Martxoak 8, emakume langilearen eguna mundu osoan. 8 de marzo, día de la mujer trabajadora en todo el mundo.

Emakumea, langilea eta pazientea. Denok gara pazienteak, neskak ere bai, baina tradizioz gu baino gutxiago “kexatzen” dira, bai, aitortzen dut, “kexati” batzuk gara.

Emakumea, langilea, ama, bikotekidea, alaba, amona, aliatua, pazientziaduna, bizitza osoan bere kargei eusten erakutsi duen pazientziagatik eta osasun zentzuan ere pazientea izan daiteke.

Pazientea, baina aldi berean zaintzailea, begiak ixten ditudanean eta nire buruak zaintza-irudi bat gogorarazten didanean, beti agertzen da emakume bat. Erizaina vs praktikantea, genero-rolak zorionez desagertzeko joerarekin, baina horiekin borrokan jarraitzen dugu.

Emakumea, langilea eta borrokalaria, isilean askotan, baina ahaleginean amore eman gabe, beti hor gelditu gabe.

Asko zor diogu emakumeari, langile guztiei, bizitza osoa lanean, atsedenik gabe, bizitza osoa nirekin, haien ondoan luze irautea espero dut. Zure aliatua izan nahi dut, zure laguna, zure lankidea, ikasteko, partekatzeko, hitz egiteko, sentitzeko…

a

Mujer, trabajadora y paciente. Todos somos pacientes, ellas también, pero tradicionalmente se “quejan” menos que nosotros, que sí, lo reconozco, somos unos “quejicas”.

Mujer, trabajadora, madre, pareja, hija, abuela, compañera, socia, aliada, y paciente, paciente por la paciencia que ha demostrado toda la vida aguantando sus cargas, a las que además en algunos casos se suma el de ser “paciente” en el sentido sanitario.

Paciente, pero a la vez cuidadora, cuando cierro los ojos y mi mente evoca una imagen de cuidado siempre figura una mujer. Enfermera vs practicante, roles de género afortunadamente con tendencia a desaparecer, pero con los que seguimos peleando.

Mujer, trabajadora y luchadora, en silencio muchas veces, pero sin cejar en el esfuerzo, sin parar siempre ahí.

Debemos mucho a la mujer, todas ellas trabajadoras, toda la vida trabajando, sin descanso, toda la vida conmigo, toda una vida que espero que dure mucho junto a ellas. Quiero ser su aliado, su amigo, su compañero, esa persona con la que aprender, compartir, hablar, sentir, …

Venan Llona @vllona

Alzheimer, Parkinson… Zuen ondoan gaude bizitzaren bidai berri honetan. Alzheimer, Parkinson… Estamos a vuestro lado en este nuevo viaje que os depara la vida

Batzuetan, bizitza aldatzeaz gain, zure senideen bizitza aldatzen duten egoerak topatzen dituzu. Zure bizitza aldatu egiten da, zure etorkizunarekiko itxaropenak aldatu egiten dira, eta hau dena zergatik? Gaixotasun kroniko, sendaezin eta ziur aski degeneratibo bat diagnostikatu berri dizutelako, zuri edo zure senide bati.

Alzheimerra, Parkinsona edo beste dementzia mota bat izan daiteke, egoera konplexu baten aurrean gaude, familia-egoera oso bat aldatzen duena edo alda dezakeena. Zalantzak, beldurrak… sortzen dira.

Azkenaldian eskuak dardarka dituzu, zurrun samar zaude, baldar,  zure andrea ez dago lasai eta neurologo batek zuri begiratzeko eskatzen dizu.

Beldurtuta zaude, kezkatuta. Neurologoak denbora bat darama galderak eta frogak egiten. Eta orain zer? Zer da hau? Zergatik galdetzen didazu hori? Hau azkar ala motel joango da?

Bat-batean konturatzen zara, denbora bat daramazula medikuak azaldu nahi dizunari jaramonik egin gabe. Erresonantzia magnetikoa egingo dizute, botika berriak hartzen hasiko zara, aholkuak ematen dizkizu… kosta egiten zaizu ulertzea.

Erizainak kontsultatik kanpo itxaroteko esaten dizu. Urduri zaude, kezkatuta. Zure egoera, urduritasuna eta kezka ulertzen dituela esan dizu. Baliteke orain, etxera joan eta familian hitz egitean, zalantza asko sortzea, ez da ezer gertatzen.

Hilabete barru, berriro ikusiko dugu elkar neurologiako erizainaren kontsultan, medikazioa errepasatuko dugu, zure egoera aztertuko dugu. Zuk eta zure familiak prozesuari eta gaixotasunari buruz izan ditzazkezuen zalantzak argitzen saiatuko gara, nutrizio-aholkuak emango dizkizugu… Bizi-bidaia berri honetan lagunduko dizugu, ez zarete bakarrik egongo. Erizaintzako kontsultaren telefonoa ere emango dizuegu, behar izanez gero gurekin harremanetan jar zaitezten.

Medikuaren kontsultaren barruan zaude zure amari laguntzen, kezkatuta. Azkenaldian, ahanzturak eta despisteak ditu, modu oldarkorrean jokatzen du …

Neurologoa galderak eta probak egiten hasten zaio … zuk uste baino huts gehiago egiten dituela ikusten duzu. Eta hau? Hain gaizki dago? Nerbioak izango dira… Eta Alzheimerra bada? Eta orain zer? Hainbeste galderen artean neurologoa eta zure ama egiten ari direnari kasu egiteari utzi diozula konturatzen zara. Neurologoak Alzheimerra izan dezakeela aipatzen du. Zuk esaten zenuen, baina zure aitak ezetz esaten zuen. Eta orain zer? Zein izango da prozesua? Azkar ala motel joango da?

Neurologoari kasu egiteari utzi diozu berriro. Erizainak dena azaldu arte itxaroteko esan dizu. Hainbeste zalantza eta galdera zenituen. Erizainak errepasoa egiten dizu. Erresonantzia magnetikoa, medikazioa… urduri zaude, zalantzak dituzu. Eta bi hitzordu ematen dizkizu, bata mediku-azterketarako, eta bestea, berriz, erizainarekin.

Neurologiako erizainaren kontsultan, botikak berrikusi ahal izango dituzue, tolerantzia ikusi, pazientearen egoera orokorra, arazo sozialak izanez gero, horiek aztertu. 

Bidaia berri honetan lagunduko dizuegu, dena aldatzen dela ulertzen dugu eta egoera berriak balorazio eta diziplina anitzeko esku-hartze etengabeak eskatzen dituela badakigu.

A veces en la vida, te encuentras situaciones que no solo te cambian la vida sino que cambian la vida de tus seres queridos. Tu vida cambia, tus expectativas de tu futuro cambian, ¿y esto por qué?, porque te acaban de diagnosticar una enfermedad crónica, incurable y probablemente degenerativa, a ti o a un familiar tuyo.

Puede ser Alzheimer, o Parkinson u otro tipo de demencia. Estamos ante una situación compleja que cambia o puede cambiar una situación familiar completa. Entran dudas, miedos etc. Veamos diferentes casos.

Últimamente te tiemblan las manos, estás algo rígido, torpe… Tu mujer no está tranquila y te insiste en que te mire un neurólogo.

Estás asustado, preocupado. La neuróloga lleva un rato haciéndote preguntas y pruebas, pero tú, en tu cabeza, estás a otra cosa. ¿Y ahora qué? ¿Esto de qué va? ¿Por qué me pregunta eso? ¿Esto irá rápido o lento?

De repente, te das cuenta que llevas un rato sin atender a lo que la médico te está intentando explicar. Te van a hacer una resonancia magnética, vas a empezar con medicación, te da consejos… Te cuesta asimilar, te cuesta entender.

La enfermera os dice que esperéis fuera de la consulta. Estás nervioso, preocupado. La enfermera sale y te lo vuelve a explicar. Te comenta que entiende tu situación, tu nerviosismo y preocupación. Puede que ahora, al ir a casa y hablarlo en familia, te surjan muchas dudas, no pasa nada.

En un mes nos volvemos a ver, consulta de enfermería neurológica, repasaremos la medicación (si la has entendido, si la has tolerado…), tu situación. Intentaremos resolver las dudas que tú y tu familia podáis tener sobre el proceso y la enfermedad, te daremos consejos nutricionales, de estilo de vida saludable… Te acompañaremos en este nuevo viaje de vida, no estaréis solos. También os facilitaremos el teléfono de la consulta de enfermería para que, en caso de necesitarlo, os pongáis en contacto con nosotras.

a.jpg

Estás dentro de la consulta médica. Preocupado. Acompañas a tu madre. Últimamente tiene olvidos, despistes, se comporta de manera algo agresiva…

La neuróloga le empieza a hacer preguntas, pruebas… ves que falla más de lo que tú creías. ¿Y esto? ¿Tan mal está? Serán los nervios… ¿Y si es Alzhéimer? ¿Y ahora qué? Te das cuenta que entre tanta pregunta has dejado de atender a lo que la neuróloga y tu madre están haciendo. Te intenta explicar lo que ve o puede intuir que le pasa a tu madre. Y es cuando te explica que, aunque hace falta alguna prueba más, tiene pinta de que es Alzheimer. Toma ya. Si ya lo decías tú. Pero tu padre insistía en que no. ¿Y ahora qué? ¿Cuál será el proceso? ¿Irá rápido o lento? Tantas y tantas preguntas que, has vuelto a dejar de atender a la neuróloga.

Te comenta que esperéis fuera que la enfermera os termine de explicar todo. Tenías tantas dudas y preguntas. La enfermera te hace un repaso. Resonancia magnética y medicación, te lo explica. Estás nervioso, tienes dudas. Y te da dos citas, una de la revisión médica y otra más cercana en tiempo con ella.

En la consulta de la enfermera de Neurología podréis revisar medicación, ver tolerancia, situación global de la paciente, problemática social si la hubiera, dudas que puedan surgir al llegar a casa sobre el proceso y la enfermedad. Haréis educación sobre estilos de vida saludables en la persona mayor. La enfermera os acompañara en esta nueva situación vital que tanto puede cambiar la vida en una persona y en todo su entorno.

En la consulta de neurología puede haber diversos diagnósticos y situaciones que puedan necesitar la valoración y las intervenciones de las enfermeras.

Éstos son sólo unos ejemplos de todas las actuaciones que podemos hacer. Os acompañaremos en este nuevo viaje porque entendemos que todo cambia y que la nueva situación requiere una valoración y unas intervenciones multidisciplinares, cercanas y continuas.

Tania Herrera Barcia

Ipuin bat (Jorge Bucay). Un cuento (Jorge Bucay)

Tristura eta amorrua

Erreinu liluragarri batean, non gizakiak inoiz ez diren iristen…

Bazen behin… urmael zoragarri bat, ur garbiko aintzira bat zen.

Urmael magiko eta garden horretaraino hurbildu ziren bainatzera, tristura eta amorrua.
Biek arropak erantzi zituzten eta biak biluzik, urmaelera sartu ziren.

Amorrua, presaka (amorrua beti dagoen bezala), berehala bainatzen da, eta are azkarrago, uretatik atera da…
Baina amorrua itsua da, edo behintzat ez du errealitatea argi eta garbi bereizten; biluzik eta presaka, atera zenean, aurkitu zuen lehenengo arropa jantzi zuen baina arropa hura ez zen berea, tristurarena baizik…
Eta horrela tristuraz jantzita, amorrua joan egin zen.

Oso lasai, beti bezala, tristurak bere bainua amaitu zuen eta inolako estuasunik gabe, nagikeriaz eta astiro, urmaeletik irten zenean bere arropa falta zela konturatu zen.

Denok dakigu, tristurari biluzik geratzea ez zaiola gustatzen, beraz, urmaelaren ondoan zegoen arropa bakarra jantzi zuen, amorruaren arropa.
Askotan, amorrua mozorro bat besterik ez da, eta mozorroaren atzean, tristura ezkutatuta dago.

Jorge Bucayk ipuin honekin gure bizitzaren zati handi bat nola pasatzen dugun gogorarazten dit, gure emozioak etengabe estaliz eta mozorrotuz, askotan, geu ere ez gara gai benetan sentitzen duguna identifikatzeko.

Askotan, ez dakigu zer gertatzen den gure buruan.
Nik hau dena praktikan jarriko dut, tristura, amorrua, poza, gogo bizia … sentitzeko baimena emango dut, baita barruan sortzen ditugun emozio guztiak ere, bakoitza bere unean eta bere lekuan. Emozio enkistatuek, adierazi gabeek, min egiten baitigute.

La tristeza y la furia

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta…

En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas…

Había una vez…

Un estanque maravilloso.

Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…

Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia.

Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos, entraron al estanque.

La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida – sin saber por qué – se baño rápidamente y más rápidamente aún, salió del agua…

Pero la furia es ciega, o por lo menos, no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró…

Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza…

Y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre, a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque.

En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba.

Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la tristeza.

Jorge Bucay con este cuento me recuerda cómo pasamos gran parte de nuestra vida, tapando y disfrazando nuestras emociones tanto, que ni tan siquiera nosotros mismos somos capaces de identificar lo que realmente sentimos.

Pensando en esto entiendo las reacciones desmesuradas ante situaciones aparentemente cotidianas, normales…

Pensando en esto entiendo la incapacidad de reaccionar ante situaciones traumáticas…

Pensando en esto entiendo cómo entramos en bucle y nos resulta difícil salir…

Pensando es esto entiendo muchas cosas, la mayor parte del tiempo no sabemos qué pasa en nuestra mente.

Mi conclusión: voy a practicar, darme permiso para sentir tristeza, rabia, alegría, entusiasmo… y todas las emociones que creamos dentro, cada una en su momento y su lugar. Las emociones enquistadas, no expresadas nos hacen daño, no sólo por dentro.

2014-01-14-2961VVI8767

Tabira Aguirre

Txirristak. Toboganes

Forrest Gump gogora dezagun: “Bizitza txirrista bat bezalakoa da”. Bihurgunez beteta, abiadura desberdinekin eta kudeatzen ikasi beharreko momentuekin.

Noizean behin, mundua kanpotik begiratzea ondo etortzen da, perspektiba berri batekin begiratzea, nondik gatozen, zer lortu nahi dugun eta nora joan nahi dugun jakiteko.

Batzuetan, gure bizitzan aldaketak egin behar ditugu, beste helburu batzuk pentsatu, gure patuak bideratu…

Une honetan fase horretan nago. Gauza asko lortu nituen, helburu pertsonalak eta profesionalak besteak beste.

Txirristan erortzea, bertigoa, beldurra,…

Berrasmatzea, eboluzionatzea, eraldatzea eta errealitate berriei aurre egitea.

Erronka berriak, epe laburrera, epe ertainera, luzera inork ez daki nora iritsiko garen.

Berriz ere aztertu, birpentsatu eta berriz asmatu.

Vamos a evocar a Forrest Gump: “La vida es como un tobogán”. Llena de curvas, con velocidades diferentes, y de vez en cuando, caídas de vértigo que hay que aprender a gestionar.

De vez en cuando, hay que pensar “Que paren el mundo, que me bajo!”. Pero no para dejarlo, sino para mirarlo desde afuera, coger perspectiva, ver de dónde venimos, lo que hemos conseguido y a dónde queremos ir.

Tal vez tengamos que retomar algo, cambiar la manera de hacer, pensar en otras metas, enfocar nuestros destinos, …

Estoy en estos momentos en esa fase. Conseguí muchas cosas, muy arriba, todos los objetivos personales y profesionales cubiertos, exhultante.

Caída en picado en el tobogán, vértigo, abismo, miedo, ….

Reinventarse, evolucionar, transformarse y cambiar y afrontar las nuevas realidades.

Nuevos retos, a corto plazo, a medio plazo, a largo nadie sabe dónde llegaremos.

Toca de nuevo revisar, repensar y reinventarte y volver a hacer desde cero, ¿qué? Todo lo que haga falta. Es la vida.

Fabricante-de-toboganes-acuáticos-en-España

Venan Llona @vllona

Adiskidetasunak mina egiten duenean. Cuando la amistad hace daño

Adiskideak era askotakoak izan daitezke, laguntzen eta zaintzen gaituztenak edo mina eta kalte egiten gaituztenak. Gure lagunak gure osasunarekin zerikusi haundi dute. Pertsona onekin eta ondo sentiarazten gaituztenekin elkartzea osasuntsua da. Mina egiten gaituzten pertsonekin elkartzea ordea, osasungaitza.

Norbaitekin erlazio bat haustea ez da erraza, baina persona horrek ondo ez gaituenean sentiarazten gure bizitzatik ateratzea da aukerarik egokiena. Batzuetan beste persona aldatu daitekeela pentsatu dezakegu, baina denborarekin ez dela aldatzen egiaztatzean, persona horrekin hitz egitea da onena. 

Lagun toxikoak alde batera uztea erabakitzen duguenan, erabakiarekin aurrera jarraitzea da garrantzitsuena. Beste pertsonarekin hitz egitea beharrezkoa da erabaki bat edo bestea hartzeko garaian. Geure erruak zein izan diren ere onartu behar ditugu. Pentsatzen eta sentitzen duguna beste pertsonari esan diezaioguke beste, baina ez da komenigarria gaitzezpenak egitea.

Zer sentitzen dugu adiskidetasuna amaitzean? Liberazioa, harritu egin gaitezke ondo sentitzen garelako, urduritasunik eta tentsiorik gabe.

Existen amistades que son como si formasen parte de nuestra familia que nos ayudan, nos cuidan y podemos compartir muchas cosas de nuestro día a día y a su vez, les aportamos mucho a sus vidas. También hay amistades que hacen daño y pueden terminar perjudicándote, te aportan poco o nada y es mejor no tenerlas cerca. El cuidado de la salud abarca mucho más de lo que pensamos. Cuidarnos interiormente, a nuestro cerebro y a nuestro corazón, en lo que a sentimientos se refiere, es igual de necesario porque hay ocasiones en las que luego lo malo nos pasa factura pudiendo incluso llegar a enfermar. Estar con personas que suman, que nos hacen ser mejores y podamos pasar buenos momentos es necesario y muy saludable. Rodearnos de situaciones que nos dañan, de relaciones que son tóxicas y de conversaciones que atacan al final, nos hará mucho daño.

Romper con alguien no es fácil. Cuando ese alguien nos hace sentir mal es mejor sacarlo de nuestras vidas. Seguro que no son personas malas pero para nosotros sí lo son y a su vez podemos serlo para ellos. Hay señales que nos indican cuando las amistades son tóxicas y aprender a diferenciarlas o detectarlas pueden ayudarnos a darnos cuenta de que nos está pasando y podremos terminar por tomar la decisión de terminar con esas relaciones. Y es que hay veces en las que las relaciones se estancan aun habiendo cierto cariño pero no avanzan y empiezan a aparecer ciertos enfados que al final la situación no es buena para nadie. Este tipo de amistades con el tiempo están destinadas a romperse y hacerlo bien y de las mejores de las maneras no es fácil. Muchas veces el miedo de lo que nos va a traer nuestra decisión nos echa para atrás y pensamos que esa persona va a cambiar. Con el tiempo nos damos cuenta de que no es así y al final no nos queda de otra que poner fin si o si por que ya no podemos más.

Cuando ya tengamos claro de que no hay vuelta atrás sobre terminar con esa amistad tóxica, lo importante es seguir para adelante porque si no no lo haremos nunca. No entrar en una guerra llena de reproches de “tú has hecho….tú has dicho…..” a pesar de ser realmente difícil y duela, se puede conseguir y facilitará que esta situación no se alargue en el tiempo. Eso no significa que tengas que permitirlo todo y es un buen momento para decir basta y expresar lo que pensamos y sentimos, hablando dejando clara nuestra decisión. Si no lo tenemos claro y queremos seguir adelante con esa amistad, lo mejor es hablar con él o ella y así ayudarle para que pueda darse cuenta del daño que nos está haciendo y recapacite. Igual esa persona merece la pena. Lo mejor es hablar para arreglar las cosas, tomar un camino u otro y para que la otra parte sepa cómo nos sentimos. Sobre todo no usar lo que un día nos unió para hacer leña del árbol caído. Lo que se nos confió en su día contarlo a los cuatro vientos no nos va a hacer sentirnos mejor. Por el contrario empeorará las cosas y se puede convertir en una guerra que nunca terminará. El respeto hacia la otra parte, hacia nosotros mismos y a esa amistad que un  día fue, a pesar de no ser fácil mantenerlo y de que la otra parte no nos respete, es necesario para nuestro proceso de duelo y superación. Admitir nuestra parte de culpa sin machacarnos para asimilar lo que está pasando, para poder soltar y respirar nos va a ayudar. Porque nos podemos estar ahogando y necesitamos si o si respirar para poder pasar página. Admitir nuestra parte de culpa nos ayudará a aprender a poner límites a las amistades no consintiendo según que comentarios o situaciones. El no haberlo hecho en su día  le dará pie a esa amistad tóxica a seguir haciéndonos daño. ¿Y qué sentiremos cuando rompamos con esa amistad? liberación. Será como si nos hubiésemos quitado un gran peso de encima. Y hay que recordar que no estamos solos. Tenemos a gente que realmente nos quiere, nos valora y son amistades buenas. Nos sorprenderá descubrir que nos sentimos bien, sin tensión ni nerviosismo y disfrutaremos de la vida, de buenas conversaciones y  buenos momentos.

a

Nagore Taboada.

Ospakizunean murgilduta gaude! ¡Estamos de celebración!

Ostegunean Donostiako Miramon Parke Teknologikoko areto nagusian Paziente Bizia programako monitoreak omentzeko VII. Jardunaldia ospatu genuen. Jardunaldia Raquel Rodriguez kazetari bikainak gidatu zuen, hemendik eskerrik beroenak eman nahi dizkizugu.

Egun honetan Paziente Bizia osatzen dugun monitoreak, aspaldi ikusi ez ditugun kideekin elkartzeaz gain, bizitako esperientziak ere partekatzen ditugu.

Aurten, Ana Belen Pardo psikologak, komunikazio aberasgarri bat izateko gakoak eman zizkigun besteak beste.

Jardunaldiaren inagurazioa, Osakidetzako Zuzendari Nagusia den Juan Luis Diego Casalsek eskutik izan zen.

Isabel Sala, Iñigo Centeno, Izaskun Antúnez, Javier Lomas  eta Tamara Claveriak gai desberdinei buruz eztabaitadatzeaz gain, hobetu daitezkeen puntuez ere hitz egin ziguten.

Programako bi monitore beterano agurtu behar izan genituen: Jose Luis Guezala eta Carmelo de la Peña. Mila esker zuen inplikazioarengatik! 

22 monitore berriei akreditazioak banatu ondoren, ” Nire ikasketen esperientziak” kontakizun laburren II. Lehiaketaren sari banaketari ekin genion. Aurtengoan, irabazlea José Enrique Gutierrez Calvo izan zen.

Este pasado jueves fue un día especial para todos los monitores que formamos parte del programa. Participamos en la  VII Jornada de homenaje a los monitores del programa
Paziente Bizia – Paciente Activo que se celebró en el salón de actos del parque tecnológico de Miramón en Donostia.

Una vez al año nos juntamos todos los monitores que pueden acudir para compartir un rato juntos, charlar, volver a vernos las caras. Aprovechamos para formarnos en aquellos temas que nos pueden venir bien cuando hacemos los talleres. Este año hemos tenido el gran lujo de contar con una gran profesional Ana Belen Pardo, Psicóloga experta en habilidades de comunicación y gestión de equipos.

img_20190124_101353

……………………………………..

Toda la jornada ha sido conducida por una gran periodista, Raquel Rodríguez, que ha hecho que la jornada haya sido muy rica. Por ello desde aquí te queremos dar las gracias Raquel.

img_20190124_101104

Inauguró esta jornada el director General de Osakidetza Juan Luis Diego Casals. En su discurso agradeció la labor que hacen todos los monitores para que este programa sea una realidad.

img_20190124_120344

En estas jornadas siempre hay un hueco para debatir y buscar aspectos de mejora. En esta mesa de debate han participado Tamara Clavería, Isabel Sala, Iñigo Centeno, Izaskun Antúnez y Javier Lomas.

img_20190124_122051

En esa mesa se hablaron muchas cosas interesantes, entre las que podemos destacar:

Tamara: participar en este programa ha sido un reto para mí pero he conseguido muchas cosas entre otras, tomar conciencia de mis malos hábitos, así he podido cambiarlos para mi y mi familia.

Isabel: participar en el taller de Cuidando mi diabetes fue un punto de inflexión en mi vida, conseguir recuperar mi salud. Empezar a cambiar mis malos hábitos de vida y en 3 meses mi analítica había mejorado en todo.

Iñigo: participar en el taller me vino muy bien para quitarme miedos y para sentir que había personas que me miraban sin pena ni miedo.

Izaskun: ser monitora de este programa me ha hecho ser mejor persona. Yo doy muy poco en comparación con lo que recibo de los participantes de los grupos.

Javier: al principio estaba un poco desubicado, no sabía muy bien que hacía allí. Ahora estoy encantado de ser monitor. No sabía que en vez de dar yo iba a recibir de la gente que participaba.

Estas fueron unas de las muchas reflexiones que allí se hablaron. Otra de las ideas importantes que salieron fue que el programa se conocía poco entre la población. Se dieron muchas ideas para que esto cambiara pero yo desde  aquí os invito a que cada uno de vosotros que estáis leyendo esto, habléis del programa a vuestros compañeros, amigos, vecinos o todo aquel que creáis que se puede beneficiar de participar. Entre todos podemos hacer que se conozca un poco más.

…………………………………………

Este año también hemos tenido que despedir a dos compañeros, monitores desde hace mucho años, Jose Luis Guezala y Carmelo de la Peña, y a los quiero hacer un reconocimiento desde aquí por su implicación en el programa, por su generosidad y su implicación. Que seáis muy felices allí donde estéis.

A continuación se certificaron los 22 nuevos monitores que se han acreditado este año. No todos pudieron estar con nosotros ese día, os echamos de menos.

Gracias a todos vosotros por vuestras ganas, ilusión y esfuerzo para llegar aquí.

img_20190124_133357.jpg

Este año se celebró el II Concurso de relatos cortos. Recibimos unos relatos muy emotivos y muy bonitos pero desgraciadamente todos no podían ganar pero podéis leerlos y descargaroslo  pinchando aquí Relatos Paziente Bizia-Paciente Activo

Los ganadores de este año fueron: primer premio para José Enrique Gutierrez Calvo con el relato “En el lado oscuro”, el segundo premio para Ciriaco Sandoval Pérez por “De mala a buena vida” y el tercer premio para Ángel María González Mateos por “El último silencio”. Entregó los premios el Vice-Consejero del Departamento de Salud Iñaki Berraondo.

img_20190124_133834.jpg

José Enrique nos leyó en directo su relato. Una lectura muy emotiva y que fue un gran reto para él. Gracias por las bonitas palabras que nos regalaste. A partir de la semana que viene podréis leer los relatos ganadores en el blog, ¡no os los perdáis!

Cerró el acto el Vice-Consejero quien también agradeció a todos los monitores del programa su esfuerzo y dedicación y explicó que tanto el Departamento de Salud como Osakidetza están trabajando para que la ciudadanía vasca disponga de herramientas que les capacite a ser más resolutivos y autónomos, adquiriendo mayor seguridad en el cuidado de su salud.

Luego nos fuimos todos a compartir un lunch y a disfrutar de un agradable rato todos juntos. Espero que todos disfrutarais de este acto. ¡Hasta el año que viene queridos compañeros!

Esti Gamboa

 

Octubre, el mes del #cáncer de #mama

Octubre es el mes del cáncer, de las movilizaciones, del color rosa. Un color que cuando lo miras te inspira ternura, vitalidad, feminidad pero también significa lucha. El color rosa se asocia inevitablemente al cáncer de mama. Cuando ves un lazo, una camiseta o pulsera de ese color, sabemos que son solidarias para y por el cáncer de mama. Gracias al color rosa las asociaciones y todas y cada una de las personas que cada día con su trabajo, sus gestos y actos solidarios están ahí, se puede recaudar fondos para la investigación y así ayudar a muchas personas, familias que conviven cada día con esta enfermedad.

Pero no todo el cáncer de mama es color rosa. Hay un tipo que no se suele operar, no se cura y del cual poco se habla, es poco visible y necesita urgentemente de investigación, es el cáncer de mama metastásico. Desde hace año y medio convivo con un bicho metastásico. Durante unos días fui un cáncer de mama de pronóstico bueno, del que si se opera, del que te meten mucha caña con quimio y del que sí te curas. Un cáncer que es visible, a la vez que impactante por esa caída de pelo. En pocos días todo eso cambió drásticamente. Ese color rosa se convirtió en un color de soledad, de desconocimiento, de miedo. Un color oscuro, feo, que sentencia. Un color que significa tener una supervivencia de cada día y tener que vivir con la muerte como compañera de viaje.

Para mí no hay un día del cáncer. Para mí lo son todos. Al igual que lo es para cada una de las personas que conviven con un bicho metastásico. Como también lo fue para todas aquellas estrellas que se han ido a brillar al cielo por no haber podido superar esta batalla. Para mí el día del cáncer es también el día de los investigadores, de los médicos, de las enfermeras. Es el día de todas esas personas que no se rinden  nunca a pesar de los fracasos, de las pérdidas, de tener que volver a empezar teniendo que invertir miles de horas en esos laboratorios y hospitales, haciendo suya la lucha contra el cáncer sin serlo. Gracias a su trabajo, su empeño, sus ganas de querer encontrar una cura, una cronicidad con calidad de vida, quienes tenemos un cáncer podemos tener esperanza.

Octubre es un mes para dar visibilidad, para sensibilizar, para dar luz, voz y concienciar, para dejar de sentir miedo, para vencer ese miedo y así no darle ese poder al bicho. Es un buen mes para adquirir un compromiso, para la autoexploración, para los controles médicos, para no dejar de ir al médico y conseguir esa detección temprana en un estadio bajo, lo cual significa automáticamente poder vivir, poder superarlo, poder curarte. A pesar de que hay veces en las que como en mi caso aun mirándome cada año mi diagnóstico fue el peor desde el principio, a pesar de eso, también en mi caso es importante pillarlo a tiempo para poder seguir viviendo porque se puede vivir con metástasis, no es nada fácil pero se puede vivir.

cáncer mama metastásico

Octubre es un mes para recordarnos lo importante y necesaria que es la investigación, es sinónimo de vida para todos los tipos de cánceres y enfermedades en general. Sin la investigación no podríamos seguir viviendo, yo no estaría viva. Es un mes que tiene más de un color. Es el mes del cáncer de mama pero también es el mes del  cáncer de mama metastásico el cual su lazo no es color rosa, es un lazo poli cromático ya que en cierto modo representamos a muchos tipos de cánceres. Las metástasis son viajeras y les gusta ir al hígado, a los huesos, al cerebro, al pulmón….. No nos acordemos del cáncer de mama solo en octubre. No nos olvidemos del metastásico. Hagamos que todo el año se hagan actos, se de visibilidad,  se invierta  y se investigue este tipo de cáncer y el cáncer en general. No demos de lado a unos y lo demos todo a otros. Hagamos de los 365 días del año el día del cáncer para que no se nos olvide y no se deje de investigar por qué un día te puede tocar a ti, un día puedes ser tú.

 

Hagamos que entre todos tengamos la oportunidad de poder luchar y poder ganar la batalla al cáncer para que podamos seguir viviendo.

 

                                                                                                                         Nagore Taboada

Bakardadearen Ministerioa. Un Ministerio de la Soledad

Hace unos meses vi la noticia: “La primera ministra británica, Theresa May, anunció la creación de un Ministerio de la Soledad”.

Erresuma Batuan, bakardadea arazo larri bat da.

La soledad en el Reino Unido es un asunto de Estado. Este mal, que según un reciente estudio afecta a 9 millones de británicos. Se estima que en Inglaterra, la mitad de los ancianos de 75 años viven solos, lo que equivale a unos 2 millones de personas.

Txosten batek dioenez, bakardadeak, osasunera arazo larriak ekar ditzazke.

Un informe habla de una epidemia social de excluidos y asegura que la soledad causa serios problemas de salud a la tercera edad. Y puede ser tan perjudicial como fumar 15 cigarrillos al día. Aunque este fenómeno no distingue edades, los más afectados son las personas mayores. Sigue leyendo

Carpe Diem

Alberto 78 urteko sendagile erretiratua zen. Bazekien gertatzen zitzaiona eta ez zela biziko denbora askoz.

Hacía ya alrededor de dos años que Alberto sabía estaba viviendo de prestado. El diagnóstico era clarísimo: el tiempo se le acababa; su vida se extinguía. Tenía 78 años y era médico jubilado, por lo que sabía con detalle todo lo que le iba a ocurrir. Nunca fue un hombre que se escondiera ante los problemas y esta vez no iba a ser menos.

  • Nahi al dezu zatitxo bat?  – galdetu zuen Maria, bere alabak. ¿Te apetece un pedacito? –preguntó su hija María mientras le mostraba un apetitoso roscón de reyes.
  • Bai. Itxura ona du, zati txiki bat moztu ezazu – erantzun zuen ahots leun batekin. Sí. Tiene muy buena pinta. Pero corta un pedazo más pequeño –respondió con voz suave.

Albertok bost egun zeramatzen ospitalean. Bere alabak oparitutako kuadrozko pijama bat zuen jantzita.

Alberto llevaba ya cinco días en el hospital. Estaba sentado en una silla de su habitación. Llevaba puesto un pijama a cuadros que su hija le acababa de regalar. Ambos odiaban las ridículas chaquetillas que te proporcionaba el hospital. Eran deprimentes.

Bazekin ez zela ospitaletik irtengo. Denbora zijoan une hortan pentsatzen eta oso gertu zegoen.

Sabía que no saldría de allí. Llevaba tiempo pensando sobre este momento, y ese momento estaba muy próximo. Alberto era de esa clase de hombres que había reflexionado sobre la vida y la muerte, mucho antes del fatal pronóstico.

  • Mundua bitan banatzen da – esaten zuen. El mundo se divide en dos –solía repetir.
  • Denbora baterako gaudenaz kontziente garenok eta ez direnak. Los que somos conscientes de que estamos de paso, y los que no –sentenciaba.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: