Estresa, antsietatea, larritasuna eta depresioa. Estrés, ansiedad, angustia, depresión

Pertsona askori bildurra ematen dizkie hitz hauek. Ez baditugu pairatzen, askotan, ez ditugu ulertzen. Guk geuk edo gure gertukoek jasan dezakete, baina inork ez gaitu erakutsi kudeatzen.

Osasunaren beste arlo bat da, eta medikuntzaren beste atal bat. Diabetesa dudala esan beharrean, “azukre pixkat”  esatea bezala da.

Izendatzen ez dena, ez da existitzen. Osasun arloko profesionalek diagnostikoa egiten dute, gertatzen zaizunari izena jartzen diote eta tratamendu egokiena jartzen dute. Askotan beranduegi joaten gara sendagilearengana eta gehiago kostatzen zaigu sendatzen.

Ez izan zalantzarik eta sintomaren bat nabaritzen duzunean, laguntza eskatu. Gure osasuna era oso batean zaitu behar dugu, eta burua zati garrantzitsu bat da.

Palabras que a muchas personas dan miedo. Las que no las han sufrido no las entienden, y puedes ser tú quien lo sufra o tu entorno más cercano quien lo haga, lo sufren en las personas que más quieren y nadie nos ha enseñado a gestionarlo.

Es una parte de la salud de la que se encargan distintas especialidades de la medicina. Es como utilizar la expresión “tiene un poco de azúcar” en lugar de decir “tiene diabetes”, o “tiene un poco alta la tensión” en lugar de decir “hipertensión”.

Lo que no se nombra, no existe, son los profesionales sanitarios quienes te pueden ayudar a realizar el diagnóstico, ponerle nombre y ayudarte a llevarlo con el tratamiento más adecuado para cada caso. Aguantamos, sin parar, hasta que no podemos más y reventamos, cuando ya es demasiado tarde y la enfermedad se ha manifestado y cuesta más recuperarse. Un diagnóstico temprano es la mejor manera de prevenir y poner remedio antes de que se vaya a más.

No dudes en recurrir a tu profesional sanitario en cuanto sientas los síntomas, déjate ayudar y pide apoyo para que eso no te afecte y antes de que sea tarde. Una simple diabetes, controlada mediante medicación, dieta saludable y ejercicio, puede descompensarse sólo con el factor mental. Tenemos que cuidar nuestra salud de manera integral, también la cabeza es mucha parte de ello.

a

Venan Llona @vllona

Mala guardia

Supongo que en la mayoría de las familias hay un profesional sanitario, como mínimo, pero aun así quisiera correr el riesgo de compartir mi realidad laboral.

Si colocáramos 4 personas de pie formando un círculo entre ellas, y dentro de este, dibujáramos el número 6 en el suelo…… A la pregunta de ¿ qué veis? … Las respuestas serían diferentes en los 4 casos. ¿ Creéis que alguna de estas percepciones es errónea? ¿ Creéis que podría ser enriquecedor para cada uno de los participantes, conocer la visión de los demás? Mi opinión es que sí sería enriquecedor, y eso es lo que pretendo hacer hoy, compartir mi visión de un día de trabajo, con el único ánimo de ayudaros a entender.

 

Hace una semana tuve una mala guardia. Hay días en los que 24 horas seguidas trabajando, resultan ser muchas horas.  Acudieron varias personas con problemática social, porque ya sabéis q si la guardia empieza de esguinces, no verás solo uno…!! Pero os contaré uno de los casos solamente.

Atendí a una persona, de la que no voy a revelar detalles, solo os contaré que vivía una situación familiar límite, sin salida aparente, que le exigía mucho sacrificio y sufrimiento, mucho trabajo y dedicación, que duraba ya años, y que esto le había provocado en este momento, un  agotamiento físico y tal desgaste psíquico que le tenía bloqueada. Acudió por dolor en el pecho, con sensación de dificultad para respirar, de ahogo. Descartamos que tuviera ningún problema  cardiaco ni respiratorio agudo, y tras escuchar su historia personal concluimos que sufría un cuadro de ansiedad.

 

No sé explicar lo gratificante que me resulta ayudar a personas con estos problemas, como tampoco se expresar lo frustrante que es no poder hacerlo. Debemos conocer e informar de los diferentes recursos sociales que existen a nuestra disposición. Pero….. Todos queremos que nos ayuden? O hay veces en las que nos bloqueamos, no sabemos qué hacer y cómo hacer para permitir que las ayudas nos puedan llegar?? Tendrá esto que ver con las creencias personales de lo que ” pensamos que merecemos”? Tendrá que ver con la educación recibida? Puede ser que simplemente busquemos no defraudar a aquellos que sentimos que dependen de nosotros? Nos creamos nuestras propias trampas mentales?

 

Estas son algunas de las preguntas que me hice ese dia, supongo que derivadas de la frustración de no poder hacer más y de la concepción del propio trabajo.  Entiendo que las relaciones entre sanitario- paciente están evolucionando de una postura claramente paternalista, a otra más participativa y de consenso, no hablo de situaciones de gravedad en las que únicamente cabe hacer lo que hay que hacer, hablo del resto. Me gusta escuchar las prioridades de mis pacientes, respetarlas y ayudarles a conseguir sus metas, haciendo q se sientan dueños de la situación. Todos  los días, voy aprendiendo cómo encontrar la mejor forma de conjugar lo que creo que debe ser, lo que ellos creen que debe ser, lo que puede ser y lo que quieren que sea….. Difícil tarea?

Bego Belarra

Os dejo con Fito…. Nunca se para de crecer, nunca se deja de morir

A %d blogueros les gusta esto: