Gabonak eta proaktibitatea. Ser proactivo en Navidad

Paziente Biziako blog honetatik, proatibitatea, gaixotasun kronikoen kudeaketarako jarrera egokia dela esaten dugu.

Abendua iritsi da, eta hilabete honekin batera, Gabonak. Garai honetan, urtean zehar jarraitzen ditugun ohitura osasuntsuak jarraitzea ez da hain erraza izaten eta osasuntsu jatea ere zailagoa da. Giro emozional osasuntsua mantetzen ere saiatu behar gara.

Gabonetan, proaktiboa izaten erabakitzen baduzu, zorte on! Seguru mereziko duela.

Gabon zoriontsuak opa dizkizuet.

Desde este blog de Paciente Activo / Paziente Bizia solemos propiciar la proactividad como actitud adecuada para la gestión de las enfermedades crónicas frente a la mera reactividad. Esto significa tomar el control y hacer que las cosas sucedan en lugar de simplemente ajustarse a una situación o esperar a que suceda algo.

Vale, de acuerdo. Pero llega diciembre y con él esta época, también crónica (como las enfermedades) de la Navidad.

Y cualquier tipo de proactividad queda automáticamente expuesta a las amenazas de estas entrañables fechas. Y me explico tomando como guía dos o tres aspectos sobre los que solemos desarrollar la proactividad en la consecución y asentamientos de hábitos saludables en nuestra vida:

  • Comer saludablemente. Pues no hay manera, oiga. Toda nuestra capacidad de hacer que los desayunos, comidas, meriendas, cenas y recenas sean medianamente saludables va a caer por tierra; ya que mantener ese caprichoso empeño se leerá como un ataque criminal al espíritu de la Navidad, como una trasgresión infame de las tradiciones más arraigadas, como un desprecio a los desvelos y esfuerzos culinarios de abuelas, madres, hermanas y cuñados por hacernos gastronómicamente felices y navideños y como un signo de ser un pervertido asocial. Así que olvídese de la proactividad hasta después del Rosco Monárquico del 6 de enero. Mejor ajústese a lo que se le viene encima y procure ser alimenticiamente saludable en la más estricta intimidad. Eso, o decida vivir peligrosamente, Ud. verá. Y prepárese en este segundo caso a oír hasta la nausea aquello tan de estos días de “venga hombre otro mazapán que, total, es Navidad.”
  • Crear un ambiente emocional saludable, que disminuya el stress. Si lo consigue, apunte la fórmula, corra a registrarla y prepárese a pasar a la historia de la humanidad como un Platón o un Aristóteles del siglo XXI. Pocas épocas del año existen donde el equilibrio emocional del más pintado sea puesto más a prueba. Piense en lo que en teoría supone y debería conllevar para el corazón, la emoción y la esperanza de cualquier persona el hecho de que sea Navidad; compruebe lo que en realidad sucede y verá que los valores navideños han quedado al fondo del cubo del reciclaje debajo de un par de toneladas de… y decida Ud. de qué son ese par de toneladas. Ánimo que, total, ¡Es Navidad!

Si después de todo decides ser proactivo en Navidad, sólo ante el peligro, mucha suerte, amigo, te va a hacer falta. Pero seguramente tengas razón y valga la pena. Tomar el control y hacer que las cosas sucedan siempre vale la pena, incluso en Navidad.

¡Feliz Navidad!

a

Juan Carlos Mendizabal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: