Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Entradas etiquetadas como ‘obesidad’

Contradicciones de nuestra sociedad

Al mismo tiempo que millones de personas mueren de hambre en el mundo, la obesidad adquiere según la OMS (Organización Mundial de la Salud), caracteres de epidemia.

Una de las contradicciones de  nuestra sociedad.

Según la OMS más de mil millones de personas adultas tienen sobre peso y de ellas al menos 300 millones son obesas.

Unos amigos han estado en EEUU de vacaciones en el mes de Julio y me comentaron que les había llamado la atención la cantidad de personas obesas que habían visto. Pero no hace falta ir a los EEUU para ver personas con sobrepeso u obesas, en cualquier playa de nuestras costas podemos observar un número elevado de adultos y también niños y adolescentes con obesidad.

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Para averiguarlo se mide el IMC (Índice de masa corporal) y ¿cómo lo calculamos?

Se calcula mediante el peso de la persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Cuando dicho Índice oscila entre 18,5 y 24,9 hablamos de una persona con peso normal. Una persona con un IMC igual o superior a 25  tiene sobrepeso y con un IMC igual o superior a 30 se estima que es obesa. Este índice es el que utilizan los profesionales sanitarios a la hora de  estimar si una persona es obesa o no.

Y no hablo de estética o belleza, hablo de salud. En la televisión, en las revistas, en los anuncios,  aparecen mujeres delgadas y seguro que rayando el IMC de bajo peso, que tampoco es saludable.

Hablo de SALUD, pues la obesidad y el sobrepeso son perjudiciales para la salud tanto por sí mismas como por ser factores predisponentes para otras enfermedades crónicas que acortan la esperanza de vida, además las personas obesas pueden sufrir rechazo social y discriminación.

Otra contradicción de nuestra sociedad: está de moda ser delgado pero cada vez hay más obesos. Según un estudio de SEEDO (sociedad española para el estudio de la obesidad), en la población adulta española, entre 25-60 años, el índice de obesidad es del 14, 5% y el de sobrepeso llega al 38,5%, siendo más frecuente en mujeres y conforme aumenta la edad aumenta la cifra de personas obesas.

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

El mayor consumo de alimentos hipercalóricos (con alto contenido en azúcares y grasas…) y la menor actividad física.  

Así que junto con la alimentación el otro factor causante de la obesidad es el sedentarismo.

Y como siempre digo: “Nunca es tarde para empezar a hacer una actividad física”.

Resulta esencial elegir el tipo de actividad que más se adapte a las preferencias y habilidades de cada uno, en cada etapa de la vida.

La OMS recomienda practicar actividad física de forma regular, independientemente de la edad de la persona y del tipo de ejercicio que realice. La recomendación actual es de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada, como podría ser caminar a paso ligero, todos los días de la semana. No siempre se puede realizar todos los días de la semana, pero, podemos organizarnos ¿verdad?

Responder a nuestras preguntas de:

QUE, CUANTO, CUANDO y CON QUE FRECUENCIA…

Pero cuando la persona es obesa o tiene sobrepeso es más fácil incrementar la actividad física como estilo de vida rutinaria (caminar más, subir escaleras, reducir actividades sedentarias, no quedarse delante de la televisión más de 2 horas seguidas, etc.,) que el empezar a practicar un deporte o un programa de ejercicio físico debido a las condiciones físicas.

Además desde mi punto de vista  se debería dar ejemplo a los niños que tengamos a nuestro lado: hijos, nietos, sobrinos, etc.,  ser modelo con nuestros buenos hábitos.

Se debería acostumbrar a los niños a realizar ejercicio físico de forma cotidiana siempre que se pueda, ir andando o en bici a las ikastolas sería una medida estupenda, aun siendo consciente que no siempre se puede, practicar deporte en las ikastolas y también en su tiempo de ocio, sería otra buena medida.

La industrialización y la tecnología nos han facilitado  un gran número  de tareas y actividades que sin su ayuda comportaban un gran esfuerzo con una elevada carga física y gran coste energético. Ahora en el siglo XXI vivimos en una sociedad con un mayor confort que ha traído un conjunto de hábitos y costumbres que están siendo perjudiciales para mantener nuestro nivel de salud óptimo. Otra contradicción de nuestra sociedad.

Ha mejorado nuestro nivel de vida: todos tenemos uno o dos coches por familia, nuestras profesiones comportan en su mayoría un bajo grado de actividad física, nuestro ocio lo enfocamos al consumo de productos que nos mantienen sentados la mayor parte del  tiempo; en resumen: tenemos una sociedad moderna y cómoda pero con un bajo grado de actividad física y unos hábitos diarios sedentarios que perjudican nuestra salud.

Todavía estamos a tiempo de cambiar.

Itxaso Arévalo

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: