Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Entradas etiquetadas como ‘incertidumbre’

¿Hacia dónde vamos?

Hace unos días tuve una conversación muy interesante. La verdad es que éramos un grupo de compañeros que comentábamos cual sería el futuro de nuestras profesiones. Todos éramos sanitarios. Somos personas muy diferentes, con situaciones personales también distintas, así que nuestras opiniones fueron un reflejo de ello.

La conversación partió de comentar lo mucho que ha cambiado nuestro trabajo desde que cada uno/a iniciamos nuestra andadura laboral. Era la más joven del grupo, y llevo veinticinco años ejerciendo.

Comentamos la inestimable labor que realizaban los médicos de cabecera en los pueblos cuando éramos niños. No había horarios, las cosas estaban un poco más sujetas a la suerte y al conocimiento intuitivo. Recuerdo que cuando firmé la primera adjudicación de plaza en atención primaria, una de las condiciones que ponía el contrato, era que tenía que residir en el pueblo en el que ejercía. Las cosas han cambiado mucho en este sentido y en todos los demás también.

Hablamos de cómo evolucionaría nuestra profesión en los próximos veinte años. Mientras una de mis compañeras opinaba que ya no se podría dar un salto tan importante que supusiera casi una ruptura con lo que ya conocemos, otra defendía todo lo contrario. Puso como ejemplo el cambio que se dio cuando se descubrió la electricidad, y defendía que nos encontrábamos a las puertas de ese gran nuevo salto.

La investigación sobre el genoma humano creo que podría ser la clave de este cambio. Recordemos que es la secuencia de ADN, que contiene entre 22500-25000 genes y que no existen dos iguales, salvo que sean gemelos idénticos o seres clonados. Conociendo nuestro genoma, podríamos saber cuáles son las enfermedades que desarrollaríamos en nuestra vida.   Una vez determinadas, podríamos prevenir su aparición o retrasarla. Además desconocemos hacia dónde nos lleva la tecnología. ¿Os imagináis que ya no haya que entrar en una lista de espera para ser trasplantado de riñón, porque la tecnología es capaz de generar ese nuevo órgano? ¿ Qué se puedan conocer los valores de los análisis sin utilizar técnicas invasivas? ¿ Cómo serán las intervenciones quirúrgicas ?  ¿ Seguirá existiendo la hospitalización como ahora la entendemos, o será más una monitorización  y atención en domicilio?  ¿ cambiará el concepto de salud- enfermedad ? ¿ Seguirán existiendo las enfermedades crónicas?

Interesante debate el que tuvimos. Es una pena no haber contado con alguien dedicado a la investigación, que nos hubiera podido anticipar algunas cosas. De cualquier forma, creo que el futuro próximo va a ser apasionante, y que debo de mantener una actitud abierta ante los nuevos avances que están por llegar. Y vosotr@s… Como lo veis?

Os dejo con un vídeo que explica el proyecto del genoma humano

Bego Belarra

 

Preparar la consulta para no olvidar.

Cada día se diagnostican enfermedades. En todo el mundo por millones?

Pero a mí sólo me sucedió ayer.

Fiebre alta que no remite, analítica de control y vaya…me ha tocado.

Hallazgo casual me dice el médico y consulta los resultados complejos, con el compañero de la consulta de al lado

-” Pero estos resultados indican curación, comentan”.” Por seguridad vamos a enviarte al especialista, pero coincidimos en que estas curada”.

Seguro, pienso en shock, pero yo sigo con fiebre, me siento fatal y por si no fuera suficiente, me dicen que he estado enferma y que no lo he sabido hasta ahora.

Intentan tranquilizarme, pero no lo consiguen. Solo oigo que tengo una enfermedad que a mí me suena a grave, de la que no me he enterado, que me va a dejar una huella de por vida y que me he curado??? No entiendo. Pero en este momento no puedo ni hablar, mucho menos pensar o preguntar.

El doctor Google, al que consulto inmediatamente llegar a casa, sólo consigue aumentar más el caos y las dudas.

La semana que pasa hasta que voy al especialista vivo en un infierno de dudas y preguntas.

Por fin llego a la consulta del especialista que va a solucionar mis dudas.

Me recibe con una amplia sonrisa, que agradezco.

-“Tu médico te ha enviado a descartar una enfermedad que no tienes”

– COMO???

– “No tienes”… y me sonríe de nuevo.

Salgo de la consulta mucho más tranquila. La contundente respuesta del amabilísimo doctor me ha dejado, otra vez, sin palabras. Tranquila, aliviada, pero con las mismas dudas…

No puedo creerlo. He perdido, de nuevo, la oportunidad de preguntar.

¿A QUE NOS SUENA?

En los talleres de Paciente Activo enseñamos a preparar la consulta con el médico.

¿Qué debemos hacer?

-Anotar todas las dudas

-Preguntar de forma clara.

-Repetir lo que estamos entendiendo, por si hay algún error.

-No salir de la consulta si no entendemos lo que hay que hacer respecto a tratamientos, pruebas, etc.

Y si a pesar de haber preparado la consulta y haber preguntado todo lo que nos crea dudas no lo tenemos claro, volver a consultar con nuestro médico o nuestra enfermera.

El acceso es fácil, nos conocen y aunque no dispongan de mucho tiempo están dispuestos a dedicárnoslo. Seguro que aclaran gustosos lo que no hemos entendido.

Y un consejo, Doctor Google no aclara dudas. Solo crea más.

Magdalena Vázquez

De miedos, enfados…y autoconocimiento

Madre mia¡¡¡, hace ya tres años y medio que me diagnosticaron el cancer de mama y dos años y medio cuando me di cuenta que mi corazón se agotaba, que no me seguía el ritmo…, que la quimioterapia fué demasiado para él…

….Y tengo que seguir haciendo los controles pertinentes y   protocolarios para comprobar y seguir confirmando que todo está bien, controles como el que me ha tocado esta mañana, la mamografía…., no me gusta nada, (no conozco a nadie que le guste, aunque tengo que aprender a hablar por mi). Me incomoda, me hace volver a sentir miedo, aunque quiera hacerme la valiente y aparentar que no estoy nerviosa, días antes de la prueba ya la estoy sufriendo…, ¿para qué adelantarme?,  cualquiera diría que me gusta sufrir, ¡nada más lejos de mi intención!, pero a mi mente le vienen recuerdos.., y dias antes empiezo a estar distinta, más apagada, a veces apática, y a veces incluso enfadada, enfadada conmigo por no ser capaz de serenarme, enfadada conmigo por sentirme así, sin darme permiso para hacerlo, y normalmente ese  enfado lo suelto con el primero que tengo cerca, hago de cualquier cosa un mundo porque mi finalidad es el enfado,  no cambio, para qué?, si yo no tengo la culpa del enfado¡¡, es mi marido que está insoportable¡¡, es a él a quien no se le puede hablar¡¡….(pobre, que paciencia¡¡).

Qué fácil es echar balones fuera…, aunque luego me paro, rebobino, observo y me doy cuenta, ¡¡¡que importante para mi es darse cuenta!!!, a veces incluso luego me fustigo, me recrimino una y otra vez por no haber sido capaz de hacerlo bien, de darme cuenta a tiempo, eso si cada vez  menos, todo es parte de un proceso el proceso de conocerse a uno mismo, y yo todo este proceso interno lo he conocido a raíz de la enfermedad, ¿como no voy a pensar que ha sido un antes y un después en mi vida?., ¿como no voy a agradecer a mi cuerpo su aviso?, claro que este autoconocimiento es un proceso en soledad, es duro, y dura, ya lo creo que dura, !dura toda una vida¡….

Ani Galende

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: