Eskuak garbitzearen garrantzia. La importancia de lavarnos las manos

Izaskunek eskuak garbitzeak duen garrantziari buruz hitz egingo digu gaur.

Nuestras manos lo tocan todo, y lo hacen muchas veces al día, muchas de ellas sin ser tan siquiera conscientes de que lo estamos haciendo. Nos sorprende que algo tan liviano y rutinario en nuestro día a día pueda entrañar en si un riesgo en la transmisión de gérmenes de toda índole y condición.

Este acto de lavarse las manos, tan sencillo a primera vista y tan entendido por nuestra sociedad como un hábito básico en nuestra higiene diaria, es a menudo olvidado y en algunas ocasiones mal realizado.

Para realizar un lavado de manos solo necesitamos algo tan sencillo como agua y jabón. Porque con solo 15 segundos de nuestro tiempo podemos realizar un acto de suma importancia en lo que a evitar la transmisión de gérmenes e infecciones se refiere.

¿Sabíais que la totalidad de nuestra piel puede llegar a albergar hasta un máximo de 800000 bacterias?. Sí, no os sorprendáis que habéis leído bien. Debemos puntualizar que todas esas bacterias no son en sí peligrosas para nosotros, de hecho, en una persona sana no nos deben dar problemas porque forman parte de nuestra flora habitual que dicen los expertos en la  materia.

Sin embargo eso no nos libra de la importancia del lavado de  nuestras manos cada vez que sea necesario, porque no debemos olvidar que cada vez que no lo hacemos las manos pasan a convertirse en una fuente importante de gérmenes que pueden sobrevivir hasta un máximo de 3 horas en ellas.

Es de vital importancia inculcar este sencillo hábito desde la primera infancia, para que nuestros más pequeños interioricen este acto como algo rutinario.

Lavarse las manos no consiste solo en ponerlas bajo el grifo y dejar que se mojen, porque si únicamente hacemos eso en realidad no habremos hecho nada.

20181107_221156

¿Cómo debemos lavar nuestras manos?

1.     Utilizar agua tibia y jabón. También podemos utilizar una solución hidroalcohólica para desinfectarlas, si es preciso.

2.     Este acto debe durar 15 segundos, suficientes para que estén limpias.

3.     Secado con toalla, papel, secador.

4.     No olvidar hidratarlas con una crema si están irritadas.

5.     Muy importante no olvidar frotar las palmas y entrelazar los dedos además de lavar nuestras muñecas.

¿Cuándo debemos lavar nuestras manos?

·     Antes y después de preparar y/ o manipular alimentos

·     Después de ir al baño o cambiar pañales a un bebé.

·     Cada vez que manipulemos dinero.

·     Después de toser , estornudar.

·     Siempre que manipulemos residuos.

Como rezaba el lema del Dia Mundial del Lavado de Manos del pasado año 2014:

“EL PODER ESTÁ EN TUS MANOS”

Izaskun Antúnez

Gripe y vacunación.

gripe_es_2016

 

Iñaki Etxebarria

Desde hace una semana y hasta el 17 de Diciembre está en marcha la campaña de vacunación antigripal. Como otros años, los grupos de población a los que está dirigida la campaña son los mayores de 65 años, las personas con diabetes u otras enfermedades crónicas en las que un proceso gripal pueda suponer un riesgo muy importante para su salud, las mujeres embarazadas, y los trabajadores sanitarios.

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por un virus  que cursa  principalmente con fiebre alta o muy alta, dolores musculares o también llamados mialgias, dolor de cabeza o cefalea, y mal estado general. La duración de un cuadro gripal es variable pero suele rondar los 7 o 10 días, aunque puede alargarse alguno más. En ocasiones se puede complicar con la aparición de otras infecciones respiratorias sobreañadidas.

Por otra parte, es frecuente que  algunas veces llamemos gripe a infecciones respiratorias causadas por otros microorganismos, generalmente virus, pero cuyos síntomas no son de tanta intensidad. Son procesos que cursan con rinorrea (moquillo), tos, estornudos, sensación de malestar general y fiebre aunque generalmente nunca por encima de los 38º C. Estos procesos víricos suelen ser mucho más benignos y se resuelven en pocos días.

El pronóstico de la gripe es benigno, pero es cierto que en los llamados grupos de riesgo, existe alguna mayor probabilidad de que suponga un importante riesgo para la salud debido a la posibilidad de una complicación en la enfermedad crónica de base o un mayor impacto de los efectos de la gripe en el organismo. Por ese motivo se recomienda vacunar.

El virus de la gripe es un virus que muta (cambia algunas de sus características) con cierta frecuencia. Esa es la causa de que no se pueda garantizar que la vacuna de un año, nos deje unas defensas eficaces para los virus de los años siguientes. De ahí surge la necesidad de tener que vacunar todos los años.

El año pasado  escribimos en este mismo blog una entrada interesante que hablaba de la importancia de vacunarse. Todavía no estamos en época de gripe, aunque sí que empiezan a circular entre nosotros distintos virus que provocan infecciones respiratorias. Tanto en unos procesos como en otros os queremos recordar que tenemos en nuestras manos medidas preventivas muy eficaces para disminuir nuestra probabilidad de contagio y transmisión.

A %d blogueros les gusta esto: