. […] Ani nos hablaba hace unos días, en un post enternecedor, de lo que supuso para ella tener la dedicación de un cuidador constante y otros intermitentes. Ha tenido mucha suerte de verse acompañada en su proceso de recuperar la salud. […]

    Me gusta

  2. Maite galende dijo:

    Bueno Ani¡ tus palabras me han emocionado. Nada que.decir salvo gracias porque sigues viva¡ gracias porque juanjo te acompaño cuando yo no lo hice¡ gracias por.lo que comprendo…y gracias por lo que no comprendo. Desde la distancia veo.las cosas diferente. No.quiero etiquetarlas pues me consta que si lo hago.ya no.las veo sino.que.pienso.acerca de ellas y. La vida no admite ser.rota¡ es todo. Me guste o no. Te amo hermanita. 😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: