Bizitza pertsonalean arrakasta izateko errezeta. La receta del éxito personal

Duela egun gutxi bilera berezi batera joan nintzen. Irten bezain orduko, berriz bueltatzeko gogoa izan nuen.

Arrakasta duzun persona bat zarela pentsatzen al duzu? Gutxiek erantzuten dute baiezkoarekin.

Zoriontasuna lortzeko ez dago errezetarik. Arrakasta, faktore askoren menpean dago, baina arrakasta lortzeko osagaiak lor ditzazkegu.

Zure ingurura begiratu, eta pentsa ezazu zer den arrakasta zuretzat. Askotan nahiz eta arrakasta izan ez dugu ikusten. Pertsona bakoitzarentzat gauza desberdina izan daiteke arrakasta izatea.

Nire errezateran osagaiak hurrengo hauek dira: Nire familia, bizitza, eskuzabaltasuna, eskertza, maitasuna, konfidantza, askatasuna eta perfektua ez naizela konturatzea dira.

Guzti honek arrakasta dudan persona bat naizela konturatzeko balio izan dit.

Hace poco fui a una reunión muy especial la cual hizo que saliese con ganas de volver. Me hicieron pensar y darme cuenta de cosas que normalmente no solemos pararnos a pensar. Con una sonrisa y tras haber pasado una jornada divertida, salí de allí con la promesa de volver y con mi receta del éxito personal debajo del brazo.

Si nos preguntasen “¿Te sientes una persona de éxito?” pocas personas dirían que si.  Inconscientemente lo asociamos al éxito laboral, al económico y nos olvidamos del personal que es igual de importante y hace que nos sintamos bien, con sensación de satisfacción y plenitud a pesar de nuestras imperfecciones, de los días malos y de los problemas de cada día. El estrés laboral, el ritmo de vida, todo en conjunto hace que haya veces en las que no sintamos que tenemos éxito. Ser felices cuesta poco pero a veces no es fácil conseguirlo a pesar de tener familia, salud, buenos amigos y un buen trabajo que, la mayoría de las veces éste último no nos llena y hace que todo lo demás no nos haga sentirnos del todo bien.

Un simple cambio, que según que momento estemos viviendo no es tan simple ni fácil de realizar, hará que esa percepción de no tener éxito se convierta en un “Sí, soy una persona de éxito”.

Pero ¿en qué consiste la receta del éxito?

En realidad no hay una receta como tal en la que por seguir un número de pasos determinado vayas a conseguir la felicidad. El éxito depende de muchos factores. Es un conjunto y no llega solo. Lo que es éxito para ti no lo es para el de al lado y viceversa. Pero si que podemos reunir una serie de “ingredientes” para hacer esa receta y poder conseguir sentirnos bien. Cada receta puede llevar unos ingredientes muy diferentes, incluso coincidir con otros en otras recetas. Puede tener infinitos ingredientes.

Ahora párate y piensa sobre tu vida, tu situación actual. Mira lo que tienes y entonces define que es el éxito para ti. Todas las personas somos personas éxito lo que pasa es que hay veces en las que no podemos verlo. Para unos el éxito será conseguir una vida acomodada, de confort y estatus. Para otros será dar y recibir cariño. Habrá quien su éxito personal sea la seguridad o tener salud y calidad de vida. Descubrir y aceptar tu receta de éxito es parte de la clave de poder conseguirlo. Es una buena herramienta para realizar ese proyecto personal.

Me gustó mucho poder reflexionar con todas y cada una de las personas que formaban parte de ese grupo. Estoy muy agradecida por haber podido compartir todos esos “ingredientes” y sobretodo, estoy agradecida a quien nos hizo pensar, nos sorprendió e hizo que descubriésemos cual era nuestra receta personal del éxito a pesar de que había quien creía que no la tenía.

La mía no es ni mejor ni peor que la de los demás. Es única por que a pesar de coincidir en algunos ingredientes, el conjunto y resultado final es muy personal. Con interés y muchas ganas compuse la que es mi receta. Tras una interesante charla y una serie de actividades divertidas terminamos con una lámina que tenía la imagen de un plato vacío. Tras poner un punto central en el plato, hicimos una serie de separaciones a modo de gajos de diferentes tamaños. Los más grandes son los más importantes en tu vida. No hay un número límite de gajos. Puedes poner desde uno a todos los que quieras. El más grande de mi receta es La Familia, sobretodo mi marido y mis hijos. Aquí incluiría algunos de nuestros amigos ya que son como si fuesen familia. El siguiente gajo grande también es el de La vida, el poder vivir. Poder seguir a pesar de tener un cáncer de mama con metástasis y que éste no me lleve demasiado pronto. Los 3 siguientes son un poco más pequeños. Están La Generosidad, el dar sin esperar nada a cambio. Aquí he metido entre paréntesis Agradecimiento, porque cada día agradezco todo lo bueno que me rodea. Luego puse El cariño de los míos, la seguridad que ello me da y también puse La Confianza, por que creo que hay gente buena. Creo en las buenas intenciones, en los buenos actos y lo más importante aun para mi, el que no solo pueda confiar en los demás, sino que también confíen en mi. Luego viene un gajo algo más pequeño que es el de La Libertad de poder hacer lo que realmente me gusta en la vida, a pesar de estar jubilada y no por edad, sino por mi bicho metastásico. He conseguido hacer una gran mochila la cual he ido llenando cada día y he podido sacarla bien lejos de mi vida. Sigo haciendo mas mochilas para ir soltándolas. No es fácil. Llegar a tener inteligencia emocional es importante para mí. De ahí este gajo, por que me siento libre en lo que ser activa se refiere. Y por último el gajo de La imperfección (Consciente). Si, soy imperfecta. No hago todo bien, tengo días malos, despistes, soy un poco cajón desastre y no tengo remedio pero todo ello hace que sea humana, cercana y empática. No lo cambiaría por nada del mundo. Y sí, soy consciente porque reconozco que no soy perfecta. Es parte de mi, de mi esencia, de mi ser.

Esta es mi receta del éxito personal. Y diréis ¿para qué me sirve todo esto?. Para darme cuenta de muchas cosas. Para pararme y pensar, para reflexionar, para conocerme mejor. Para quererme más. Y sobre todo para darme cuenta de que por primera vez en mi vida puedo decir, a pesar de todo lo malo y oscuro de tener 3 enfermedades, a cada cual peor, que SI SOY UNA PERSONA DE ÉXITO y me siento realizada, plena y puedo decir que a pesar del bicho, de las subidas y bajadas, de los días duros  soy feliz.

Me despido como me gusta hacer con una de esas frases de película: “Nunca es demasiado tarde para darte cuenta de qué camino debes elegir” (ZUKO – Avatar – La Leyenda de Aang).

a.jpg

                                                                                                                                                                           Nagore Taboada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: