Argi bat bidean. Una luz en el camino

Iritsi zen Paziente Biziako “Nire osasuna biziki zainduz” tailera eman behar nuen eguna.

Y llegó el día, ese día tan esperado en el que comenzábamos a impartir el Taller de Paciente Activo “Cuidando activamente mi salud”.

Ilusioz beterik geunden nire kidea eta ni  partaideen zain.

Mi compañera y yo allí estábamos esperando con mucha ilusión al grupo de participantes. Cuando llegaron, mi cuerpo y mi mente se pusieron en alerta, pensé ¡Preparadas que el taller comienza ya!

Hasieran pixka bat hotza egon arren, nire kideari esker geroz eta erosoago sentitzen joan nintzen.

Era consciente de que algo iba a cambiar tanto en el grupo como en nosotras. El comienzo fue bien, me sentía a gusto siguiendo el manual, sin embargo me mostraba un poco distante ya que me costaba interactuar con el grupo. Gracias al apoyo de mi compañera cada vez me sentía más cómoda, fui soltándome.

Saio batean begirale bat etorri zen saioa gainbegiratzera.

Entonces, llegó un día en el que nos avisaron que iba a venir una observadora a supervisar cómo transcurría la sesión. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: