Maitasunaren indarra. La fuerza del amor

Love silhouette

 

 

Batzuetan gauza txarrak (gaixotasunak adibidez) maitasun asko ekartzen dute bizitzara.

Es curioso y a la vez llamativo ver como algo malo pueda traer tanto amor y cosas buenas a tu vida. Como una enfermedad de esas que no se curan, de esas que cada día avanzan lentamente

obligando a tu reloj a que empiece la cuenta atrás, pueda tener un lado positivo.

Gaixotasun kroniko bat duzula esaten dizutenean, bildurra eta ziurgabetasuna zure gorputzaren jabe egiten dira. Maite duzun pertesonen maitasunak aurrera jarraitzen laguntzen dizu.

Cuando la enfermedad te visita para quedarse de forma permanente, te genera dudas y miedos que a veces no encontramos respuestas pero que con el tiempo y paciencia, en un largo y lento proceso conseguimos ver luz a mitad del camino. Si es de esas enfermedades de las que no te lo van a poner fácil, de esas que te rasgan el alma rompiéndote en mil pedazos por dentro, para luego obligarte a recomponerte como buenamente puedas para poder así s

eguir adelante, es difícil hacerlo si no tienes amor o gente que te quiera.

Familiarik ez baduzu, lagunen maitasuna ere euskarri garrantzitsua izan daiteke. Maitasunak indarrez betetzeaz gain, bidea ere errazten dizu une zailetan.

Hay veces en las que no hay familia y es entonces cuando las amistades se convierten en un gran apoyo. Es increíble como la fuerza del amor aúna a las personas sacando lo mejor de cada uno para ayudar a quien más lo necesita. El amor se convierte en esa arma letal para poder usarla en la lucha contra la bestia que te está devorando, llenándote de fuerza a pesar de lo largo y duro que sea el camino, a pesar de que haya momentos en los que flaquees y caigas, el amor te tiende esa mano ayudándote a levantarte para seguir adelante con tan dura batalla.

Maitasuna gure zati bat da, eta gu ondo sentitzeaz gain, besteak ere ondo sentíarazi ditzazkegu.

El ser humano tenemos cosas malas pero también otras muchas buenas. El amor forma parte de nosotros, brota de forma natural inundando nuestro interior expandiéndose para hacer que no solo nos sintamos bien, también para poder hacérselo sentir a los demás. El amor existe y es necesario.

El cuidador ayudará a que tu día a día y c

amino en tu recuperación, superación y enfermedad sean mejores, dará ese amor a quién lo necesita y a su vez se sentirá bien dándolo y recibiéndolo después en forma de agradecimiento en la mirada y sonrisa de quien cuida. Los niños lo necesitan para crecer sanos y felices. Hasta cuando tenemos una planta y le dedicamos tiempo y amor se verá reflejado en lo bonita y fuerte que va creciendo.

Sufrimen eta gaixotasunez betea dagoen mundu batean bizi arren, maitasunaren indarra erakutsi behar dugu. Irri egiteak eguna alda dezake.

A pesar de vivir en un mundo lleno de sufrimiento y enfermedades, un mundo de dolor y guerras el ser humano tenemos la capacidad para amar, para sacar y mostrar al mundo la fuerza del amor. Pequeños cambios como sonreír hará que poco a poco nuestro día adquiera un nuevo color.

Une zailak igar

otzen ari bagara, zaila egiten zaigu maitasuna ematea eta irri egitea. Garrantzitsua da pertsonak ez epaitzea eta ez kritikatzea. Horren ordez beraien jarrera ulertzeaz gain lagundu ere egin beharko genituzke.  

Hay veces en las que no se puede dar amor. Nuestra vida y vivencias hacen que nos cueste hasta sonreír. Podemos estar viviendo un infierno. Es entonces cuando hay que ponerse en el lugar de quien sufre, de quien no lo está pasando bien, no juzgar ni criticar, pero si entender y si se puede, por que no siempre se puede, ayudar.

Egin dezagun irri bizitzari. Gainditzen ditugun bataila guztiak, indartsuagoak egingo gaituzte.

Sonriamos a la vida.

 Sonreír a la vida conviviendo con un bicho que te devora por dentro es muy valiente. Decirle a la vida que a pesar de todo vas a vivirla y que merece la pena hacerlo es muy valiente. Nuestras experiencias y vivencias harán que en cada batalla que nos toque nos hagamos más fuertes, a pesar de que en el transcurso de esa última creamos que es la peor y no vayamos a poder con ella, lo haremos, la superaremos y estaremos preparados para la siguiente.

Maitasuna beharrezkoa da, gure barnea elikatzen du eta indarrez betetzen gaitu.

El amor es nece

sario, la fuerza del amor es un tipo de energía vital, valiosa y muy útil para hacernos sentir bien. Nos da calor y alimenta el interior, nos ayuda a crecer y querer ser mejores personas. Nos ayuda a que veamos la vida de otra manera y nos empuja a querer luchar, a querer seguir adelante, a querer ganar la batalla.

Egin dezagun asmo berri on bat: gure xedea irri egitea izan dadila, gure eguneroko bizitza hobeagoa izateko, eta besteak helburu bera izateko.

Hagámonos un propósito.

No quiero sonar cursi con mi post de hoy. Necesito transmitir un mensaje de esperanza, de positividad, de generar un sentimiento para conseguir un cambio, de contagiar la necesidad de hacernos un propósito muy especial, de regalarnos un momento de magia en días difíciles. Hagamos que nuestro propósito sea el de sonreír. Solo eso. Salgamos a la calle, respiremos hondo y sonriamos. Este simple gesto puede hacer que nuestro día sea un poco mejor. Haremos a su vez que los demás se vayan contagiando de este bonito propósito y sonrían también. Por un día quitémonos como si de una camiseta sucia se tr

atase el enfado, el miedo, el ceño fruncido. Seamos conscientes de que nos merecemos ser felices a pesar de todo. Disfrutemos de los nuestros sin discusiones, sin enfados, sin estrés.

Esan dezagun “maite zaitut” biharko egunean ez bagaude, eta aprobetxatu dezagun eguneroko une txiki guztiak.

Juguemos con nuestros hijos, escuchemos esas historias que ya hemos escuchado muchas veces de nuestros mayores, cojamos de la mano a nuestras parejas y sobretodo, digamos “Te Quiero”. Por que puede que mañana igual no estemos. Por que puede que mañana igual la vida no nos permita seguir adelante. Es una pena no haber dedicado parte de nuestro tiempo a disfrutar de la vida, de sentir el sol en un día bueno, del olor del mar sentados en un paseo, de la lectura de un libro pendiente, de tomarnos un buen café en una terraza, de dejar el móvil a un lado.

En definitiva es una pena no haber sentido la magia y la fuerza del amor.

Me despediré con una frase de esas que tanto me gustan, de la película “El Diario de Noa”:

“El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace inspirar más, nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente”.

                                                                                                                                                                           Nagore Taboada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: