Badator udara eta ni kilo hauekin. Que viene el verano y yo con estos kilos

Garai hauetan, Gabonetan bezala, soberan ditugun kiloei agur esateko dieta desberdinak egiten saiatzen gara. Zenbat aldiz esan dugu: Osasuntsuago jango det, pare bat kilo jaitsi behar ditut, kirola egiten hasiko naiz, gimnasioan emango dut izena…

Askotan ,arrazoi desbedinengatik ez ditugu gure nahiak betetzen.

Pisua jaisteak, esfortzua eskatzen du, eta askotan ez ditugu emaitzak berehala ikusten.

Egiten ditugun dietak, osasuntsuak eta orekatuak izan behar dira, espezialistek gainbegiratu behar dituzte, beraiek aholkatuko digutelako hobekien. Ez ditugu elikagai batzuk jateari utzi behar osasun arazorik ez badugu.

Ariketa fisikoa egitea ere funtsezkoa da, eta emaitzak lehenago ikusteaz gain, gure autoestimua ere hobetu egingo da.

Madre mía que locura. Estamos en plena operación biquini. Es habitual que por estas fechas, al igual que cuando pasan las Navidades tras esas grandes comilonas, que entremos en modo pánico al ver las fechas que son y aún estémos peleándonos con nuestra báscula. Es cuando decidimos si o si hacer algo para intentar poner remedio al desastre de no terminar de desprendernos de esos kilillos que nos han cogido cariño bien por descuido, por confiarnos o por el motivo que sea. Al final decidimos ponernos manos a la obra atacando ese descuido alimenticio que no es otra cosa que una sucesión de malos hábitos mantenidos en el tiempo. Al final nos pilla el toro. Volvemos a nuestras promesas incumplidas de “voy a perder peso….., voy a comer sano…., voy a hacer ejercicio….” que las acompañamos de un salir corriendo a apuntarnos a un gimnasio el cual dejaremos de ir a pesar de que seguiremos pagando religiosamente las cuotas, o peregrinamos haciendo la ruta de los centros de estética, rematándolo con una dieta estricta muy restrictiva y “milagrosa”, nada saludable la cual, tiene bien poco de milagro y no es nada saludable ya que sin saberlo podemos poner en riesgo nuestra salud.

Nos sentimos mal por que no hemos cumplido con nuestro propósito, por que nos hemos aburrido y cansado por no ver resultados en poco tiempo. Nos sentiremos débiles a causa de esa dieta que te prometía bajar mucho peso en una semana y nos frustraremos al ver que no solo hemos recuperado esos kilos que perdimos sino que además, nos habrá regalado alguno más. Habremos tenido el tan poco deseado efecto rebote. El resultado será que estaremos peor que al principio en eos meses atrás.

Pero ¿porqué nos agobiamos y cansamos llegando a dejar hasta de ir al gimnasio?

Porque no es algo de efecto inmediato, requiere de esfuerzo y vivimos con poco tiempo. Ni siquiera lo tenemos para invertirlo en nuestro cuerpo. No podemos vivir en un constante contar Kilo calorias, ni andar no mezclando según que alimentos “por que engordan”, ni mucho menos podemos llevar un peso a todos los lados para no pasarnos de equis gramos en cada plato. Este control no puede monotorizar nuestra vida, no es nada bueno y con el tiempo puede originarnos un problema serio.

 Las dietas no son malas, pero las saludables y equilibradas. Restringir alimentos sin tener un problema de salud puede hacer que estemos perdiendo nutrientes importantes y muy necesarios para nuestro organismo. Podemos llegar a generarnos una intolerancia sin ser intolerantes. Una buena dieta supervisada por nuestro médico de cabecera o un especialista, hará que no abandonemos. Nos controlará el peso, la tensión, el corazón y nos mandará hacernos analíticas de control para ver que todo está en orden y nuestro cuerpo no está enfermando. Nos asesorará y ayudará a comer bien, sano, rico y variado sin esa sensación de aburrimiento por comer siempre lo mismo y no llegaremos a sentirnos un rumiante que come hierba con cara triste. Descubriremos que comer bien puede llegar incluso a gustarnos.

 El ejercicio además combinado con una buena dieta hará que veamos en menos tiempo buenos resultados a la vez que ganaremos en autoestima. Ganaremos vida. Al ver resultados nos animaremos a seguir ya que veremos como poco a poco conseguiremos ir bajando esos kilos de más. Nos sentiremos capaces.

 Si además queremos hacernos algún tratamiento estético para la eliminación de líquido acumulado en nuestro cuerpo y activar nuestra circulación, no solo será una buena opción sino que además nos ayudará a relajarnos ya que suelen realizarse con masajes. Esto ya cada uno que decida que es lo que más le apetece.

 Pero aquí hay que tener siempre cuidado con lo que decidamos hacer ya que no siempre es posible poder llegar a realizar algunas de las cosas de las que os estoy hablando. Hay veces que por problemas de salud no podremos realizar algunos ejercicios, deporte, dietas o tratamientos estéticos. Por ejemplo si tenemos problemas de corazón, implantes, mala tensión, flebitis o cáncer, entre otros muchos, no podremos realizar algunos de esos tratamientos estéticos ya que están totalmente contraindicados. Siempre deberemos de preguntar a nuestro médico si podemos o no realizar según que cosas para no empeorar nuestro estado de salud. El problema muchas veces no es el tema económico, que también es importante. Para hacer ejercicio no hace falta ir a un gimnasio. El factor “problemas de salud previos” es determinante a la hora de realizar según que cosas. Informarnos bien es necesario.

 Es importante que seamos conscientes de que conseguir perder esos kilos de más en pocos días es difícil. Tenemos que ser conscientes de que sin algún tipo de ejercicio o actividad complementaria como caminar, andar en bicicleta o salir a correr por ejemplo, nos costará poder llegar a realizar nuestro propósito de “misión biquini” con éxito. Con tiempo, constancia y paciencia iremos poco a poco obteniendo esos buenos resultados que tanto queremos sin correr riesgo para nuestra salud. Iremos viendo como nuestra báscula no es nuestra enemiga, dejaremos de temerla, de sentirnos culpables y alejaremos esa sensación de que ese aparatejo está en nuestra contra.

 Asi que si estáis en ese punto de querer empezar a cuidaros de cara al verano y poneros en forma para lucir cuerpazo, hacerlo con cabeza para que no os fastidie las vacaciones por querer correr mucho en vez de poder disfrutar en la playa, o descansando y os lo paséis fastidiados en el médico.

 Os dejaré una frase de las que tanto me gustan: “Un estómago vacío es un mal consejero”. Albert Einstein.

73.gif

 Nagore Taboada.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: