Gogoan. En recuerdo – In memoriam

Osasun krisiaren ondorioz, alarma-egoera bat bizi izan dugu, denak etxean konfinatuta egon behar izan gara, adinekoak, adingabeak, aberatsak, pobreak. Birusak ez du herrialde desberdinen arteko berezitasunik egin.

Ezin izan dugu gure senitarteko edo lagun minen ondoan egon beraien azken uneetan.

Ez dira zenbakiak, pertsonak dira, pertsonak gara, eta zerbaiti izena jartzen zaionean sakontasuna hartzen du, nire kasuan, nire familia eta lagun min batzuei ezin izan diet azken agurra eman: Javi Mugica Llona, Manuel Allende Canal, eta Juan Carlos Parriel Sainz.

Gure familian askotan elkartzen gara gauzak ospatzeko, asko besarkatzen gara, une hauetan ezin izan dugu fisikoki egin, era birtualean egiteko aukera bakarrik izan dugu. Javi lehengusua, osaba Manuel eta Carlos, faltan botatzen zaituztegu eta fisikoki eman ezin izan ditugun laztanak bidaltzen dizkizuegu.

Izen-abizenekin egindako aitorpen honek balio dezala, egoera bera jasan behar izan duten gainerako familientzat. Gogora ditzagun gure maiteak irribarre batekin eta maitasun-sentimendu sakon batekin.

Agur.

Estado de alarma por crisis sanitaria, confinados en casa, todos, mayores, menores, ricos, pobres, el virus no distingue, la lucha está en cada uno de nosotros, no es en China, ni en Italia ni en USA, es en tu casa, en tu familia, en tu barrio, en tu pueblo…

Algunos no han podido soportarlo, la presión ha podido con ellos y han sucumbido en la lucha, ni tan siquiera hemos podido acompañarlos en estos momentos, todos aislados por la crisis.

No son números, son personas, somos personas, y cuando a algo se le pone nombre adquiere profundidad, en mi caso, mi familia también se ha quedado sin poder despedir a nuestros queridos: Javi Mugica Llona, Manuel Allende Canal, y Juan Carlos Parriel Sainz.

En nuestra familia somos muy de celebrar, de juntarnos, de estar, de abrazar, en estos momentos en los que no podemos hacerlo físicamente, lo haremos virtualmente, esperando a que podamos por fin juntarnos y recordarlos juntos, primo Javi, tío Manuel y tío Carlos, os echamos de menos y os mandamos esos cariños que no hemos podido hacer físicamente.

Sirva este reconocimiento con nombres y apellidos para todo el resto de familias que también han tenido que sufrirlo y como acompañamiento en estos momentos. Recordemos a nuestros seres queridos con una sonrisa y con un profundo sentimiento de cariño.

Agur.

a

 Venan Llona @vllona

Koronabirusa, jardun dezagun paziente biziak bezala. Coronavirus, actuemos como pacientes activados

Modan dagoen hitza da, azkenaldian toki guztietan entzuten dugu.

Paziente aktiboak gara, arrisku faktoreak izan ditzazkegu, beraz egoera honetan ere, era aktibo batean jokatu behar dugu.

Zalantzaren bat badugu, Osakidetzara jo behar dugu bertatik baitator informazio ofizial bakarra:

https://www.euskadi.eus/koronabirus-berriaren-aurrean-euskadin-jarduteko-informazioa-eta-gomendio-orokorrak/web01-a2gaixo/eu/

Zer egin behar dugu?

Beste pertsonekiko metro bateko distantzia mantendu, eskuak ohi baino maizago garbitu. Era berean, doministiku edo eztul egitean, ukondoaren barruko aldea jarri eskuaren ordez eta aldi bateko muki zapiak erabili.

Sintomak izan ditzakezula uste baduzu, ez joan osasun-zentrora, 900 20 30 50 telefono-zenbakira deitu. Bertan argibide guztiak emango dizkizute. Zalantzaren aurrean, ez joan medikuarengana; kutsatuta bazaude, gaixotasuna transmititu diezaiekezu osasun-zentroan dauden beste pazienteei edo langileei.

112 zenbakiaren erabilera egoki bat egin, ez ahaztu larrialdi-zerbitzu bat dela.

Mugikorretan jaso ditzazkegun argazkiak, bideoak edo mezuak baieztatu gabeko iturri estraofizieletatik bidaltzen dituzte gehienetan, beraz, albiste faltsuak izaten dira. Egiaztatu jatorria fidagarria dela.

Gogoratu, paziente aktiboak gara, eta orain, une honetan, aktibatuak.

aaa

Es la palabra de moda, tristemente es nuestro día a día y en estos momentos de sobre-exposición a la información, nos llega por todos lados. Eso no es bueno, porque se produce un fenómeno de intoxicación. Acabamos saturados, intoxicados de tantos datos.

Somos pacientes activos y ahora, más que nunca, dado que en muchos casos podemos pertenecer a grupos de riesgo, de la misma manera que debemos vacunarnos por ejemplo contra la virus como recomiendan las autoridades cada campaña, también ahora debemos de estar especialmente “activados”.

Activar nuestros conocimientos sobre nuestras propias carencias y características y sabemos estar informados y sabemos qué preguntar, cuándo, a quién y cómo actuar.

En nuestro entorno, la única información oficial viene de Osakidetza:

https://www.euskadi.eus/informacion-y-recomendaciones-generales-de-actuacion-en-euskadi-ante-el-nuevo-coronavirus/web01-a2gaixo/es/

¿Qué tenemos que hacer?

Intentar mantener una distancia de 1 metro “social”. Pero esto nos cuesta, somos muy de darnos un beso, un abrazo, darnos la mano, intentemos evitarlo si somos pacientes con patologías crónicas o estamos en un grupo de riesgo.

Lavarnos las manos, más habitualmente de lo normal, cuando hemos estado en un lugar público, después de ir al baño, al agarrarte a las barras o asientos de un transporte público, al atender o contactar con una persona que pueda estar enferma, y sobre todo, después de toser o estornudar.

Debemos también cambiar la manera como tradicionalmente nos protegemos en un estornudo o al toser, poniendo la parte interior del codo en lugar de la mano, hagamos un esfuerzo, y si es posible, utilizando pañuelos higiénicos desechables.

Y tal vez lo más importante, si crees que puedes tener síntomas, no acudas al centro sanitario, se ha habilitado un número de teléfono 900 20 30 50 en el que te van a atender, escuchar, entender y dirigir correctamente al lugar adecuado o darte las instrucciones de lo que tienes que hacer. Ante la duda, no vayas al médico, si estás contagiado, puedes transmitir la enfermedad a otros pacientes en el centro de salud y paralizar la actividad de éste, que tiene que seguir funcionando para otras enfermedades.

Importante: no saturar el 112, reservarlo para lo que es, un servicio de urgencia, como siempre, si tus síntomas te hacen pensar en esta enfermedad, usa el teléfono especial, es gratuito.

Y me queda lo más interesante, las fuentes de información “extraoficiales”, todos tenemos esa famosa aplicación de mensajería instantánea en la que te envían mensajes, vídeos, fotos, una y otra vez, de fuentes sin confirmar, con informaciones sin confirmar y que muchas veces lo que son es lo que a Trump le gusta llamar “fake-news”, es decir, noticias falsas.

¿Qué debo de hacer al recibir una foto, un vídeo, un texto que alguien dice que a alguien le ha pasado no se que? Nada.

Nada, nada de nada, contar hasta diez, pensar, ser crítico con la fuente y con la información. Si es importante o consideras que pudiera serlo, antes de hacer nada con ella, no te la creas. Confírmala antes, en diversas fuentes y que éstas sean solventes.

¿Qué hacemos con esa foto o ese vídeo tan viral? Nada, bueno mejor dicho, sí, borralo inmediatamente, las cadenas de mensajes terminan en uno mismo. Si lo borras quitas la tentación de enseñarselo o enviarselo a alguien. No lo hagas, bórralo, verás que rápido se acaba la desinformación, las noticias falsas y los rumores.

Recuerda, somos pacientes activos y ahora, en este momento, activados.

Venan Llona @vllona

 

Martxoak 8, emakume langilearen eguna mundu osoan. 8 de marzo, día de la mujer trabajadora en todo el mundo.

Emakumea, langilea eta pazientea. Denok gara pazienteak, neskak ere bai, baina tradizioz gu baino gutxiago “kexatzen” dira, bai, aitortzen dut, “kexati” batzuk gara.

Emakumea, langilea, ama, bikotekidea, alaba, amona, aliatua, pazientziaduna, bizitza osoan bere kargei eusten erakutsi duen pazientziagatik eta osasun zentzuan ere pazientea izan daiteke.

Pazientea, baina aldi berean zaintzailea, begiak ixten ditudanean eta nire buruak zaintza-irudi bat gogorarazten didanean, beti agertzen da emakume bat. Erizaina vs praktikantea, genero-rolak zorionez desagertzeko joerarekin, baina horiekin borrokan jarraitzen dugu.

Emakumea, langilea eta borrokalaria, isilean askotan, baina ahaleginean amore eman gabe, beti hor gelditu gabe.

Asko zor diogu emakumeari, langile guztiei, bizitza osoa lanean, atsedenik gabe, bizitza osoa nirekin, haien ondoan luze irautea espero dut. Zure aliatua izan nahi dut, zure laguna, zure lankidea, ikasteko, partekatzeko, hitz egiteko, sentitzeko…

a

Mujer, trabajadora y paciente. Todos somos pacientes, ellas también, pero tradicionalmente se “quejan” menos que nosotros, que sí, lo reconozco, somos unos “quejicas”.

Mujer, trabajadora, madre, pareja, hija, abuela, compañera, socia, aliada, y paciente, paciente por la paciencia que ha demostrado toda la vida aguantando sus cargas, a las que además en algunos casos se suma el de ser “paciente” en el sentido sanitario.

Paciente, pero a la vez cuidadora, cuando cierro los ojos y mi mente evoca una imagen de cuidado siempre figura una mujer. Enfermera vs practicante, roles de género afortunadamente con tendencia a desaparecer, pero con los que seguimos peleando.

Mujer, trabajadora y luchadora, en silencio muchas veces, pero sin cejar en el esfuerzo, sin parar siempre ahí.

Debemos mucho a la mujer, todas ellas trabajadoras, toda la vida trabajando, sin descanso, toda la vida conmigo, toda una vida que espero que dure mucho junto a ellas. Quiero ser su aliado, su amigo, su compañero, esa persona con la que aprender, compartir, hablar, sentir, …

Venan Llona @vllona

Txirristak. Toboganes

Forrest Gump gogora dezagun: “Bizitza txirrista bat bezalakoa da”. Bihurgunez beteta, abiadura desberdinekin eta kudeatzen ikasi beharreko momentuekin.

Noizean behin, mundua kanpotik begiratzea ondo etortzen da, perspektiba berri batekin begiratzea, nondik gatozen, zer lortu nahi dugun eta nora joan nahi dugun jakiteko.

Batzuetan, gure bizitzan aldaketak egin behar ditugu, beste helburu batzuk pentsatu, gure patuak bideratu…

Une honetan fase horretan nago. Gauza asko lortu nituen, helburu pertsonalak eta profesionalak besteak beste.

Txirristan erortzea, bertigoa, beldurra,…

Berrasmatzea, eboluzionatzea, eraldatzea eta errealitate berriei aurre egitea.

Erronka berriak, epe laburrera, epe ertainera, luzera inork ez daki nora iritsiko garen.

Berriz ere aztertu, birpentsatu eta berriz asmatu.

Vamos a evocar a Forrest Gump: “La vida es como un tobogán”. Llena de curvas, con velocidades diferentes, y de vez en cuando, caídas de vértigo que hay que aprender a gestionar.

De vez en cuando, hay que pensar “Que paren el mundo, que me bajo!”. Pero no para dejarlo, sino para mirarlo desde afuera, coger perspectiva, ver de dónde venimos, lo que hemos conseguido y a dónde queremos ir.

Tal vez tengamos que retomar algo, cambiar la manera de hacer, pensar en otras metas, enfocar nuestros destinos, …

Estoy en estos momentos en esa fase. Conseguí muchas cosas, muy arriba, todos los objetivos personales y profesionales cubiertos, exhultante.

Caída en picado en el tobogán, vértigo, abismo, miedo, ….

Reinventarse, evolucionar, transformarse y cambiar y afrontar las nuevas realidades.

Nuevos retos, a corto plazo, a medio plazo, a largo nadie sabe dónde llegaremos.

Toca de nuevo revisar, repensar y reinventarte y volver a hacer desde cero, ¿qué? Todo lo que haga falta. Es la vida.

Fabricante-de-toboganes-acuáticos-en-España

Venan Llona @vllona

Nursing Now

Gaurkoan, gaixoei buruz hitz egin beharrean, profesionalki gu zaintzen aritzen diren pertsonei buruz hitz egingo dut, erizainei buruz.

Eskerrak emateko modu bat da haien dedikazioa, profesionaltasuna eta lidergoa gure zaintzan eta arretan.

Ezezagun handi horiek dira, beti daude hor, beti egon dira, eta ez, ez dira medikuen “laguntzaileak”.

Karrera osoa egina duten profesionalak dira, beren maila akademikoko beste profesional askok bezain prestatuak daude eta bai, haietako askok, unibertsitate-graduaren ondoren, gainerakoek bezala, beren doktoretza-tesia egiten dute eta “doktore” bihurtzen dira.

Besteak beste, “Paziente Bizia” proiektuaren arduradunak dira; haiek gidatzen eta dinamizatzen dute, proiektuan borondatez parte hartzen dugun beste pertsona batzuekin batera: osasun-arloko profesionalak, pazienteak, laguntzaileak… Bai, guztiok kolektibo horretako kide gara, eta gaur lantza bat hautsi nahi nuke #NursingNow ekimenaren harira eta, gure kasuan, #NursingNowEuskadi ekimenaren harira. Ekimen horretan, haiekin lankidetzan aritzeko aukera izan dut. https://www.euskadi.eus/gobierno-vasco/-/noticia/2019/euskadi-se-adhiere-a-la-campana-internacional-nursing-now-para-potenciar-el-el-el-el-papel-

 Jaiotzatik lagundu digute, baina udazkenean, gure bizitzaren negua iristen denean, gure ondoan daude, gure osasuna zaintzen eta gure azken uneetan laguntzen. Beti daude hor, isilik, irribarre batekin, laztan batekin, profesionaltasunetik eta bokaziotik haratago doan maitasun batekin, behar dugun eta entzuten diguten babes hori dira.

Eskerrak eman nahi dizkizuet, zuen lanagatik, zuen ilusioagatik eta zuen konpainiagatik. Badakit lana dela, horregatik ordaintzen dizuetela, baina uste dut jasotakoa baino gehiago ematen duzuela.

Eskerrik asko zareten bezalakoak izateagatik. Zuen lana, prestakuntza, gaitasuna, eta osasun arloan isilik betetzen duzuen lidergoa aitortzen dut.

Esta vez en lugar de hablar de nosotras, las personas pacientes, voy a hablar sobre las personas que se dedican profesionalmente a cuidarnos, especialmente a las “enfermeras”.

Hablo de enfermeras en femenino, porque ellas son mayoría y es una manera de agradecer su dedicación, profesionalidad y su liderazgo en nuestros cuidados y atención.

Son esas grandes desconocidas, siempre están ahí, siempre han estado, y no, no son las “ayudantes” de los médicos (algún día tendremos que empezar también a hablar de la neutralidad del término, ya que en las facultades de medicina ya hay más mujeres que hombres y como otros colectivos ya han hecho, sustituir por ejemplo “abogados” por “abogacía”).

Son profesionales con una carrera completa realizada, tan preparadas o mejor que muchos otros profesionales de su nivel académico y sí, muchas de ellas, después del grado universitario, como el resto, hacen su correspondiente tesis doctoral y se convierten en “doctoras”, pero no suelen andar presumiendo de ello.

Sean o no doctoras, sea cual sea su especialización, están con nosotros cuando venimos al mundo, en la figura de las “comadronas”, son las que se encargan de las mujeres antes del parto y del recién nacido al llegar a este mundo, y posteriormente se encargan de nuestro control y las autoridades sanitarias hacen recaer en ellas la responsabilidad del seguimiento de nuestra salud.

Ellas entre otras cosas son las responsables del proyecto “Paciente Activo”, ellas lo lideran y dinamizan junto con otras personas que voluntariamente colaboramos en el proyecto, profesionales sanitarias, pacientes, colaboradoras, … Sí, todas formamos parte de este colectivo y hoy quisiera romper una lanza con motivo de la iniciativa #NursingNow y en nuestro caso, #NursingNowEuskadi en el que he tenido la oportunidad de colaborar con ellas https://www.euskadi.eus/gobierno-vasco/-/noticia/2019/euskadi-se-adhiere-a-la-campana-internacional-nursing-now-para-potenciar-el-papel-de-la-enfermeria/

Ellas nos han acompañado desde el nacimiento, pero en el momento otoñal, cuando llega el invierno de nuestras vidas, ellas están junto a nosotras, cuidando de nuestra salud y acompañando nuestros últimos momentos. Ellas siempre están ahí, calladas, con una sonrisa, una caricia, un cariño que va más allá de la profesionalidad y la vocación, son ese apoyo que necesitamos y que nos escuchan.

Yo quiero dar las gracias a vosotras, las enfermeras (entre las cuales hay amigos minoría entre muchas mujeres, pero no por ello menos humanos y profesionales y que incluyo en la globalidad), por vuestro trabajo, vuestra ilusión y vuestra compañía. Se que es un trabajo, que os pagan por ello, pero creo que siempre dais más de lo que recibís.

Gracias por ser como sois, yo reconozco vuestro trabajo, preparación y competencia y el liderazgo que calladamente ejerceis entre la profesión sanitaria.

Gracias a todas, si os nombro una a una me dejaré a alguna seguro.

a.jpg

Venan Llona @vllona

Ohiturak = normaltasuna= errutina. Hábitos = normalidad = rutina

Bizitza aldatu egiten da, eta pertsonak egoera desberdinei egokitu behar gara.

Nire laneko egoera aldatu egin da, eta nire ohiko bizilekutik Euskadiko beste leku batera joan behar det klaseak ematera. Bost hilabetez etxetik kanpo egongo naiz aste tartetan. Nire ordutegia astelehenetik ostiralera, 15.00etatik 21:00 etara da, beraz nire ordutegiak eta ohiturak moldatu behar izan ditut (jatorduetako ordutegiak, entrenatzeko ordutegiak, ohera joateko ordutegiak…). 

Denboraldi hau bukatzen dudanean, berriz ere egoera berriei aurre egin beharko diot, ordutegi eta ohitura berriei moldatuz.

La vida cambia, evoluciona, y las personas debemos adaptarnos a las circunstancias de nuestro entorno.

Llega la temporada de gripe, los pacientes crónicos y colectivos de personas en riesgo y que tenemos contacto con mucha gente, nos recomiendan vacunarnos. Yo lo hago cada año, sin falta, ya tengo mi cita previa pedida desde septiembre en mi centro de salud.

En mi caso, me ha tocado adaptarme a un nuevo cambio en mi vida por motivos laborales. Tengo que desplazarme de mi lugar de domicilio habitual a otro lugar dentro de la comunidad autónoma, no es nada, en Euskadi todo está cerca, pero en este caso, lo suficientemente lejos como para no ir y venir en el día.

Tengo que impartir clases de lunes a viernes de 15:00 a 21:00h. Por lo tanto, tengo que cambiar mis hábitos y convertir los nuevos horarios y mi estancia fuera de casa en nuevas rutinas para adaptarme los cinco meses que voy a estar desplazado.

Marcho los lunes de mi casa y vuelvo a ella los viernes a la noche.

Cambio de horarios para dormir las horas adecuadas para descansar.

Cambio de horarios para las comidas para tener una nutrición adecuada.

Cambio de horarios para los entrenamientos que habitualmente suelo hacer a las tardes/noches, y pasarlos a la mañana.

¿Cómo lo hago? Con ayuda, con apoyo y con obligación personal de respetar mis propias normas.

Horario de levantarse obligado como si estuviera en casa. Aseo y o bien, desayuno, o bien entrenamiento y desayuno posterior según toque (habitualmente los entrenamientos los hago martes, jueves, sábado y domingo).

Después, preparación del curso de las tardes (nada es gratis), ducha y a comer, intentando que sea nutricionalmente adecuado, junto con ingesta de agua a lo largo del día y piezas de fruta a media mañana y media tarde para no llegar a las comidas principales con exceso de hambre. Impartir clase y a las 9 de la noche, cenar también lo más limpio posible, descansar un poco en la habitación y a eso de las 12 a dormir si consigo calmar mi mente, que después del curso permanece activada y tiene que relajarse. A veces, hay que recurrir a herramientas aprendidas para relajarse, respiración consciente, liberación de estrés, …

Y de nuevo, volver a empezar. Se hace duro el cambio de hábitos y en establecer las nuevas rutinas, pero hay que hacerlo. Es la vida, hay que adaptarse y convertir las circunstancias en tus aliadas. No luches contra ellas, adáptate para usarlas a tu favor.

Cuando acabe este periodo vendrá otro, nuevas adaptaciones y nuevas rutinas, vivir en la ola y aprovechar su fuerza para estar sobre ella.

a.jpg

Venan Llona @vllona

Musika, zure bizitzako kidea. La música, una gran compañera en tu vida

Nire bizitzan zehar musikak beti lagundu izan dit. Gaur egun edonork entzun dezake nahi duen abestia nahi duen unean.

Udara honetan mugikorrean erabil ditzazkegun bi aplikazio berri ezagutu ditut.

Batak, loa hartzen laguntzen du musika berezi eta espezifiko baten laguntzaz. Bertan, 29 minutuko lo-kuluxkak egiteko aukera ere badago.

Besteak, erlaxazio edo meditazio ariketak egiteko erabiltzen da musika eta ahots baten laguntzaz. Oso erraza da eta onura asko dakartza.

Honek guztiak gure osasunarekin zerikusia du. Loa, deskantsua, eta geure burua deskantsatzen laguntzen baitigu.

Atzo beste era bateko musikaz gozatu nuen, musika alaiago eta animatuago batekin. Korrika egiten ari naizenean oso lagungarria da niretzat musika mota hau.

Une txiki hauetan gauza guztietaz ahazten naiz musikaren laguntzaz. Indarberrituta sentitzen naiz, nire unea da. Zuk ere ba al dituzu zure momentuak?

La música siempre me ha acompañado a todo lo largo de mi vida. Recuerdo con cariño aquellos programas de radio en los que la música por las tardes en casa acompañaba cuando aún no existía la televisión y los oyentes pedían canciones que luego sonaban una y otra vez, luego apareció esa “nueva” radiofórmula basada en la FM y nacieron aquellos 40 principales. Desde entonces, me han acompañado en mi vida. Recuerdo con mucho cariño aquellos programas nocturnos que me servían de fondo en el bachillerato en el que “El Loco de la Colina” empezaba su programa con Pink Floyd e incluía abundante discografía de los Beatles como el que daba título a su programa “The Fool on The Hill”.

En estos momentos, cualquiera puede acceder en el momento en el que quiera a la música que le apetezca, bien a través de las plataformas de streaming, bien mediante los sistemas tradicionales, con una ventaja añadida, todos llevamos un smartphone encima en el que podemos llevar o acceder a la música seleccionada.

Este verano he descubierto dos APPs para smartphone que hacen uso de la música con dos finalidades, la primera, dormir con una música “smart”, es decir, “inteligente”, diseñada para acompañarte en el sueño o para cogerlo, que está científicamente creada para armonizar nuestras ondas cerebrales. Originalmente se creó en la NASA para que los astronautas de la Estación Espacial Internacional pudieran descansar cuando los ciclos de sueño allí son diferentes de los que hay en la Tierra. Un gran descubrimiento. Hay una función que me agrada sobremanera, que se llama “Power Nap”, que no es otra cosa que una música agradable que va relajando y acompañando durante una reconfortante siesta de 29 minutos hasta que finaliza con un relajante despertar.

La segunda de las aplicaciones te permite realizar mediante sonidos y músicas de fondo junto con una voz suave y armoniosa a realizar ejercicios de relajación, meditación, autoconsciencia, que ciertamente me ha sorprendido por su efectividad. Tan sencillo como dedicar 10, 20, 30, el tiempo que necesites y del que dispongas. Unos simples auriculares, tumbarte o sentarte en un ambiente a poder ser sombrío y dedicar ese tiempo a ti mismo. Una recomendación de mi psicóloga que ha sido todo un descubrimiento. Un descanso mental que luego te permite continuar con tu actividad.

Todo esto tiene que ver con salud. Salud a la hora de dormir, salud a la hora de descansar la mente, a mi me sirve.

Y ya, ayer disfruté especialmente con otro tipo de música, música alegre, “power”, música que me “pone” y que me acompaña cuando voy solo corriendo en las tiradas largas. Muchos “runners” usamos la música como compañera en esas tiradas. Nos motiva, nos concentra, nos hace dejarnos llevar, incluso el ritmo de la música hace que inconscientemente vayas llevando el ritmo de la zancada al compás de la música hasta llegar a ese estado de estar plenamente concentrado en el ejercicio pero sin llegar a perder el sentido del entorno. Ayer en el km 5,6 estaba sonando “Hooked On a Feeling” de Blue Suede, con ese “Ouga chaka ouga” del comienzo que me hizo apretar el ritmo hasta darme cuenta de que la respiración, las piernas, el corazón, todo ello fluía de una manera sincronizada. Una gran experiencia, un momento “mágico”.

Estos pequeños momentos de desconexión los necesito y la música me acompaña y em reconforta, a mi es “mi momento”, ¿y tú? ¿también tienes tus momentos?.

tomar-conciencia-musica-823x400
Venan Llona @vllona

Estresa, antsietatea, larritasuna eta depresioa. Estrés, ansiedad, angustia, depresión

Pertsona askori bildurra ematen dizkie hitz hauek. Ez baditugu pairatzen, askotan, ez ditugu ulertzen. Guk geuk edo gure gertukoek jasan dezakete, baina inork ez gaitu erakutsi kudeatzen.

Osasunaren beste arlo bat da, eta medikuntzaren beste atal bat. Diabetesa dudala esan beharrean, “azukre pixkat”  esatea bezala da.

Izendatzen ez dena, ez da existitzen. Osasun arloko profesionalek diagnostikoa egiten dute, gertatzen zaizunari izena jartzen diote eta tratamendu egokiena jartzen dute. Askotan beranduegi joaten gara sendagilearengana eta gehiago kostatzen zaigu sendatzen.

Ez izan zalantzarik eta sintomaren bat nabaritzen duzunean, laguntza eskatu. Gure osasuna era oso batean zaitu behar dugu, eta burua zati garrantzitsu bat da.

Palabras que a muchas personas dan miedo. Las que no las han sufrido no las entienden, y puedes ser tú quien lo sufra o tu entorno más cercano quien lo haga, lo sufren en las personas que más quieren y nadie nos ha enseñado a gestionarlo.

Es una parte de la salud de la que se encargan distintas especialidades de la medicina. Es como utilizar la expresión “tiene un poco de azúcar” en lugar de decir “tiene diabetes”, o “tiene un poco alta la tensión” en lugar de decir “hipertensión”.

Lo que no se nombra, no existe, son los profesionales sanitarios quienes te pueden ayudar a realizar el diagnóstico, ponerle nombre y ayudarte a llevarlo con el tratamiento más adecuado para cada caso. Aguantamos, sin parar, hasta que no podemos más y reventamos, cuando ya es demasiado tarde y la enfermedad se ha manifestado y cuesta más recuperarse. Un diagnóstico temprano es la mejor manera de prevenir y poner remedio antes de que se vaya a más.

No dudes en recurrir a tu profesional sanitario en cuanto sientas los síntomas, déjate ayudar y pide apoyo para que eso no te afecte y antes de que sea tarde. Una simple diabetes, controlada mediante medicación, dieta saludable y ejercicio, puede descompensarse sólo con el factor mental. Tenemos que cuidar nuestra salud de manera integral, también la cabeza es mucha parte de ello.

a

Venan Llona @vllona

Lortu daiteke. Se puede conseguir

Gaixotasun kronikoren bat dugunok edo gaixotasunik ez izan arren, kontrol desberdinak egiten ditugu gure egoera zein den eta hobetu ditzazkegun alderdiak jakiteko.

Ongizate bat izateko, sendagileek egiten dizkiguten azterketez gain, ariketa fisikoa eta osasun mentala ere kontuan izan behar ditugu

Neurtzen ez badugu, ez dakigu nola gauden, baina nola neurtu daiteke persona baten egoera psikologikoa? Gure sintomak ulertu behar ditugu eta gure ingurukoei entzun. Psikologo baten laguntzaren beharra dugula edo onuragarria dela esaten badigute, kaso egin behar diegu.

Askotan, arazoak bakarrik gainditu ditzazkegula pentsatu dezakegu, baina bakarrik egitea zaila da eta kasu batzuetan ez dugu lortzen.

Nik entrenamendu talde batean eman nuen izena eta profesional batek laguntzen zidan. Grafikoan ikus dezakezuen bezala, hobetzen joan naiz.

Zuk ere ahal duzu, laguntza behar baduzu, zure ingurura begiratu eta laguntza eskatu.

Dicen en calidad que “lo que no se mide, no mejora”.

Las personas que tenemos algún tipo de enfermedad crónica (también las personas sin ningún tipo de enfermedad conocida) tenemos que realizarnos periódicamente controles para conocer en qué situación estamos para conocer si tenemos que hacer algo para corregir o mejorar una situación.

Hoy no voy a hablar de controles médicos, sino de otros tipos de indicadores.

Las personas somos un conjunto de sistemas que deben de funcionar todos conjuntamente y de manera armonizada para que todo vaya bien.

Una persona diabética debe de tener un control específico de sus constantes metabólicas que normalmente corresponde controlarse por ella misma y periódicamente por la profesional correspondiente (las enfermeras en el sistema Vasco de salud) y los médicos (de familia y/o endocrinos) que deben interpretar los resultados.

Esto sólo es una parte de nuestro bienestar, hay otros dos factores que, a veces, no tenemos en cuenta y podemos descuidar: uno es la actividad física y otro es la salud mental (cómo llevas la gestión de tu mente).

Como en todos los casos, si no medimos, no podemos saber cómo estamos. Cómo se mide el estado psíquico de una persona? Hay que aprender o bien a interpretar los síntomas o escuchar a nuestro entorno cuando con cariño alguien te dice “se te ha ocurrido que un psicólogo/psicóloga puede ayudarte”?. Ese es el indicador. Hazle caso, detrás de esa ayuda hay una profesional que te va a ayudar a realizar el diagnóstico, el control y a poner los medios para corregir lo que está mal.

Todas pensamos “es un bache”, saldré.

Es más difícil hacerlo sola y no siempre se consigue sin ayuda.

Para eso decidí apuntarme a un equipo de entrenamiento, para tener un profesional que me ayude y controle y un grupo de gente en el que nos apoyamos y motivamos.

Y, como todo, lo que no se controla, no se puede mejorar, llevo controlando mi nivel de estado físico desde el 1 de enero de 2017:

La gráfica muestra mi estado de “fitness” con un valor numérico en función de mis niveles de actividad, velocidad, esfuerzo, distancia …

Empezamos de cero y poco a poco fuimos subiendo. Los puntos rojos se corresponden con carreras en las que he participado. Tener como objetivo participar en una carrera no significa competir con nadie más que contigo mismo. Es el una motivación adicional para prepararla y luego disfrutarla y a poder ser en compañía.

En la gráfica se puede ver cómo el año 2018 para abril alcancé mi punto óptimo, donde conseguí hacer mi primera media maratón con mi equipo. Mantuve ese nivel en torno a 60 hasta Julio más o menos que con el calor bajamos un poco el nivel de actividad. En septiembre volvemos a subir normalmente pero las cosas en el trabajo no iban bien y ese otro factor (la cabeza) se nota. Eso me hizo bajar mi estado hasta el n valor de 50 más o menos, pero aún así, conseguí por primera vez en mi vida hacer la Behobia con mi equipo.

Las cosas fueron a peor en el trabajo y con ello, todo lo demás, como veis en la curva “bajamos a los infiernos”. Luego toca levantarse, recomponiendo las piezas del puzzle hasta llegar a la situación actual, en torno a 40.

También, además de medir hay que marcar objetivos para luchar por ellos, este año, de acuerdo con el entrenador mi objetivo es volver a estar en torno a 50 y volver a disfrutar de la Behobia con mi equipo. Ya estamos luchando cada día por ello. Alimentación, nutrición controlada, apoyo de mi familia, entrenador, equipo, psicóloga, fisio, … y sobre todo tratándome a mí mismo como un todo. Todo tiene que funcionar bien como un reloj, si no lo haces tú, no lo hace nadie por ti, pero con ayuda es más fácil.

Espero que te sirva, a mi me funciona, anímate, tú también puedes, y si necesitas ayuda, aquí estamos, mira a tu alrededor y pide ayuda, es bueno para ti.

image1

Venan Llona @vllona

 

Aldaketek eragina al dute gure gaixotasun kronikoan? Cambios, ¿afectan a nuestra enfermedad?”

Bizitza ezin dugu aurreikusi, eta gertatzen diren gauzei moldatu egin behar gara.

Gure gaixotasunaren kontrola guk eramaten dugu. Kezkak ditugunean edo gure egoera pertsonala aldatzen denean, gure eguneroko betebeharrak alde batera utzi ditzazkegu eta gure gaixotasunean eragina du.

Nire bizitzan aldaketa bat bizi izan dut duela gutxi. Aldaketek gure bizitzaren edozein eremuri eragiten die. Nire kasuan, egiten nuen ariketa fisikoan izan duen eragina partekatu nahi dut zuekin.

Orain arte gailu batekin kontrolatzen nuen egiten nuen arikera fisikoa eta konstantziarekin proposatutako helburu desberdinak lortzen joan izan naiz. Berri txarrak jasotzean, buruhauste eta kezka asko izan ditut eta aldez aurretik lortutako helburuak galtzen joan naiz.

Pixkanaka, bizitzako alderdi desberdinen kontrola berreskuratzen ari naiz.

Berri onak eta nire esperientziak zuekin partekatzen jarraituko dut.

La vida es algo que no podemos prever. Ocurren cosas, circunstancias que afectan a nuestra vida en cada momento. Debemos de saber adaptarnos a ellos.

En los talleres de Paciente Activo nos enseñan cómo nuestras enfermedades crónicas tienen múltiples factores que debemos vigilar, medicación, concienciación, gestión del estrés, actividad física, control periódico, … y todo ello lo debemos de conciliar con nuestra vida diaria.

Llega un momento en el que un cambio importante hace que todo salte por los aires. Las circunstancias cambian, nuestro estado cambia, las prioridades, los ritmos, las pautas y las costumbres se desmontan y nuestra mente se despista de su objetivo principal.

¿Cómo puede afectar esto a nuestra enfermedad? Absolutamente, primero porque el control lo ejercemos nosotros desde nuestra propia voluntad y en estos momentos la mente está en otras preocupaciones, dejando un poco “de lado” nuestra concentración en el mantenimiento de nuestras situaciones ideales. Por mucho que lo queramos, todo esto nos afecta a nuestras sensaciones y el descontrol y sobre todo, los cambios de horarios, de ritmos de actividad y descanso, la tensión de hacer frente al cambio supone un estrés que incide directamente en nuestra situación personal.

Voy a poneros mi propio ejemplo, en el que en el último trimestre de 2018 se preveía un cambio en mi situación personal que finalmente se produjo en diciembre. Quisiera mostraros mi evolución “deportiva” como ejemplo de cómo uno sólo de los aspectos que debemos gestionar en nuestro propio control de nuestras enfermedades crónicas, la actividad física, sea esta cual sea, se ve afectada:

Empecé a controlar con un programa mis niveles de actividad cuando decidí empezar a entrenar de manera continuada con un equipo practicando “running” en Enero de 2017. Hasta entonces lo había controlado de otras maneras y mi práctica era “por mi cuenta”. A partir de esa fecha, desde entonces el seguimiento de mi actividad deportiva, entrenamientos, participación en carreras, lo realizo con la supervisión de un entrenador y formando parte de un equipo que me apoyan y motivan.

Entreno habitualmente con el equipo dos veces por semana y una tercera sesión el fin de semana que llamamos “tirada larga” en la que rodamos una distancia, tiempo y ritmo marcados por el entrenador en función de nuestros objetivos personales.

En el gráfico se puede apreciar como partimos de una situación “cero” que fue subiendo hasta alcanzar ya unos niveles de entrenamientos que justificaban mi participación en pruebas “populares” de distintos niveles. Cada uno de los puntos rojos es una carrera registrada. Los dientes de sierra indican la progresión ya que no siempre se puede ir a más, hay que intercalar descansos y por medio aparecen unos fenómenos que se denominan “lesiones”. Sí, un deportista está sujeto a lesiones por múltiples factores, aunque el entrenamiento intenta reducir al máximo las lesiones, a veces nos pasamos y tenemos que recuperarnos. Empieza a aparecer entre nuestras necesidades la figura de la “fisioterapia”, profesionales que analizan las lesiones, sobrecargas y te ayudan a volver a una situación normal.

A finales de 2017 conseguí un objetivo para mi inalcanzable hasta entonces, corrí por primera vez la “Santurce-Bilbao”. El entrenamiento mereció la pena y lo conseguí. Mis constantes médicas eran excelentes y todo funcionaba perfecto.

A lo largo del primer trimestre de 2018, la progresión ya tenía un objetivo que alcancé en Abril, consiguiendo hacer por primera vez en mi vida una Media Maratón en Madrid. Eso fue ya el Súmmum. Seguido realicé otra media maratón e incluso participé en una liga de carreras e hice mi primera carrera de Trail-Running.

Después del verano las noticias no venían buenas, algo iba a cambiar mi situación y mi mente acusaba esa preocupación, aún así, los objetivos seguían cayendo con otra media maratón, otra “Santurce” y el objetivo que para mi era “mítico”, la Behobia-San Sebastián. Algo que para mi era inalcanzable, lo conseguí hacer. El esfuerzo en los entrenamientos, la experiencia del entrenador, la labor de la fisioterapia y la ayuda de mi Nutricionista junto con el apoyo del equipo y de mi familia, me llevaron hasta esa meta. En la gráfica está representado en el grupo de puntos rojos de octubre-noviembre de 2018, sin embargo, como veis, el nivel de entrenamiento mucho más bajo que en abril-julio.

Finalmente, el hecho previsto y temido se produjo, la bajada a los infiernos, la pérdida de todo lo conseguido marcado claramente entre diciembre-enero-febrero, donde poco a poco vamos retomando el control e intentando ir recuperando mi vida a una situación aún inestable.

De repente, en marzo ocurre otro posible cambio importante, otra vez los objetivos y las prioridades cambian, otra bajada hasta que finalmente el hecho no se produjo y volvemos a retomar la vida “normal” dentro de las nuevas circunstancias.

En estos momentos estamos ahora, con el control médico para no descuidar la enfermedad y aún sujeta por lo acumulado hasta ahora, retomando los entrenamientos que exigen un esfuerzo que antes no costaba tanto (la cabeza hace milagros pero también tira de ti para atrás). Volveremos a retomar el control con la Nutricionista (habíamos acordado primero estabilizar mi situación y luego meternos con ello), y seguir entrenando, con lo que de nuevo volveremos a necesitar de la fisioterapia para mantener un nivel óptimo (sobre todo sobrecargas).

Esto es un ejemplo, sólo del aspecto deportivo que me ha afectado por un cambio. No quiero contaros mis penas ni sufrimientos y los de mi familia durante este tiempo que también han ocasionado un cierto descontrol y descuido de todo, de alimentación, medicación, control de estrés, descanso, …

Espero volver a estar en una zona óptima para volver a hacer este año mis dos pruebas míticas, esa “Santurce” y esa “Behobia” que me dicen que me encuentro bien como para poder hacerlas. Tenemos tiempo hasta Noviembre para ello. Pero como todo, a pesar de todos los apoyos que recibo, todo depende de uno mismo, somos nosotros mismos quienes tenemos que tomar el control y salir del bache.

Seguiremos contando la evolución y espero daros muy buenas noticias para compartir buenas experiencias, si yo puedo, tú puedes, hay que ponerse a ello, cada uno a su ritmo y con sus capacidades y con sus circunstancias. Ánimo.

a.jpg

Venan Llona @vllona

A %d blogueros les gusta esto: