Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Archivo para la Categoría "motivación"

Eta zuk, ba al duzu asmo berri onik?, ¿Y tú, tienes un propósito?

Denok izan ditugu asmo berri onak gure buruan. Horrek, eguneroko jardueretan aldaketak egitea eskatzen du. Ohiturak egokitzea oso zaila da, moldaketa txikiak izan arren.

“Propósito, tengo un propósito”. Todos en algún momento de nuestra vida nos planteamos que tenemos que cambiar algo de nuestra rutina, de nuestro día a día, del manejo de nuestra enfermedad crónica, en definitiva, nuestra voz interior nos avisa de que hay que cambiar la hoja de ruta. Dicen que somos animales de costumbre, y como tales nos aferramos a hábitos adquiridos y a rutinas establecidas, haciendo que cada vez nos volvamos más reticentes a salir se nuestra zona de confort. De esa burbuja de seguridad en la que también nos manejamos, simple y llanamente porque la inseguridad y el miedo a lo desconocido, al fracaso nos hace de una forma clara no lanzarnos al cambio.

Gaixotasunen aurrean jarrera aktiboa hautatzen laguntzen digute Paziente Biziko saioetan. Bertan, gure zainketan aktiboki parte hartzen, gure osasuna mantentzen eta gure gaixotasuna hobetzen lagundutzen diguten jarduerak egiten dira.

Dentro del Programa de Paciente Activo, el cual consta de una serie de sesiones en las que trabajamos con los integrantes del grupo diferentes aspectos para mejorar el control de nuestra enfermedad crónica, aprender a formular un propósito es algo muy importante.

Asmo berri onak denboraz gain, esfortzua ere eskatzen du, beraz momentu egokian proposatu eta gauzatu behar dituzu.

Cuando hablamos de formular un propósito no siempre lo hacemos bien. Bien porque aquello que queremos cambiar o mejorar no lo hacemos en un buen momento, o también porque queremos hacerlo de forma inmediata y a ser posible con poco esfuerzo personal. Y eso, me vais a perdonar, pero es literalmente imposible y llamado al fracaso más estrepitoso. En esta sociedad en la que nos movemos hoy en día, en la que nuestros más jóvenes quieren las cosas ahora y en su totalidad, sin dejar margen alguno a la fustración, dejar paso a valores como esfuerzo, ilusión por conseguir cambiar algo, tesón… etc se están perdiendo.

Como sabemos, cada vez afectan más las enfermedades crónicas también a los jóvenes, y lo hacen en muchos casos como consecuencia de unos hábitos de vida poco saludables, dando lugar a enfermedades cardiovasculares, diabetes, HTA, oncológicas…

Gaixotasun kroniko bat dugunok, gaixotasuna gurea dela jakin behar dugu, eta zaintza gure ardurapean dagoela.

Los pacientes crónicos debemos tener claro que la enfermedad es nuestra y aunque compartamos esa a veces pesada carga con los profesionales sanitarios que nos acompañan, con nuestros amigos y familiares, nosotros somos los responsables últimos de nuestro cuidado.

El Programa Paciente Activo puede ayudarnos a cambiar esa dirección de las velas en nuestro viaje de la vida, pero no conseguiremos nada si no somos capaces de implicarnos.

Benetan egin nahi duzun zerbait hautatu behar duzu, zentzuzkoa eta errealista izan behar da.

Cambia aquello de tu vida que creas que merece la pena cambiar, pero no esperes hacerlo sin esfuerzo. Lograr ese propósito personal, que puede estar relacionado con una mala alimentación, poco ejercicio, consumo de tabaco, problemas de comunicación con los que me rodean, vencer esa ansiedad que te paraliza, aceptar la marcha de un ser querido, aceptar que padezco una enfermedad crónica y que los demás no tiene la culpa de ello…. Como podéis ver el abanico de posibles cosas a cambiar se abre ante nosotros.

Asmo berri on bat hautatzera animatzen dizut.

Así que desde aquí te animo a que te formules un popósito. Elige algo que quiera de verdad cambiar, y plantéate una meta corta y realista sobre todo, con una medida razonable (si se trata de hacer más ejercicio o bajar de peso, consulta con tu médico de familia, enfermera o médico especialista; ellos pueden ayudarte a hacerlo de una forma adecuada a tus necesidades).

mensual

Como dice el estribillo de una preciosa canción de Diego Torres:
“ Saber que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos
afuera, pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón ….”

Izaskun Antúnez
Monitora Programa Paciente Activo

Udara eta kurtso amaiera. Verano y fin de curso

Blog hau, tailerren jarraipen bat izatea nahi dugu, informazio gehiago lortzeko eta elkargune bat izan dadin.

Terminan también los talleres que durante estas semanas se han estado impartiendo. De esos talleres os hablamos a veces directamente y a veces como referencia indirecta en muchos de los post o entradas de este blog. De hecho, y como hemos dicho en más de una ocasión,  este espacio virtual pretende ser de alguna manera una prolongación de lo que los talleres, tanto en su función de punto de encuentro como de aportar información.

Sorprende seguir encontrando cosas, no por sabidas menos estimulantes. Y como buen fin de curso conviene repasar algunas de ellas.

Aldaketak pixkanaka sartzen badira, proposatutako lorpen bakoitzak hurrengoa lortzeko gure konfiantza sendotzen du.

Puedo. Y podría más si creyera que puedo más. No se trata de positivismo. Se trata de constatar lo que en los talleres sucede. La experiencia nos demuestra que la dificultad para adoptar hábitos saludables tiene que ver con nuestras creencias limitadoras que se ven reforzadas por intentos fallidos en el pasado. Me refiero a comer menos cantidad, o comer más fruta y verdura, dejar de fumar, andar dos o tres días a la semana, etc… “Yo no valgo para eso porque ya lo he intentado y conmigo es imposible” Esa frase entierra cualquier esperanza de cambio. Y sin embargo, si los cambios se introducen poco a poco, perseverando, definiéndolos de modo preciso y celebrando cada logro de lo que nos hemos propuesto, esas creencias anteriores empiezan a diluirse y el círculo vicioso se reemplaza en un círculo virtuoso por el cuál la consecución de cada logro propuesto refuerza nuestra confianza en conseguir el siguiente.

Hasieran gure esperientziatik abiatuz eta gero gure laguntzeko desiotik; elkarri laguntzeko sarea ehunduz goaz.

Todos como enfermos crónicos tenemos una historia que contar y que queremos compartir. Es algo que se ve en las primeras sesiones. Queremos, como si fuera una necesidad vital, que nos escuchen, y queremos contar nuestras vivencias. Y según transcurren las semanas, empezamos también a escuchar a los demás. Aportamos al principio desde nuestra experiencia y más adelante desde nuestro deseo de ayudar al otro. Se va creando una especie de conocimiento común del grupo y una red de apoyo mutuo. Y las aportaciones tienen valor y utilidad para los participantes.

Tailerretan informazioa eman eta ezagutza transmititzen dugu.

En los talleres damos información y transmitimos conocimientos.  La gente piensa que sabemos dónde está la varita mágica y desde el primer día ya saben que no la tenemos. Pero descubren que no hace falta porque ellos y ellas ya hacen muchas cosas bien. Un ejemplo: si alguien, por lo general, suele cocinar saludable son las amamas,(abuelas). Ellas van al mercado, cocinan de modo variado, hacen una dieta basada en legumbres y verduras,….Cierto es que hay que hablar de ciertos prejuicios como “no pasar hambre” o “estar mejorado” y es posible que en ese sentido los talleres sean útiles. Más que transmitir conocimientos nuevos muchas veces lo que se hace es orientar, ajustar, y darle más utilidad a lo que ya solemos hacer.

Bizitzan gauzak egiteko modurik aktiboena aukeratzea garrantzitsua da; gauza txikietaz ari naiz: igogailua ibili beharrean oinez aritzea esaterako.

Qué importante son las palabras. Dieta, ejercicio, deporte,….. Cuando las sustituimos por alimentos saludables, conocer lo que comemos, actividad física, parece que se vuelven más accesibles. Caminar lo que sea ya es importante. Elegir en nuestra vida diaria la manera más activa y menos sedentaria de hacer las cosas ya es importante. Me refiero a los pequeños gestos que podemos hacer: levantarnos de vez en cuando en nuestro trabajo sedentario, aprovechar las labores del hogar para hacer algún tipo de ejercicio de flexibilidad, quedar con los amigos para pasear en vez de para tomar un café, elegir andar en vez de coche o ascensor…Todo ello hace que la vida activa nos parezca algo más cercano.

También hay algunos temas en los que el camino por recorrer es más largo. El más relevante es el que tiene que ver con nuestra relación con los medicamentos y con el sistema sanitario. Cuesta todavía  saber qué son las medicinas que tomamos y para que nos sirven, cómo tenemos que guardarlas en casa, qué debemos de saber de ellas en cuanto a efectos secundarios, tomarlas o si creemos que nos sientan mal comentárselo a los médicos o las enfermeras, etc.. Parece como si todo lo relacionado con el sistema sanitario lo tuviéramos “externalizado”, como si no fuera con nosotros y fuera solo asunto de los médicos y las enfermeras. Pero los enfermos somos nosotros.

Hauek dira tailerretan lantzen ditugunak bertaratzen direnek erabilgarritzat eta onuragarritzat jotzen dituztenak.

Estas son algunas de las muchas cosas que seguimos constatando y aprendiendo en nuestros talleres. Al final nos quedamos con la sensación compartida de que las personas que acuden a ellos los consideran útiles y beneficiosos. Eso y la satisfacción que transmiten son refuerzos importantes a la hora de creer en la idea de que ser un paciente activo es ser un paciente más satisfecho.

Udarako azken sarrera izanik, deskantsatu eta udara aparta eta osasungarria izan!

Esta es la última entrada antes del verano. Nos tomamos unas vacaciones que creemos merecidas. Al final del verano volveremos a encontrarnos con nuevas publicaciones. Hasta entonces os deseamos que descanséis y que tengáis un verano agradable y saludable!

vacaciones-verano-2015

 

Iñaki Etxebarria

#FFPaciente: Paziente guztiek kontuan eduki behar duten baliabide bat. #FFPaciente: Un recurso que todo paciente debe tener en cuenta.

Gaurkoan gonbidatu berri batekin gatoz, bere izena Oscar da eta ekimen berri bati buruz hitz egingo digu. Eskerrik asko gurekin partekatzeagatik Oscar!

Hoy tenemos un invitado en nuestro blog. Se llama Oscar y forma parte de una iniciativa dirigida a pacientes que nos va a explicar a continuación. Desde aquí queremos darle las gracias por compartirla con nosotros y os animo a todos a que la sigáis y participéis en ella. ¡Gracias Oscar! ¡Gracias #FFPaciente!

PROYECTO WEB

#FFPaciente bilera puntu bat da. Proiektuaren helburua pazienteei kalitatezko baliabideak erraztea eta beraien osasun egoeran—gaixotasunean trebatzea da.

La iniciativa #FFPaciente es un punto de reunión. Un altavoz de historias de pacientes. Un nexo entre profesionales sanitarios y pacientes y entre los propios pacientes. Un rincón 2.0 donde acceder a información fiable y de calidad. ¿Quieres saber más? Este proyecto nació en junio del 2015 de mano de Pedro Soriano en Twitter con el objetivo de compartir recursos para pacientes los viernes bajo el hasthag FFPaciente y, de esta forma, capacitar al paciente para manejar mejor su estado de salud-enfermedad. En estos 2 años ha crecido hasta estar presente en varias redes sociales como Facebook o Youtube, además de tener una web donde seguir compartiendo contenido. Yo soy Oscar Romeu, enfermero en la provincia de Bizkaia, y colaboro en el equipo de FFPaciente desde julio del 2016. Soy el coordinador de la sección de entrevistas. Al mismo tiempo, formo parte del equipo creativo colaborando en el canal de YouTube y, por supuesto, participo activamente los viernes compartiendo recursos para pacientes con #FFPaciente.

Proiektu honen atzean dagoen taldea hazi eta hazi dago. FFPacienteari esker, hainbat gaixotasun dituzten pertsonen eskutik, testigantza eta baliabide desberdinak eskuratu ditzazkegu.

El equipo detrás de este proyecto tan ambicioso está en constante crecimiento: ¡La familia FFPaciente no para de aumentar! Profesionales sanitarios, profesionales de otros campos y, por supuesto, pacientes. Ana Cordobés (paciente de Lupus), Jacobo Caruncho (paciente de Esclerosis Múltiple), Celia Marín (paciente de Psoriasis), Ruth Cantó (superviviente de Cáncer de Mama) y Domando al Lobo (paciente de Lupus, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia,…) son ejemplos de pacientes activos, compañeros y amigos que hacen avanzar la iniciativa cada día. Pero somos muchos los integrantes de esta iniciativa. FFPaciente facilita testimonios de pacientes activos de diversas patologías (VIH, psoriasis, celiaquía, diabetes,…) ofreciendo, además, recursos como blogs de pacientes o asociaciones, entre otros. Recientemente, hemos empezado a compartir entrevistas en formato vídeo en nuestro canal de YouTube en la sección ‘La Voz del Paciente’.

Begoña, paciente de Crohn, cuenta su experiencia en ‘La Voz del Paciente’

Ostiraletan #FFPaciente hastag-arekin parte hartzera animatzen zaituztet!

Os animamos a participar los viernes bajo el hasthag #FFPaciente y compartir testimonios de pacientes, blogs y webs, eventos (talleres, jornadas, charlas,…),.. en definitiva, cualquier recurso útil para los pacientes. ¡Te esperamos!

Oscar Romeu Bordas

Colaborador de la Iniciativa #FFPaciente @OneCuriousNurse

La red social

Le tocaba a Miren hablar. Estábamos en ese momento en el que cada uno contaba a modo de resumen sus impresiones o sus aprendizajes a lo largo del taller. “Yo estoy muy contenta porque pensaba que no iba a poder acudir estos días y al final no he faltada ninguno. Y eso ha sido gracias a que he encontrado gente que me ha animado a venir, con la que he podido contar para que me acompañara.” Ella, cuya enfermedad le impedía manejarse sola para ir a determinados sitios, encontró el apoyo necesario en esa pequeña “red social” que se tejió en ese grupo.

No nos damos muchas veces cuenta, de los beneficios que nos aporta tener un entorno que sea nuestro apoyo a la hora de vivir en general, y de vivir cuando se tiene una enfermedad crónica:

  • Nuestra familia, pareja e hijos, que son los que asumen como suyos algunas de los hábitos que debemos adoptar en el autocuidado: la forma de alimentarnos, el recordatorio para tomar la medicación, el ánimo cuando estamos desanimadas, etc…
  • Nuestros conocidos con los que salimos a caminar, a correr, a andar por el monte. Sin ellos, en más de una ocasión, nos vencería la pereza o encontraríamos aburrido el hacer actividad física.
  • Las personas que encontramos cuando realizamos actividades sociales como jugar a cartas, aprender a pintar, el club de lectura.
  • Los amigos de la cuadrilla con los que tomamos algo y con los que quedamos y les contamos algo que nos preocupa, buscamos algún consejo, o simplemente nos desahogamos..

La Red Social

Nuestra red social, la de toda la vida, la de familia, amigos y vecinos, tiene un papel fundamental. Socializar y compartir experiencias tiene el valor de aliviar y proporcionar confort. Incluso tiene el valor de proporcionarnos ayuda e información (ojo, también el peligro a veces de confundirnos. ¿Quién no conoce a alguien que parece saberlo todo y todo bien?).  Una red que vamos tejiendo con el paso de los años y en distintos ámbitos de una manera inconsciente. También es una red que podemos crear teniendo actitud positiva y activa con el propósito de salir de nosotros y encontrar “aliados” que nos aporten cosas positivas.

La soledad y la falta de motivaciones y actividades sociales son un problema de la sociedad que repercute en nuestra salud. Cuando tenemos la necesidad de sentirnos acompañados y apoyados en los momentos más difíciles el tener alguien cerca en quien poder confiar o a quien le podamos pedir ayuda es beneficioso. Y saludable.

Miren no sólo encontró un grupo con el que venir al taller del programa Paciente Activo. Encontró una compañera con la que salir a caminar y un grupo de gente entre la que sintió comprendida. Y estoy seguro de que a los demás ella también aportaba muchas cosas, entre ellas un ejemplo en el que mirarse.

Iñaki Etxebarria

No puedes guiar el viento pero puedes cambiar la dirección de tus velas

Esta semana pasada Bego y yo hemos tenido la oportunidad de ir al IX Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico y a la IV Conferencia Nacional de Paciente Activo.

Durante tres días allí se hablo largo y tendido desde distintos puntos de vista, de cómo se puede mejorar la atención a las personas con enfermedades crónicas. Desde la mirada del gestor sanitario, desde la mirada de los profesionales y desde la mirada de los pacientes.

Se presentaron proyectos que se están haciendo a lo largo de todo el territorio español. Uno de ellos y en el que nosotros estamos participando desde Euskadi es la Red de escuelas de Salud para la ciudadanía, de la que ya os he hablado en alguna ocasión.

En una de las reuniones en la que participamos sobre la Red de Escuelas,  se habló de varias webs dirigidas por distintas administraciones que creo que os pueden servir para obtener información fiable y actualizada sobre las enfermedades crónicas. Os pongo los enlaces por si os pueden servir de interés:

Red de Escuelas de Salud: http://www.escuelas.msssi.gob.es/

Escuela de pacientes: http://www.escueladepacientes.es/ui/index.aspx

PyDeSalud: http://www.pydesalud.com/

Escuela Gallega de Salud: http://escolasaude.sergas.es/

Aula de Pacientes: http://www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es

Osasun Eskola: http://www.osakidetza.euskadi.eus/osasuneskola/es/

Quería también compartir con vosotros dos ideas que se repitieron una y otra vez y que yo me las llevo como las dos ideas más importantes y con las que habremos de seguir trabajando todos para que sean una realidad absoluta.

La activación de la ciudadanía es la clave para mejorar la salud de la población. Se necesita personas responsables en el cuidado de su salud, que participen en la toma de decisiones, que se informen y se formen y que trabajen en equipo con sus profesionales sanitarios. En el caso de las personas que viven con una enfermedad crónica,  la capacitación es imprescindible para el manejo de su enfermedad.

La participación de las personas en el diseño de programas, proyectos, políticas de salud….. Trabajar CON y no PARA los pacientes. Es necesario co-crear entre las administraciones, los profesionales y los ciudadanos para tener una sanidad mejor.

Desde aquí os animo a todos los que nos leéis a seguir trabajando para ganar en conocimientos, habilidades y aptitudes para mejorar el cuidado de vuestra salud.

No quiero acabar sin poner unas imágenes que para mí han sido muy elocuentes y explican muy bien lo que significa participar en el cuidado de nuestra salud y  participar en programas de educación entre iguales. Gracias al programa Paciente Activo Asturias que organizó un concurso de “Expresiones de Salud” podemos ver estas magnificas imágenes. Os pongo algún ejemplo de ellas.

 

Y acabo con las frases de los tres ganadores:

Esti Gamboa

Un nuevo año

Comienza el nuevo año y quién en menor o mayor  medida no se ha planteado ya metas y objetivos a cumplir.

Vemos la posibilidad de aprovechar la llegada del nuevo año para incorporar cosas a nuestra vida y cambiar de alguna manera lo que no nos gusta.

Se podría decir que el uno de enero es un día de ilusiones renovadas porque a todos nos lleva a plantearnos nuevos proyectos.

Resulta francamente curioso que un simple cambio de fecha en el calendario pueda significar en nuestras vidas un nuevo comienzo.

Muy probablemente estemos planteándonos algunas cosas que de aquí a pocos meses queden en saco roto. Si esto lo miramos bajo un punto de vista más positivo, al menos, hemos tenido el deseo y también el convencimiento de querer iniciar un cambio en nuestras vidas.

Entre otras cosas, solemos plantearnos pasar más tiempo con la familia y amigos, viajar más, retomar la lectura, aprender un idioma, ampliar nuestro círculo de amistades, incorporar hábitos de vida saludables para mejorar nuestra salud, hacer más ejercicio, comer saludablemente, dejar de fumar, etc.

propósitos

¿Por qué hacemos una lista infinita de nuevos propósitos para el año nuevo?

¿Por qué nos planteamos cosas que muy probablemente no vamos a hacer?

¿No es mejor concentrar nuestro esfuerzo en un solo propósito?

¿Qué es lo que verdaderamente queremos conseguir?

Es importante definir y reflexionar sobre lo que realmente queramos conseguir y lo más importante,  algo que de verdad nosotros queramos logar y no lo que nuestra familia, amigos, compañeros etc. quieren que consigamos.

Algo muy específico y totalmente realista.

Conseguir y lograr pequeños propósitos  está relacionado con la felicidad y el bienestar y es una forma también de aumentar nuestra autoestima.

Si nos marcamos pequeñas metas que podamos conseguir hará que ganemos en confianza  y de esta manera podamos proponernos retos mayores.

También en este proceso es fundamental ser constante y mantener una actitud positiva que nos motive e impida rendirnos.

¿Qué puede ayudarnos a cumplir nuestros propósitos?

  1. Escribe tu propósito en un papel y por qué para ti es importante conseguirlo.
  2. Piensa en lo bueno y en lo positivo que va a ser para ti el conseguirlo e imagina cómo te vas a sentir después.
  3. Convierte mentalmente tu propósito en imágenes y frases atractivas.
  4. Formula qué es lo que vas a hacer. Es la parte más difícil. Procura que sea algo muy concreto y específico. ¿De qué forma vas a actuar? ¿Qué es lo que vas a hacer? ¿Cuántas veces? ¿Cuántos días a la semana? ¿A qué horas?
  5. Piensa cuales son las cosas que pueden dificultar el cumplimiento de tu propósito. Imagina momentos y situaciones que te van a poner a prueba e identifica como vas a actuar en esos momentos difíciles.
  6. Ten un plan en la reserva. Si un día recaes no pasa nada. No seas exigente contigo mismo. Caer o fallar en algún momento forma parte también del proceso.
  7. Date una pequeña recompensa por cada logro conseguido. Durante el proceso es importante que celebres los pequeños logros. Tu cerebro va a unir los cambios que estás logrando con el placer y la positividad.
  8. Pide ayuda a tú alrededor, amigos, familiares, compañeros de trabajo… y asegúrate que puedes acudir a ellos si pasas un momento difícil. Muchas veces la responsabilidad de no defraudar suele servir de pilar de apoyo.

Yo ya me he marcado mi nuevo PROPÓSITO, ¿y tú?

¡Feliz 2017!

                                                                                      Lourdes Ochoa de Retana

 

 

 

 

Soledad en la ancianidad

Bego Belarra

soledad-en-la-ancianidad

Hace unos días, por diferentes circunstancias tuve la oportunidad de dialogar y reflexionar sobre el tema de la soledad en la tercera edad.

¿Creéis que influye en el bienestar de una persona vivir sola o acompañada?

¿Resulta beneficiosa la soledad en la senectud?

¿Cómo repercute la muerte del cónyuge?

¿Creéis que las nuevas tecnologías son de ayuda frente a la soledad?

¿Qué ventajas ofrecen las residencias frente a la vida en el domicilio habitual o familiar?

¿Funcionan los nuevos modelos de vivienda y convivencia?

Os explicaré mi opinión sobre este tema. No creo que haya respuestas absolutas. Mientras la persona sea autónoma, habrá casos concretos en los que determinadas personas se sientan bien estando solas, pero creo que no se trata de la mayoría. Creo que el nivel cultural y económico influye directamente, pero aún así opino que la mayor parte de las personas prefiere envejecer y morir acompañada.

Opino que la soledad no elegida, influye directamente en el bienestar. Siento que esto pasa en cualquier edad de la vida, pero especialmente en el último trayecto de esta. Seguro que en vuestro entorno conocéis casos de parejas de edad avanzada, que mueren con poco tiempo de diferencia, dando la sensación de que no tenían motivación alguna para seguir viviendo tras la pérdida del cónyuge, o puede que simplemente sea fruto de un ciclo vital paralelo. El nivel de actividad física y mental aumenta en compañía, siempre parece que da menos pereza un paseo acompañado. Soy consciente de que estando sola no discutes con nadie, pero hablar o discutir lo veo beneficioso incluso hasta para mantener la mente activa. Además estarían las muestras de cariño, necesarias a mi entender, y que creo más improbables en soledad. Creo que nuestros abuelos agradecen enormemente los abrazos de sus hijos y nietos. Hay personas mayores muy activas, tanto física como intelectualmente, personas que utilizan las nuevas tecnologías como medio de comunicación con sus familiares y amigos, pero desafortunadamente son los menos.

Se me plantean las siguientes preguntas: ¿Creéis que es complicado mantener a nuestros mayores en nuestras casas? ¿Los cambios producidos en la sociedad son beneficiosos? ¿A quién benefician realmente? ¿Es la voluntad del anciano la que se cumple? ¿Se consigue su bienestar? Mi objetivo únicamente es invitaros a la reflexión, dado que entiendo que las decisiones importantes deben llevar una meditación anterior y llegado el momento es bueno tener la respuesta clara.

La sociedad y las circunstancias han cambiado mucho en las últimas décadas. Mis padres cuidaron de los suyos cuando pasaron a ser dependientes, entendiendo esto como un proceso natural de la vida. Además también cuidaron de sus hijos, y en muchos casos hasta de los nuestros. En cambio ahora, muchos de nosotros vivimos lejos del entorno familiar, trabajando para poder pagar a terceras personas que cuiden de nuestros mayores e hijos. La oferta de servicios existente es variada, los profesionales sanitarios de referencia y el equipo social de base os ayudarán a conocer las opciones disponibles. Cada una de ellas ofrecerá diferentes beneficios y perjuicios según el caso. No pretendo juzgar a nadie, sólo intento constatar la realidad según yo la aprecio, invitándoos a la reflexión.

Mientras vais realizando vuestro proceso mental, yo fruto del mío, voy a ir reservando una plaza en un cohousing con mis amigas. Chicas… ¿Os apetece mi plan?

Afrontando el cáncer de mama

Ani Galende

 

Hace unos días tuve la oportunidad de ver un vídeo del Doctor Mario Alonso Puig que me ha dado el enfoque perfecto para escribir esta entrada por lo que empiezo con una frase de Marco Aurelio, Emperador y filósofo del Imperio Romano  que quiero enunciar aquí:

“ Dios mío, dame el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar, serenidad para aceptar las que no puedo cambiar y sabiduría para distinguir la diferencia”.

Cuando me dieron el diagnóstico de cáncer de mama, no podía creerlo, sé que le ha pasado a mucha gente pues vivimos pensando que esto no nos va a pasar a nosotros y cinco años después, puedo decir que  me anclé en que se habían equivocado, necesitaba oir  que yo no tenía cáncer así que me agarré a lo que ponía en el informe: “Punción mamaria compatible con carcinoma” compatible no significa que es cancer, es una posibilidad, seguro que no es mi caso…

Al principio me costó mucho aceptar algo que no podía cambiar. Después de mucho trabajo, encontré esa sabiduría que creo que todos tenemos dentro y conseguí el valor para centrarme en aquéllo que podía hacer para cambiar tomando las  acciones necesarias para llevar a cabo esos cambios.

Con claridad: Me dí cuenta que gastaba mucho tiempo y energía en intentar cambiar las cosas que no estaban en mi mano así que como quería curarme, puse todos los medios a mi alcance para ello, pasando por dejarme ayudar de los médicos que me atendían y buscando otros medios en los que yo creía que me ayudarían a sobrellevar la enfermedad con la mayor entereza posible.

Con conexión: Me pase lo que me pase, tenga la enfermedad que tenga, tengo la misma dignidad que cualquiera como persona, no me permití aislarme salvo momentos o situaciones puntuales que consideraba  necesitaba, que también los hubo, momentos de soledad buscados y necesarios para mi.

Con la guerra al pijama: De la misma manera que no me permití aislarme, procuraba vestirme  y ponerme guapa, sonreírme en el espejo, decirme lo mucho que me acepto y todo esto me permitía salir con fuerza y ánimo renovado al exterior de mis murallas. Me fijé una rutina de paseos matutinos, hiciera sol o viento y frío, me reconcilié con la increíble y preciosa naturaleza e hice las paces con el País Vasco y su clima, con la empresa para la que trabajé los 18 últimos años, conmigo misma y con un largo etcétera..

Con ejercicio físico: Esto también fue y es de gran ayuda, para mi mente y para mi brazo que se quedó más débil  y dolorido de las operaciones practicadas, ejercicios constantes de estiramiento de todos los músculos que conocía y los que descubrí además de una pequeña tabla de ejercicios y yoga. Tenemos un vehículo increíble, el mejor que hay y pueda existir en el mercado, una máquina perfecta que es nuestro cuerpo, y no sabemos conducirlo….

Con buen humor: Buscar las ganas de tenerlo, el modo de reirte, de compartir con la gente que quieres momentos agradables y alegres y alejarte de la gente que tiene cierta habilidad para hundirte en lugar de ayudarte, personas que parece que solo saben ver el aspecto feo como único aspecto de la vida.

Con el sueño: Dormir lo que necesites, no siempre tenía sueño por la noche y me desvelaba con facilidad así que me permití acostarme cada vez que notaba que lo necesitaba, daba igual la hora. Esto es algo que no había podido hacer antes y he conseguido sacarle provecho, !me levantaba nueva¡.

Con la alimentación: Procuro comer en cada comida importante algo vivo, si es posible que no tenga químicos ni esté procesado ya que cuanto más procesado esté menos energía tiene, así que como mucha ensalada, verdura  y fruta como  buen comodín de compañía en todas las comidas importantes del día y lo hago extensible a mi familia. Pruebo cosas nuevas una vez por semana y aunque la cocina no es mi pasión, he conseguido aprender a disfrutar cocinando. Está demostrado que hay alimentos que ayudan en el proceso del cáncer, es importante que te informes bien ya que no son alimentos difíciles de conseguir aunque suelen requerir un cambio en algunos hábitos de comida.

En Paciente Activo seguimos con los talleres que ya tenemos aunque empezaremos próximamente con un nuevo taller enfocado a los enfermos Oncológicos, es una buena forma de autocuidarte de mimarte y un buen regalo y reconocimiento a uno mismo, por lo que te invito a que te animes a venir si estás en esta situación.

Sé que todo lo que digo es difícil, que todas las situaciones no son iguales, que pasarás por etapas de negación, miedo, enfado, conformismo y frustración porque yo también las he pasado y también sé que todo lo que aquí he puesto, se puede hacer y funciona, porque yo lo he hecho y lo sigo haciendo.

Quiero decir también que para mí, todos los días son igual de importantes, no hay sólo un día de cáncer de mama ni de ninguna otra enfermedad  aunque ya que lo han promovido así, pongo el foco en lo que si puedo hacer y lo aprovecho para escribir esta entrada que hoy la voy a terminar con el precioso testimonio de Bea, os paso el link para que lo veáis.

“…. veo el cáncer como un inquilino que le gustó de mi casa las paredes desconchadas, los gritos y las prisas….”

 

 

Superar la adversidad

Itxaso Arévalo

 

r85-ejercicios-04

 

 

A veces  las personas ante una mala noticia, como el diagnóstico de una enfermedad crónica, se vienen  abajo, se comportan de forma irascible, piensan en todo momento en negativo…  

Cuando a una persona le dicen que tiene una enfermedad crónica necesita un periodo de aceptación y asimilación de la noticia.

La aceptación es el primer paso: pensar continuamente en la mala suerte  que uno tiene (por ejemplo, pensamientos del tipo “menuda mala pata” o “todo me pasa a mí”) sólo nos hace sentirnos mal. Es mejor pensar en positivo; en cómo poder mejorar la situación.

Una vez superada esta primera fase es necesario hacer unos cambios en los hábitos de vida, con el fin de mejorar la salud: concentrase más en soluciones que en lo que no funciona, concentrarse en  saber que te ocurre, conocer la enfermedad y saber cómo cuidarse para mejorar la salud… en definitiva: ser proactivo con la enfermedad y la salud, va hacer que te sientas y te encuentres mejor.

  • Tener confianza en uno mismo, pensar y visualizar que se puede realizar con éxito esos cambios de hábitos que te propongas.
  • Escribir las dudas y preocupaciones que uno tenga al respecto y comentárselas al sanitario de confianza. Tú eres el protagonista y él te puede ayudar a resolver las dudas que te vayan surgiendo.
  • Seguir los consejos de alguien que sepa llevarlo bien. ¿Qué hace esa persona? ¿En qué piensa? ¿Cómo gestiona su salud?
  • Aprender a cuidarse y a quererse, busca actividades que te gusten y que te den placer.
  • No anticiparse al fracaso, evitar pensamientos cómo: “no voy a estar bien”, “no voy a poder seguir la dieta”, “no voy a poder…”, etc.
  • Expresar tus sentimientos y lo que te pasa, no callarse lo que te hace sentir mal. La mejor manera de que los demás sepan cómo te sientes es expresarse; la familia, tus amigos o tus compañeros de trabajo podrán fortalecerte y quizás alguno haya pasado por tu misma situación y pueda darte algún consejo.

 

A veces la adversidad vive con nosotros, no existe una vida perfecta sin problemas. Las enfermedades, son algunas de esas adversidades que nos cambian y transforman nuestra vida. Vengan de donde vengan, bien de nuestros genes, o porque las vamos adquiriendo, siempre podemos hacer algo para sortearlas  y llevarlas mejor.

 

Cuanto antes te familiarices en cómo abordarla, mayor será la experiencia que tengas solucionando problemas. Los problemas  no deben preocuparte en exceso, son las soluciones las que deben ocupar  tu mente.

¡Apúntate a un taller de paciente activo! Todos los pasos anteriores y mucho más se tratan en estos talleres. Los talleres tienen como finalidad que las personas que padecen una enfermedad crónica se responsabilicen de su autocuidado y se conviertan en personas activas en el cuidado de su salud.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: