Eskuak garbitzearen garrantzia. La importancia de lavarnos las manos

Izaskunek eskuak garbitzeak duen garrantziari buruz hitz egingo digu gaur.

Nuestras manos lo tocan todo, y lo hacen muchas veces al día, muchas de ellas sin ser tan siquiera conscientes de que lo estamos haciendo. Nos sorprende que algo tan liviano y rutinario en nuestro día a día pueda entrañar en si un riesgo en la transmisión de gérmenes de toda índole y condición.

Este acto de lavarse las manos, tan sencillo a primera vista y tan entendido por nuestra sociedad como un hábito básico en nuestra higiene diaria, es a menudo olvidado y en algunas ocasiones mal realizado.

Para realizar un lavado de manos solo necesitamos algo tan sencillo como agua y jabón. Porque con solo 15 segundos de nuestro tiempo podemos realizar un acto de suma importancia en lo que a evitar la transmisión de gérmenes e infecciones se refiere.

¿Sabíais que la totalidad de nuestra piel puede llegar a albergar hasta un máximo de 800000 bacterias?. Sí, no os sorprendáis que habéis leído bien. Debemos puntualizar que todas esas bacterias no son en sí peligrosas para nosotros, de hecho, en una persona sana no nos deben dar problemas porque forman parte de nuestra flora habitual que dicen los expertos en la  materia.

Sin embargo eso no nos libra de la importancia del lavado de  nuestras manos cada vez que sea necesario, porque no debemos olvidar que cada vez que no lo hacemos las manos pasan a convertirse en una fuente importante de gérmenes que pueden sobrevivir hasta un máximo de 3 horas en ellas.

Es de vital importancia inculcar este sencillo hábito desde la primera infancia, para que nuestros más pequeños interioricen este acto como algo rutinario.

Lavarse las manos no consiste solo en ponerlas bajo el grifo y dejar que se mojen, porque si únicamente hacemos eso en realidad no habremos hecho nada.

20181107_221156

¿Cómo debemos lavar nuestras manos?

1.     Utilizar agua tibia y jabón. También podemos utilizar una solución hidroalcohólica para desinfectarlas, si es preciso.

2.     Este acto debe durar 15 segundos, suficientes para que estén limpias.

3.     Secado con toalla, papel, secador.

4.     No olvidar hidratarlas con una crema si están irritadas.

5.     Muy importante no olvidar frotar las palmas y entrelazar los dedos además de lavar nuestras muñecas.

¿Cuándo debemos lavar nuestras manos?

·     Antes y después de preparar y/ o manipular alimentos

·     Después de ir al baño o cambiar pañales a un bebé.

·     Cada vez que manipulemos dinero.

·     Después de toser , estornudar.

·     Siempre que manipulemos residuos.

Como rezaba el lema del Dia Mundial del Lavado de Manos del pasado año 2014:

“EL PODER ESTÁ EN TUS MANOS”

Izaskun Antúnez

Recuerde: limpiese las manos

(El pasado 5 de mayo  publicamos un post sobre el lavado de manos. Esta semana queremos aportar otra reflexión sobre el tema. Pensamos que es tan importante y que se pueden hacer cosas sencillas por mejorar en este terreno que el asunto bien merece otra mirada)

Salve vidas: límpiese las manos

Este es el lema que la OMS (Organización Mundial de la Salud)  ha elegido para conmemorar este año el Día mundial del lavado de manos. El objetivo principal de la campaña de este año es mejorar las prácticas de higiene de las manos en todos los servicios quirúrgicos durante todo el proceso asistencial, desde las plantas de cirugía y los quirófanos hasta los servicios de cirugía ambulatoria con el fin de reducir las infecciones asociadas a atenciones sanitarias y reducir sus consecuencias.

En nuestro entorno habitual los gérmenes que contaminan las manos son los mayores causantes de diarreas y otras enfermedades como la gripe. Entre las enfermedades que pueden evitarse con el lavado de manos están las producidas por enfermedades que se contagian por vía fecal-oral como la salmonelosis y la hepatitis A. También pueden evitarse infecciones de tipo respiratorio por contacto con secreciones de personas enfermas.

El lavado de manos es una medida eficaz para disminuir las infecciones asociadas al cuidado de la salud, ya que más del 80% de las infecciones habituales se transmiten por las manos.  Las campañas de concienciación se realizan en distintas partes del mundo con el fin de informar sobre la necesidad de que se mejoren y mantengan las prácticas de higiene de las manos en el momento oportuno y de forma apropiada, para así contribuir a reducir la propagación de infecciones, a veces muy graves, no solo en el medio ambiente hospitalario, sino también en la comunidad.

¿Qué es la higiene de manos?  Es el procedimiento que tiene por finalidad reducir el número de microorganismos que hay en la piel.

Cuando  se realiza con agua y jabón lo llamamos lavado de manos. Cuando se realiza con un preparado de base alcohólica o con un jabón antiséptico lo denominamos desinfección de las manos.

¿Cuándo hay que realizar la higiene de manos?  Siempre antes y después de estar en contacto con una persona que precisa atención en cualquier punto del sistema sanitario. Además la (OMS) recomienda que se realice: Siempre antes de realizar una técnica aséptica (sin gérmenes que puedan provocar una infección) y siempre después de que haya existido posibilidad de contacto con fluidos corporales.

¿Quién debe realizar la higiene de manos?  Todos los profesionales implicados en el cuidado de los pacientes, con independencia del diagnóstico que tengan. También es necesario que la realicen los pacientes, sus familiares y los visitantes que les atienden.

¿Cuánto tiempo tarda en realizarse la higiene de manos? Las manos deben lavarse con agua templada y jabón. Se debe frotar una mano contra otra durante  al menos 20 segundos, también las palmas y los dorsos de las manos. Hay que hacer hincapié en las yemas de los dedos y  bajo el borde de las uñas donde se quedan gran cantidad de bacterias. Se deben aclarar con abundante agua durante al menos 10 segundos y posteriormente secarlas completamente con una toalla limpia y seca o  una toalla desechable. La fricción de las manos con preparados de base alcohólica debe mantenerse hasta que las manos estén completamente secas.

 

Y además del entorno sanitario, ¿cuándo  debemos lavarnos  las manos?

  • Antes de empezar a trabajar con comidas o utensilios de cocina, especialmente si se manipula carne cruda, pollo o pescado. Cuando  se cambie de trabajar con comida cruda a trabajar con comida lista para comer.
  • Antes y después de comer y beber.
  • Antes de alimentar a los niños y también antes de darles de mamar.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar los pañales.
  • Después de tocarse el pelo o la nariz y después de toser, estornudar o utilizar un pañuelo.
  • Después de tocar animales o tener contacto con sus desperdicios.
  • Antes y después de estar con una persona enferma.
  • Antes y después de curar una herida.
  • Antes y después de ponerse o quitar lentes de contacto.
  • Cuando las manos se hallen visiblemente sucias.
  • Después de haber tenido que tocar objetos no limpios como dinero, teléfono o llaves, manillas, interruptores, en definitiva todo aquello que puede haber sido tocado por muchas manos.

Como medida general  se deben cambiar las toallas de mano frecuentemente, para que estén limpias y secas. En baños públicos se recomienda usar toallas desechables para cerrar los grifos.

Es importante enseñar a los niños a que aprendan todas estas medidas y sobre todo a que se laven las manos  antes de llevarse alimentos a la boca, después de jugar,  y sobre todo si se comparten juguetes con otros niños,  después de usar el baño, estornudar o toser.

La importancia de lavarse las manos, debe considerarse como un hábito que evitará que las enfermedades afecten nuestra salud.

Elena  Resines

Salve vidas: límpiese las manos

Hoy 5 de mayo se celebra la campaña mundial “Salve vidas: límpiese las manos” #HigieneDeManos

Me acuerdo cuando era pequeña y llegaba a casa de la calle o cuando me sentaba a comer mi madre siempre  me hacía la  misma pregunta“¿te has lavado las manos?”. El acto de lavarnos las  manos algo  tan básico y presente desde siempre en nuestra vida cotidiana, también es fundamental  en la asistencia sanitaria. Una higiene de manos adecuada y en el momento adecuado SALVA VIDAS.

LAVATE LAS MANOS

Os preguntareis por qué es tan importante. Se ha demostrado que lavarse las manos es el método más sencillo y más eficaz para reducir la transmisión de infecciones y para reducir la transmisión de los microorganismos resistentes a antibióticos, porque la mayoría de estas infecciones se transmiten por las manos.

Cada año cientos de millones de pacientes de todo el mundo se ven afectados por infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, la mayoría de estas infecciones  se pueden prevenir con una adecuada higiene de manos: limpiándose las manos en el momento oportuno y de forma adecuada.

Por esta razón, como todos los años desde 2009, hoy  5 de mayo la OMS celebra el día de la Higiene de Manos. El objetivo de esta campaña es promover el lavado de manos en el momento de atención al paciente. La higiene de las manos es la base de todas las intervenciones  como  manipular una herida quirúrgica, administrar un inyectable, realizar una cura, realizar un sondaje urinario….

Detener la transmisión de infecciones es cosa de todos, pero los  que no somos profesionales sanitarios ¿Cómo podemos colaborar?

Aunque no somos sanitarios acudimos a los centros sanitarios (hospitales, centros de salud, centros socio sanitarios) como pacientes, familiares, visitantes y en muchas ocasiones participamos en los cuidados sanitarios (cuidadores, padres). También nosotros debemos aprender cómo es la forma más eficaz de lavarnos las manos y cuando debemos hacerlo, porque SALVAR vidas también está en nuestras manos.

LAVATE LAS MANOS 2

 

Para que todos podamos aprender y colaborar me despido con este vídeo:

 

Patricia Zaballa.

Referente de seguridad del paciente en OSI Enkarterri Ezkerraldea Cruces

 

 

Hotzeria. El temido resfriado

Hoy Esti nos hablará sobre el resfriado, sobre sus síntomas, nos hablará sobre lo que hay que hacer y nos explicará por qué se produce.

Udazkenarekin batera, katarroak ere guregana iristen dira. Katarroa birus batek eragiten duen arnasbideen infekzio arin bat da. Mukiera, sudur buxadura, buruko mina, eztarriko mina, malko jarioa, eztula, nekea eta sukar pixka bat eragiten du. Sintomarik gogaikarriena eztula da, eta batuzetan 2 edo 3 aste irauten du eta espektorazioa (karkaxak) izan ditzazkegu. Beti ez da komenigarria eztula ezabatzea, organismoak duen defentsa baliabide bat delako sekrezioak ezabatzeko.  Hotzeria egun gutxietan sendatzen da tratamendurik gabe. Ez dago hotzeriaren txertorik eta antibiotikoek ez dute hotzeria sendatzen. Ez da komeni antibiotikoak erabiltzea, ez direlako eraginkorrak eta gaizki erabiltzeak germen erresistenteak garatzea errazten duelako.

Pertsonaz persona kutsatzen da, eztula edo doministiku egitean ahotik edo sudurretik botatzen diren eta eskuetan gera daitezkeen tantatxoekin harremanetan jartzean.

Zer egin dezakezu?

Botatzeko musuzapiak erabili, eskuak sarri garbitu, estula edo doministiku egitean, sudurra eta ahoa ondo estali, erretzen baduzu, erratzeari utzi, hotza eta tenperatura aldaketa bortitzak saihestu, berogailuek eragindako giro lehorretan hezetasuna gehitu, urez betetako ontziak jarriz edo ur lurruna zabalduz, analgesikoak edo antitermikoak har ditzazkezu buruko minarentzat edo sukarrarentzat, infusioak eta edari epel edo beroak sarritan edan, azukrerik gabeko karameluak har ditzazkezu, sudurrean ura gatzarekin jar dezakezu, eta egunero zure etxea aireztatu.

Noiz joan behar duzu sendagilearengana?

Hotzeriak 10 egun baino gehiago irauten badu, sukarrak (38ºC baino gehiago) bi egun baino gehiago irauten badu, arnastean saihetseko mina izanez gero, arnasa hartzeko zailtasunak badituzu, eztula oso lehorra edo gogaikarria bada eta lo egitea galarazten baduzu.

Llega el otoño, los árboles se tiñen de marrón, las hojas se caen y las calles huelen a castañas asadas que nos confortan el cuerpo del frío. Cambiamos los cielos azules radiantes y los tirantes por los abrigos, los paraguas y el jersey de cuello vuelto.

Y entonces llegan ellos y nos descolocan nuestro día a día. Hacen que nos encontremos mal, espesos y que aunque no dejemos de ir a trabajar nos hace el día más difícil.

¿Y quiénes son ellos? Pues……los temidos resfriados o catarros comunes muy comunes en esta época.

¿Sabríais decirme cuáles son sus síntomas? ¿Por qué se producen? ¿Qué hay que hacer? ¿Me tengo que tomar antibióticos para curarme?

Sus síntomas son tos, congestión nasal, lagrimeo y mocos. La tos a veces es muy latosa y nos puede durar varios días e incluso acompañarse de flemas. Pero esto no es malo, es un mecanismo que tiene el cuerpo para ayudarnos a que limpiemos todas las flemas y así evitamos que se acumulen en nuestros pulmones y se puedan infectar.

El resfriado suele ser por una infección vírica y se suele pasar solo, después de unos días, sin necesidad de hacer ningún tratamiento. Como es una infección vírica no debemos usar antibióticos para combatirlo porque no son efectivos y lo único que haríamos sería favorecer la resistencia antibiótica, tal y como contaba mi compañera Raquel en uno de sus últimos post.

a

Pero claro si al final a pesar de haber intentado no cogerse un catarro, va y te lo coges seguro que podemos hacer algo ¿no creéis? ¿Qué se os ocurre?

Mientras tengas síntomas debes extremar las medidas de higiene para evitar que otros se contagien. Para ello es de vital importancia lavarse las manos a menudo, de manera correcta como nos explica Izaskun en este post. Pero además debes  lavarlas también después de toser, estornudar o sonarte los mocos. Así disminuirás la propagación de los virus.

Para evitar o disminuir los contagios es importante que te sitúes a una distancia de como mínimo 1 metro de las personas que no tengan síntomas, usar pañuelos de papel que puedas usar y tirarlos y además taparte bien la boca y la nariz para evitar que las micropartículas que salen lleguen lejos.

Estos consejos son para no contagiar a otros pero ¿qué puedo hacer por mí?

Es aconsejable tomar muchos líquidos, siempre claro que no lo tengas contraindicado por algún motivo, así te mantienes bien hidratado y las flemas son más fluidas por lo que salen con más facilidad. Si en casa tienes calefacción y el ambiente es muy seco pon recipientes con agua  encima de los radiadores o humidificadores eléctricos para crear un ambiente más húmedo.

Si tienes congestión nasal van muy bien los lavados nasales con agua salada o suero salino.

Y por supuesto, si siempre es importante, en estos momentos más. Evita fumar y los ambientes con humo. Igual puedes aprovechar este momento para plantearte dejar de fumar si es que lo haces ¿no crees?

Si tienes tos seca y te pica la garganta puedes utilizar pastillas para la tos o caramelos que te aliviaran el picor.

Pero desgraciadamente a veces a pesar de que sigamos todos los consejos los catarros se complican y entonces debes ir al centro de salud a que te valore un profesional sanitario.

¿Cuándo debes ir a que te valoren?

  • Si tienes fiebre de más de 38ºC durante más de 3 días.
  • Si tienes problemas para respirar, dolor en el costado o en los oídos.
  • Si tienes flemas con sangre o con mocos verdes o amarillentos.
  • Si debido a la tos no puedes comer y has bajado de peso.
  • Si la tos ha empeorado después de 10 días de haber empezado con los síntomas.
  • Si tienes un dolor de cabeza muy intenso

Así que ya sabes, este otoño e invierno cuídate mucho para evitar cogerte ningún catarro pero si al final no puedes evitarlo ya sabes lo que puedes hacer.

Esti Gamboa

Ba al dakigu zer egin erredura baten aurrean? ¿Sabemos cómo actuar ante una quemadura?

Erre al zara noizbait? Ba al dakizu zer egin kasu horietan?

¿Te has quemado alguna vez?7

Hace unos días mi amiga Elena se quemó la mano con aceite hirviendo, estaba friendo unas croquetas para la cena, y se volcó la sartén.

Al día siguiente me llamó por teléfono y me contó lo que le había pasado. Elena es enfermera y sabía lo que tenía que hacer ante una situación así. ¿Y tú?, ¿sabes lo que hay que hacer?

Sigue leyendo

Ura eta xaboia bikote paregabea!! ¡¡¡ Agua y jabón molan mogollón!!!

Garbiketarekin nahiko zorrotza naiz. Batez ere nire eskuenarekin.

Lo confieso: soy una persona bastante exigente con la limpieza. Soy muy estricta con los lavados de manos y mis hijos suspiran resignados cuando les inspecciono las suyas porque saben que le obligaré a limpiárselas si no están limpias.

Zertara dator hau dena? Nahiz eta gure garbiketa pertsonala mantendu, gure inguruan bakteria “foku” ugari ditugu ohartzen ez bagara ere.

¿Y a qué viene esto? Pues viene porque, a pesar de que seamos muy estrictos con nuestra higiene personal, en ocasiones tenemos cerca de nosotros focos de bacterias en nuestro hogar, y ni siquiera reparamos en ellos.

Ba al dakizue zein diren horietako batzuk??

¿Conocéis cuáles son los grandes focos de bacterias en nuestras casas?

Ordenagailuko teklatua:  Garbitzen al duzu teklatua edo arratoia? Esku zikinekin ikutzeaz gain, askotan jaten ari garenaren apurrak ere erortzen zaizkigu. Konponbidea xurgagailu batekin pasatzea, teklatuari buelta ematea, alkohol pixkatekin garbitzea izan daiteke. 

El teclado del ordenador: sí, seguro que en tu casa tienes un ordenador, ya sea de sobremesa o portátil. ¿Sueles limpiar su teclado? ¿Y haces lo mismo con el ratón? En la mayoría de las ocasiones la respuesta es que no. Y el hecho de tocar nuestro teclado con las manos sucias, comer algo mientras trabajamos y que caiga alguna migaja encima (confiésalo, tú también lo has hecho), convierte a nuestro ordenador en un foco de bacterias mayor al de…. ¡¡un inodoro!! ¿La solución? Un poco de aire a presión o un aspirador (voltear el teclado también es buena idea), una brocha fina y un trapo humedecido al que le echaremos un poco de alcohol, serán suficientes. Recuerda que tu ordenador, además de antivirus…… necesita antibacterias.

a.jpg.png

 

Sukaldeko espartzua: Ondakinez gain, etengabeko hezetasuna dago bertan, beraz bakteriak ugaltzeko toki aproposa da. Sukaldean erabiltzeko dugun trapu horiarekin gauza bera gertatzen da. Egosiz gero, ez ditugu bakteria guztiak desagertarazten. Egokiena, maiz aldatzea da.

El estropajo de cocina: sí, eso seguro que todos lo intuimos. Y es que un objeto con el que continuamente estamos limpiando restos de comida y que encima está en constante humedad, es el lugar idóneo para que se reproduzcan las bacterias. Hay quien utiliza métodos caseros para eliminar las bacterias, como hervirlos, pero eso no supone ninguna garantía contra las bacterias más resistentes. Yo desde luego considero que el mejor método que podemos utilizar es reemplazarlos muy a menudo. Por cierto, el mismo problema tiene es famoso trapo (normalmente amarillo) de cocina, que utilizamos para secar la fregadera y sus aledaños, con el agravante de que con él limpiamos o secamos la encimera de la cocina, la vitrocerámica o el hule de nuestra mesa, extendiendo nuestro foco de bacterias a toda pastilla por nuestra cocina. De hecho, ya lo decía ese dicho popular con un poco de humor aquello de : “El trapo de la Benita pone más m….. que quita”. Solución: acortar su vida útil y cambiarlos muy a menudo. Por cierto, fijaos en las pescaderías, carnicerías, charcuterías de la mayoría de las grandes superficies y no los veréis; están prohibidos precisamente por lo que comentábamos antes.

Kumuneko belakia: Etengabeko hezetasuna, beroa eta ondakin organikoak elkartzen dira bertan, beraz bakteria eta onddoentzat oso toki aproposa da.

 La esponja del baño: no en todas las casas se utiliza, pero tiene el mismo problema que el estropajo de la cocina. Se mezclan restos orgánicos con un entorno de mucha humedad y calor y las bacterias y los hongos proliferan por doquier. Yo desde luego no las utilizo jamás, ya que lo único que hacen es extender bacterias por nuestro cuerpo. ¿La solución? Pues agua y jabón, no hace falta más para lavarse adecuadamente.

Hortzetako eskuila: Maiztasunez aldatzea komeni da.

El cepillo de dientes. Pues sí. Si lo pensamos detenidamente, el cepillo de dientes convive con los tres factores de los que hablábamos en los puntos anteriores: restos orgánicos, humedad y calor. ¿Cómo debemos proceder con él? Pues lo primero que deberíamos hacer, tras utilizarlo, es limpiarlo bien con agua para retirar las impurezas que hayan podido salir de nuestra boca. Lo ideal a continuación es sumergirlo en un enjuague bucal antibacteriano, vinagre blanco o agua oxigenada tal y como nos comentaba Elena en este post. Una vez hecho esto, es mejor no taparlo, sino dejarlo que se seque al aire, a poder ser de pie, y sin estar en contacto con otros cepillos de dientes (así evitaremos la contaminación cruzada). Y lo más importante: reemplazadlo con asiduidad. Por higiene y también porque los cepillos pierden su poder limpiador.

Ez ahaztu eskuak maiz garbitzea infekzio desberdinak ekiditeko.

En definitiva, evitemos o controlemos estos focos de bacterias. ¡Ah! Y no os olvidéis de lavaros periódicamente las manos. Así evitaremos la posibilidad de transmisión de enfermedades a otras personas, así como provocarnos infecciones a nosotros mismos, ya que involuntariamente, a menudo nos llevamos las manos a los ojos, la nariz o la boca con las manos no demasiado limpias y podemos favorecer la aparición de infecciones.

Así que acuérdate…… ¡¡¡agua y jabón molan mogollón!!!

Esti Gamboa

Los engaños de la mente

Empieza un nuevo día, el desayuno para todos, los niños, los abuelos, el trabajo, el trabajo de casa, los novietes de los niños, las extraescolares, las carreras. ESTOY HARTA. Hace un tiempo todo era más fácil.

A los niños los metía en la bañera, la ropa a la lavadora y se terminó el problema. Los llevaba debajo del brazo a donde me daba la gana y tan contentos todos. Los abuelos eran independientes, no me necesitaban. Al contrario, si surgía algún problema estaban ahí para ayudar. ¿Y las comidas? todo el mundo protesta y nadie apoya, aunque sólo sea dando ideas. Tengo la suerte de tener un trabajo multifunción. Cada día hago cosas diversas. Aun así, con el paso del tiempo, la monotonía se hace patente. Los roles domésticos están mal repartidos y aun teniendo ayuda, la mayor parte recae sobre mí. Cuando llega el fin de semana estoy agotada, solo pienso en descansar. Y el domingo por la tarde me siento, de nuevo, engañada. Vuelta a empezar y mas cansada que el viernes. ¿Os suena verdad?

Mi naturaleza no es pesimista. Sin ser una optimista nata, tiendo a buscar la parte buena a la vida y a las situaciones por las que me obliga a pasar, y a prender de ellas. Y es que vivimos en un mundo que nos lleva por un camino que rara vez tiene vuelta atrás.

¿O tal vez estoy en un error y sí hay vuelta atrás? ¿Es posible que pueda darle un enfoque diferente, que me haga ser más feliz y sentirme más satisfecha?

Desde hace un tiempo llegan a mis manos libros, artículos, videos, etc, que hablan de los engaños de la mente y sus consecuencias.

Definimos la mente como un conjunto de actividades psíquicas conscientes e inconscientes.

El cerebro recibe la información por medio de conexiones neuronales y rápidamente la analiza y responde. Es el encargado de mantener y regularlas funciones del cuerpo, pero también el órgano en el que reside la mente y la conciencia del ser humano.

Por lo que se puede decir que la mente seria una función más del cerebro encargada de organizar la conducta.

 

 Mi cerebro me defiende de los peligros externos. Y para defenderme tiene incontables recursos que se han ido acumulando a través de las experiencias vividas. Cada vez que me enfrento a un nuevo reto, mi mente considera que me estoy enfrentando a un nuevo peligro e intenta alejarme de él por medio de los miedos. Miedo al fracaso, miedo al ridículo, a la vergüenza. Pero si siempre hago lo mismo, el resultado siempre será igual. Es necesario cambiar para obtener resultados diferentes. Y nuestra mente se resiste a cambiar.

Para entender mejor nuestra mente, es necesario entender una serie de conceptos:

Zona de confort, es lo conocido y cómodo. En esta zona se encuentran las habilidades adquiridas, los hábitos, las rutinas, actitudes los comportamientos. Incluso cuando es malo, si forma parte de la rutina estamos en la zona de confort.

Por ejemplo cada día soporto una caravana de una hora para llegar al trabajo, pero como es lo conocido no busco rutas alternativas y aunque proteste por ello sigo yendo por el mismo camino. O cuando discuto con mis hijos porque tienen la habitación desordenada, no le pongo solución y cada día tenemos la misma guerra. Estoy en mi zona de confort aunque no sea algo bueno y deseable.

En esta zona es donde se producen los engaños de la mente. Lo conocido es seguro. Aquí no existen peligros. Estoy a salvo. , por experiencia, como actuar y cuáles van a ser las consecuencias de mis actos. Todo lo que es nuevo se rechaza inconscientemente. Hay mucha resistencia al cambio. Es mi mente que me defiende de lo desconocido.

 

Zona del aprendizaje, salimos a ampliar nuestro mundo. Modificar hábitos, observar, experimentar para aprender.

Hay que salir a lo desconocido para estar en la zona de aprendizaje. A algunas personas les apasiona y a otras les asusta. Cuando acudimos a los talleres de Paciente Activo es nuestra zona de aprendizaje la que nos impulsa a hacerlo.

Zona del pánico, es la zona de no experiencia, la zona del cambio, la de los retos.

Habitualmente salimos de la zona de confort a la zona de aprendizaje para retornar a la zona de confort. La zona del pánico nos asusta. Todo lo que hay allí es complicado y nuevo. Nuestra mente-cerebro no tiene experiencias previas. Seguro que nos haremos daño si caemos y no nos podemos levantar. Lo que ya conozco es seguro. Se produce una tensión emocional que se enfrenta a la tensión de aprendizaje que todos tenemos.

Tememos que conseguir que la motivación salga victoriosa frente a los miedos.

Lo primero es re-conocer lo que queremos cambiar en nuestras vidas. La clave para asegurarnos el cambio es aceptar el presente. No podemos cambiar lo que no existe. Cuando aceptamos que debemos cambiar nuestra actitud por una actitud más positiva para nosotros y que beneficie a nuestra vida, estamos empezando a cambiar. Nada nos impide volver a la zona de confort y añadirle más conocimiento y experiencia. Tenemos múltiples creencias limitantes que  activan emociones negativas que tenemos que ignorar para cambiar. Nuestra mente no entiende el no, por lo que simplemente las ignoramos.

Lo siguiente es la motivación, cuando nos motivamos con propósitos y visiones de lo que queremos llega a ser, hacemos de nuestro mundo, un mundo diferente.

Si no nos motivamos primero, nadie lo hará por nosotros.

Seguir adelante con mis propósitos, creer posible el cambio, crearlo en mi mente, actuar de forma diferente, como lo he planeado y sostener los cambios por medio de la voluntad.

Estas son las bases de la psicología del cambio.

No juzgarnos por lo que hacemos, mirar hacia lo que queremos hacer. Tenemos que atrevernos a fallarnos a nosotros mismos  y a los demás. Y si caemos, nos volvemos a levantar. Cuando las cosas no marchan como planeamos, no darnos por vencidos. Necesitamos disfrutar de lo que hacemos. A medida que perdemos miedo, ganamos confianza y somos cada vez más dueños de nuestra vida.

La vida nos enfrenta a situaciones difíciles, aunque sean cotidianas. Si no tuviéramos dificultades, nunca avanzaríamos. La vida plana no nos aporta ningún beneficio. Son necesarios las dificultades, los retos y los problemas para avanzar.  Es preciso dar un giro de 180 grados a nuestro pensamiento y aceptar los retos como amigos que ayudan a que mi vida cambie.

Y sirve para todo. Cuando quiero perder peso, o dejar de fumar, o que mi familia participe en las tareas domesticas, o que mi trabajo sea más gratificante.

Reconocimiento de lo que quiero cambiar, Motivación para hacerlo, Perseverancia para continuar cuando he fallado y Pensamiento positivo porque los cambios siempre son posibles. Todo depende de la actitud

 

Sin título

Magdalena Vázquez

La gripe ya está aquí

Las condiciones climatológicas  de este año están favoreciendo el retraso  en la aparición del brote de gripe anual, aunque ya  empiezan a aparecer  los primeros casos  y se espera  el  brote como muy tarde en febrero. 

¿Qué es la gripe?

Es una infección que ataca nariz,  garganta y  pulmones y que se propaga fácilmente.  En general  la contraemos cuando inhalamos gotitas provenientes de la tos o de los estornudos de alguien que  ya la tenga. También la podemos contraer si tocamos algo que contenga el virus y luego nos tocamos la boca, la nariz o los ojos.

A menudo confundimos gripe con resfriados. Son dos procesos distintos pero algunos síntomas coinciden. En ambos casos son producidos por virus. La diferencia fundamental, entre los virus que producen un resfriado o la gripe, es que el virus de la gripe es específico cada año, por  eso  las campañas de vacunación de la gripe  tienen que ser rediseñadas  anualmente ya que  el virus  muta muy rápidamente y aparecen  nuevas cepas que hacen que las vacunas de años anteriores no sirvan. Los virus que pueden contagiar un resfriado son múltiples, por eso  podemos  tener varios  resfriados  al año.

La gripe suele empezar de repente,  con fiebre alta, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal, puede haber mareos, náuseas y vómitos. La fiebre y los demás síntomas suelen desaparecer en la mayoría de los casos en el plazo aproximado de una semana.

Un resfriado puede tener algunos síntomas similares, como congestión nasal, dolor de cabeza y garganta, tos, picor de ojos, estornudos  pero se diferencia en que no hay fiebre o  ésta es más baja.

La gripe tiene dos síntomas que la diferencian de un resfriado: fiebre mucho más alta, alrededor de los 38 grados y  quebrantamiento general o dolor de huesos generalizado, es esa sensación de que nos duele todo el cuerpo y no podemos levantarnos de la cama.

Tenemos que tener en cuenta que como la infección es vírica y no bacteriana no podemos usar antibióticos  para tratarla  porque estos no son eficaces ante los virus. Los tratamientos que podemos usar  son sintomáticos, es decir alivian los síntomas  y nos hacen  más llevadera la enfermedad mientras dure, pero no atacan la causa.

Estos medicamentos son los llamados antigripales que  suelen tener tienen varios compuestos:

  • uno de ellos será un analgésico/antipirético que puede ser paracetamol  o ácido acetil salicílico o ibuprofeno y sirve para paliar el dolor o estado de malestar general   así como para bajar la fiebre.  La mayoría de los antigripales  que usamos tiene paracetamol
  • Otro compuesto es un antihistamínico para tratar la secreción nasal, los estornudos y el lagrimeo.
  • Otro es un descongestivo  para desatascar la nariz en la congestión nasal.
  • También puede tener un antitusivo.

Suelen venir en forma de pastillas efervescentes o sobres solubles, esto es porque de esta forma se absorben más rápidamente  que si son en comprimidos. Algunos antigripales llevan el apellido forte, nos parece que son mejores pero la diferencia es que la dosis de analgésico es mayor (1000 mg. de paracetamol en vez de 650mg.) y realmente no es necesario.

Aunque en general estos medicamentos son compatibles con la mayoría de otros medicamentos,  las personas que llevan tratamientos crónicos deben consultar con un sanitario  para saber si hay algún problema al tomarlos a la vez.

La forma de tomarlo es  de un sobre o comprimido efervescente cada 8 horas durante 3 días. Si pasado este tiempo no se nota mejoría progresiva de los síntomas  entonces  se debe acudir al médico para que haga una valoración. La mayoría de las personas no necesitan que les vea un médico cuando tienen síntomas de gripe porque en general no están en riesgo de presentar un cuadro gripal grave pero sí será necesario si los cuidados personales no  están funcionando.

Tenemos que saber que no es lo mismo una gripe en una persona sana que en  una persona anciana o que tiene cualquier enfermedad crónica.  Hay que tener en cuenta que estas infecciones víricas a veces pueden dar lugar a complicaciones bacterianas pulmonares como una neumonía. Son las personas que están en alto riesgo de sufrir complicaciones por la gripe las que pueden necesitar  ir al médico si la contraen.

Además de guardar cama y tomar antigripales  es importante tomar bastantes líquidos  que por un lado nos mantienen  hidratados ya que la fiebre  nos hace  sudar bastante, y por otro nos ayuda a humedecer  las mucosas y la tráquea para que el sistema respiratorio responda  con mayor elasticidad ante la tos  y ésta sea menos dolorosa.

No fumar ni beber alcohol.

Es importante tomar medidas para evitar  contraer la gripe o contagiar a otras personas si ya se tiene.

La principal medida preventiva es la vacunación  en el periodo de  campaña antigripal que va de octubre a diciembre. Se recomienda a  pacientes de riesgo: aquellos que tienen enfermedades crónicas , embarazadas y mayores de 65 años.

Para no contagiar además es importante quedarse en casa al menos un día sin fiebre , no compartir  alimentos ni utensilios , cubrirse la boca con pañuelo al toser y tirarlo luego a la papelera, lavarse la manos con frecuencia y siempre tras estornudar o toser. Si no se dispone de pañuelo, toser sobre la manga de camisa, no al aire y evitar siempre tocarse ojos, nariz y boca ya que la gripe se transmite por contacto o proximidad con mocos y secreciones.

El periodo de incubación de la gripe es de aproximadamente 2 días. Lo tendremos en cuenta tanto si la padecemos como si son personas próximas a nosotros las que la tienen, intentando evitar el contacto directo, extremando las medidas de higiene y en época de brote de gripe teniendo especial cuidado con sitios cerrados o grandes aglomeraciones.

Una de las medidas más eficaces y sencillas  para evitar contagiarse o transmitir tanto la gripe como otras infecciones respiratorias es el  LAVADO DE MANOS  frecuente con jabón normal; no es necesario usar desinfectantes ni antisépticos. Siempre se debe realizar tras ir al baño, antes de comer y tras estornudar o toser. Como el virus está en las secreciones de nariz y boca es importante mantener las manos alejadas de la cara ya que lo distribuimos a todo aquello que tocamos posteriormente.

En lugares con mucha gente durante periodos de gripe hay que tener en cuenta que todo lo que se tocamos con las manos como puede ser barandillas, manillas de puertas, interruptores,  botones de ascensor, etc.  puede  ser foco de contagio ya que muchas personas no se  lavan las manos  después de estornudar y pueden tocar algo que nosotros posteriormente tocaremos.

Nos lavaremos siempre las manos al llegar a casa.

Elena Resines

¿Qué debemos tener en nuestro botiquín casero para una cura?

Hace algunas semanas hablábamos del botiquín casero y cómo es conveniente tener uno, en qué condiciones y qué elementos debemos guardar en él. Decíamos que debía contener algunos medicamentos que necesitemos puntualmente para molestias que no precisasen en principio de una valoración médica inmediata como analgésicos,  antitérmicos, antiinflamatorios, antidiarréicos… También los medicamentos que usemos por cualquier enfermedad crónica y además material para hacer unas curas básicas. De esto último trataremos hoy.

Muchas veces en nuestra propia casa pueden ocurrir pequeños accidentes domésticos que con un botiquín a mano podremos resolver sin más  y otras veces nos permitirá  hacer una primera cura antes de acudir a un centro sanitario. Debemos revisar  periódicamente que ese material  se encuentre en buen estado, que los elementos estériles que estén intactos, los envases bien cerrados y comprobar las fechas de caducidad. El material que se pueda volver a utilizar en próximas ocasiones debe guardarse limpio y/o  desinfectado, si se ha usado para una herida abierta.

Lo primero a tener en cuenta para realizar cualquier cura es  que  hay que realizarla en las mejores condiciones higiénicas y de asepsia que podamos conseguir en casa. El lavado de manos es imprescindible: agua y jabón, frotar durante un minuto las manos hasta las muñecas friccionando bien entre los dedos,  yemas de estos y  palmas. Si además tenemos un gel hidroalcohólico, mejor que mejor, pero no es imprescindible. Vamos a enumerar algunas cosas básicas  que nos pueden ser útiles tener:

  • Tijeras de punta redondeada que se tendrán solo para uso del botiquín. Se deben  lavar con agua y jabón  para retirar restos y desinfectar con alcohol de 70º siempre después de cada uso.
  • Pinzas: útiles  para extraer cuerpos extraños o astillas en la piel. También se deben limpiar correctamente después de cada uso y desinfectar. Además puede usarse una aguja intravenosa cuando los cuerpos extraños están más profundos o son muy pequeños porque permite cortar la piel con el bisel, sin hacer mucho daño. Se puede usar para romper una ampolla por una rozadura de zapato antes de limpiarla con antiséptico y cubrirla con un apósito. Si se usa, se debe eliminar en un contenedor adecuado para agujas.
  • Jeringa desechable: para lavados de heridas y lavados nasales, con suero fisiológico. También se usa para administrar jarabes ya que la dosis se puede dar más ajustada y se maneja mejor en su administración que la cuchara, por ejemplo en niños pequeños.
  • Tiritas, son mejor las de tela que las de plástico y apósitos de tejido sin tejer ,son un poco más grandes que las tiritas, de  tejido hipoalergénico , llevan un cuerpo central de algodón y permiten cubrir zonas más extensas.
  • Esparadrapo hipoalergénico para fijar apósitos, vendas.
  • Gasas estériles .  Sirven para la limpieza y secado de la herida así como para cubrir la misma posteriormente y evitar que se infecte. Son de un solo uso. No se debe utilizar algodón para tratar directamente sobre una herid , porque deja restos adheridos a ésta.
  • Vendas de algodón para sujetar las gasas tras una cura , vendas elásticas,   para cubrir  lesiones en muñeca , codo, rodilla, tobillo…, al ser elásticas , se adaptan mejor a estas zonas y evitan poner esparadrapo directamente sobre la piel. En un momento determinado podemos utilizarlas para hacer un cabestrillo improvisado.
  • Bolsa  térmica: Se recomienda aplicar frío después de un golpe, para disminuir la inflamación o en torceduras. El calor seco es más adecuado para otros procesos como lumbalgias o contracturas. 
  • Guantes desechables, de vinilo u otro material que no sea látex, para reducir el riesgo de contaminar al hacer la cura. Es mejor no utilizar guantes de látex por el riesgo de alergias a este material, que a veces es desconocido.
  • Termómetro digital, es el mejor por su lectura rápida y sobre todo porque no tiene mercurio. También están los óticos que son muy cómodos, rápidos y fiables.
  • Antiseptico de uso tópico. Los que debemos usar son: la povidona yodada  y  la clorhexidina .Se deben aplicar después de limpiar la herida.   Los antisépticos despejan la zona donde se aplican de agentes patógenos , microorganismos y esporas. De esta forma se garantiza una mejor cicatrización de la herida ya que se  disminuye el riesgo de infección. Las heridas infectadas no cicatrizan hasta que se ha eliminado la infección.

La povidona yodada ( Betadine) Es  el antiséptico más extendido, tiene un gran poder bactericida pero se inactiva en presencia de sangre, exudados por lo que se usará en heridas recientes sin restos de sangre o pus. Se absorbe por la piel por lo que las mujeres embarazadas y en período de lactancia, deben evitar la aplicación de povidona yodada en áreas extensas de la piel y en la zona vaginal, así como su uso prolongado, sin consultar antes al médico. Tampoco se debe usar en lactantes. El yodo se deja secar  durante un minuto una vez aplicado  antes de cubrirla herida  y no debe usarse si se sospecha de alergia .

La  clorhexidina, ( Cristalmina) es  uno de los mejores antisépticos para usar en casa (acaba con gran variedad de gérmenes). No es irritante ni se absorbe por la piel y a diferencia de otros antisépticos, no se inactiva en presencia de materia orgánica. Alcanza un efecto máximo en 20 segundos. . Por todas estas cualidades parece ser uno de los más indicados en la desinfección de heridas, usando sus concentraciones del 0.02 al 2%.

Los antisépticos no deben mezclarse, se usa uno u otro pero no se alternan. Los envases con que se aplican no deben tocar la piel ni las gasas para evitar que se contaminen para usos posteriores.

Hay otros antisépticos que quizás  utilicemos y que deberíamos abandonar para realizar curas, como el mercurocromo ( Mercromina) que tiene muy baja efectividad , el alcohol que solo es eficaz en piel integra ( vemos que lo usan para desinfectar la piel antes de poner una inyección o hacernos un análisis) pero que en heridas, deseca la piel y forma una costra (la postilla de toda la vida), debajo de la cual pueden acumularse bacterias y causar una infección; tampoco debe usarse el agua oxigenada , que en todo caso puede servir para limpiar la herida pero luego deberemos usar otro antiséptico.

  • Suero fisiológico , útil para limpieza de heridas de forma aséptica .También para lavados nasales  con jeringa, para descongestionar  en afecciones de vías altas  así como en lavado de ojos cuando hay secreciones o algún cuerpo extraño que molesta mucho. Tras cada utilización se debe rechazar el sobrante  o usarlo como mucho en las próximas horas.
  • Producto a base de amoniaco , útil para aliviar las molestias por picaduras de mosquitos y otros insectos, los encontramos fácilmente en la farmacia.
  • Pomada para quemaduras superficiales ( salpicaduras aceite, agua caliente, café, contacto con cosas calientes…), aunque  lo mejor ante una quemadura es sumergir la zona afectada en un recipiente de agua fría durante unos  20 minutos, ya que  el frio bloquea la inflamación y tiene efecto anestésico; así evitaremos que salga  ampolla o que sea menor. Si la quemadura es muy superficial , de primer grado, en la que solo hay enrojecimiento o hipersensiblidad , bastaría con una crema  a base de óxido de zinc tipo las que se usan para eritema de pañal de los bebés. También puede usarse alguna de Aloe vera porque reduce la inflamación y el enrojecimiento. Si la quemadura es de segundo grado superficia o con con ampolla, usaremos una con Sulfadiazina argéntica. Pero ya en este caso o si es  una quemadura grande o profunda lo mejor acudir cuanto antes a un centro sanitario.                                                       No se deben aplicar en las quemaduras productos tales como aceite, manteca, hielo , pasta dentífrica, etc.
  • Crema para quemaduras solares:  Siempre debe utilizarse un fotoprotector alto si nos vamos a exponer al sol , entre 30 y 50 FPS.  Pero si tras tomar el sol nos aparece una quemadura podemos usar lo mismo que en el caso anterior. Si hay quemaduras graves, extensas o con ampollas , se debe acudir a un centro sanitario para que las valoren y traten adecuadamente.
  • Pomada para escoceduras de la piel , debidas al sudor , roce de alguna prenda, contacto con algún agente irritante  que causan enrojecimiento y sensación de quemazón . El oxido de zinc actúa como desinfectante y además tiene un efecto secante ideal para aplicar en zonas con irritaciones húmedas, además de un efecto calmante. Podemos usar la misma que en las quemaduras leves.

En la farmacia nos indicaran varias cremas o pomadas con estos productos  que es conveniente tener en el botiquín casero.

Con todos estos elementos y productos que hemos enumerado podemos atender inicialmente y en muchos casos resolver esos pequeños accidentes o problemas que pueden surgir de repente en nuestra casa.

Elena Resines

A %d blogueros les gusta esto: