Elkarrekin batu egiten dugu. Juntos sumamos

Azaroan, osasun mentalari buruzko ekitaldi batera gonbidatu ninduten. Besteak beste, “elkarrekiko sostengua” programa aurkeztu zuten.  Osasun mentaleko arazoak dituzten pertsonak hobetzeko eta errekuperatzeko berdinen arteko laguntzaren garrantzia aipatzen da bertan.

Gaixoei, familiei eta zaintzen arduradunak diren profesionalei tresna desberdinak ematen dizkie.

Arazoren bat duen persona, bere prozesuaren protagonista izaten da. Programa honetan, ez dira gaixotasunean edo sintometan zentratzen, pertsonak arazoari aurre egiteko gaitasunean baizik.

Berdinen arteko laguntza eta konpresioa, benetan lagungarria da.

a

En el mes de noviembre me invitaron a participar en unas jornadas cuyo eje central era generar un espacio de intercambio de conocimiento, experiencias y buenas prácticas entre entidades que trabajan en el ámbito de la salud mental. Entre otros temas muy interesantes presentaron el programa “Apoyo Mutuo”.

El programa “Apoyo Mutuo” se basa en el modelo llamado «enfoque de recuperación» (Anthony,1993; Davidson,2016).

El modelo «enfoque de recuperación» en el ámbito de la salud mental se centra en la persona, en la creencia de que ésta puede experimentar procesos de mejoría significativa o incluso llegar a recuperarse de problemas de salud mental, y que durante ese proceso de recuperación es fundamental el apoyo entre iguales.

El programa “Apoyo Mutuo” aporta herramientas no sólo a las personas que se enfrentan a un diagnóstico, sino también a sus familias y a los profesionales encargados de sus cuidados.

El modelo apuesta por poner a la persona con un problema de salud mental como verdadera protagonista de su proceso y de crecimiento personal. No se centra en la enfermedad o en los síntomas, sino en cómo la persona afronta su vida y es capaz de recuperar muchos aspectos de su vida cotidiana, de su día a día, que se pudieron perder a causa de la enfermedad.

El apoyo entre iguales es una forma innovadora y eficaz en la relación de ayuda a las personas con problemas de salud mental. Se ofrece apoyo y comprensión a quienes comparten una misma situación, favoreciendo el intercambio de conocimientos y experiencias. Se anima a que las personas participen activamente en su propio proceso de autocuidado, favoreciendo el empoderamiento y el apoyo de la persona para que ésta se sienta capaz de liderar su recuperación. Favoreciendo que ellas mismas definan sus objetivos vitales y terapéuticos.

Las personas que ejercen como agentes o figuras de apoyo mutuo para serlo, reciben previamente una formación. Tras recibir la formación actúan apoyando en la recuperación de otras personas que intentan superar los mismos problemas. En su papel está ofrecer un espacio de escucha, comprensión, empatía, etc. Una escucha que parte de la experiencia de una persona que ha pasado por vivencias muy parecidas.

La experiencia de un igual puede ser porque no, un complemento a la atención profesional que se recibe por parte de los servicios de salud mental.

                                                         ≠juntossumamos

                                                                                                                                                       Lourdes Ochoa de Retana

 

Zer da mindfulness? Atención plena, ¿y eso qué es?

Azkenaldian mindfulnes hitza geroz eta gehiago entzuten dugu. Besteak beste, estresari aurre egiten laguntzen digu. Batzuetan meditazioaren sinonimo bezala erabiltzen da nahiz eta horrela ez izan.

 Mindfulness teknikak budismoan du jatorria eta 2.600 urte bainoa gehiago ditu.. Hala ere, ikuspegi zientifikotik ez da aplikatu 70eko hamarkadara arte. Mindfulnessaren helburuetako bat estresa murriztea dela esan dezakegu. Horrez gain, beste hainbat onura ere baditu: geure burua kontrolatzen laguntzen digu, nerbio sistema kudeatzen eta norberaren pentsamenduak ezagutzen.

 Orainean zentratzen eta kontzentratzen laguntzen digu, une bakoitzean pentsatzen, sentitzen edo egiten ari garenari arreta jartzen. Gaur egun, pasatako edo etorri behar diren gertakeretan pentsatzen dugu momentuan eta orainean erreparatu gabe.

a

De un tiempo a esta parte se oye hablar del Mindfulness o Atención Plena entre otras muchas técnicas para ayudarnos a combatir el estrés y, aunque a veces lo utilizamos como sinónimo de la meditación, no es así.

El concepto surgió hace 2600 años en Oriente basado en varios fundamentos del budismo, en Occidente fue adaptado y principalmente impulsado por Jon Kabat-Zinn en la Escuela de Medicina de Massachusetss (Estados Unidos) en la década de los 70 para mejorar la calidad de vida de los pacientes que acudían a la Clínica de Reducción del Estrés. Su definición del Mindfulness se resume en “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

Los fundamentos en los que reposa el Mindfulness son:

  • Durante cada momento de nuestra vida hemos de ser plenamente conscientes y vivir en el presente.
  • Acoger nuestras experiencias. ya sean negativas o positivas, sin entrar en juicios.
  • Mantener nuestro corazón abierto para ser nuestros mejores amigos y dejar que surja la compasión por cuanto nos rodea.

Esta base constituye y da origen al Mindfulness, es una forma de conectar nuestros sentidos con nuestras emociones, estar y ser plenamente conscientes del aquí y del ahora, actuando así según el lugar y las circunstancias en las que nos encontramos en cada momento.

Por inercia nuestro pensamiento se centra en el eventos del pasado o el futuro, centrando tan solo una pequeña parte en lo que nos sucede en el presente.

La Atención Plena se está consolidando como una de las herramientas con más aceptación para mejorar nuestra actividad mental.

Nuestra capacidad de estar en el presente nos permite recordar a dónde vamos mientras caminamos a pesar de que mientras lo hacemos tenemos en nuestra mente miles de pensamientos que no tienen que ver con el trayecto que realizamos, debemos tener en cuenta que, de media, una persona tiene cerca de 60.000 pensamientos al día.

El Mindfulness se centra en  reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando conscientemente la experiencia de la forma en que se da.

Aunque experimentemos algo desagradable en nuestra vida, se trata de evitar el sufrimiento añadido de poner nuestros esfuerzos en intentar que esa situación desagradable desaparezca.

La práctica del Mindfulness nos insta a vivir nuestra situación sin agregar ninguna carga a la misma.

La Atención Plena nos enseña a relacionarnos de forma directa con lo que nos ocurre, aquí y ahora, en el momento presente. Una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, trabajando de manera consciente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. Ya que una vida en la que estamos más centrados en lo que ocurrió en el pasado o por lo que no ha ocurrido aún, está abocada al descuido, al olvido y al aislamiento, actuando así de manera automática.

Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena se ha ido integrando cada vez más a la  Medicina y Psicología de Occidente. Actualmente se estudia de manera científica y está reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físcos y psicológicos asociados al estrés y mejora del bienestar general.

Tabira Aguirre

 

 

 

 

 

 

 

Bizitzak mina egiten duenean. Cuando la vida duele

Bizitzeak mina egiten duenean, bizitzeko gogorik ez duzunean, etxetik atera nahi ez duzunean edo planik egiteko gogorik ez duzunean, depresioa izan dezakezu.

Depresioa gaixotasun mental bat da, gure ohiko gaitasunekin eta energiarekin jardutea galarazten diguna eta gure familia-bizitza, lan-bizitza eta gizarte-bizitza larriki kaltetu ditzakeena. Normalean, tristura handia, energiarik eza, gauzen oso ikuspegi negatiboa eta lo egiteko, kontzentratzeko edo elikatzeko zailtasunak eragiten ditu, baina koadroa askotarikoa izan daiteke.

Jatorria, nerbio sisteman izan arren, arrazoi zehatza ezezaguna da.

Depresioa gure herrialdean ohikoa dela esan dezakegu. Iraupena aldakorra izan daiteke.

Garaiz diagnostikatzea oso garrantzitsua da. Tratamendu erangikorrak daude, batzuetan sendagaiak (antidepresiboak), terapia psikologikoak, autolaguntza teknikak…

Gai zailak dira, ez dugu erreztasunez hitz egiten. Prozesu luzea da, pazientzia behar dugu, denbora… baina denen laguntzarekin bizitzeko eta mundura indarrez eta ilusioz begiratzeko gogoa lortu dezakezu .

Cuando sientes que no puedes más y sigues a pesar de todo, de no saber cómo, de no tener muchas ganas. Cuando la vida duele y sientes que aprieta o fuerzas tu máquina más de la cuenta. Cuando no eres o no puedes ser consciente y te caes sin poder levantarte. Cuando estás muy cerca de cruzar una fina línea que separa dos lados muy diferentes y todo te supera, dejas de sonreír sintiéndote espectador en un mundo en el que no vas en el mismo sentido, en el que te mueves muy lento mientras todo lo demás va demasiado rápido. Cuando te vas sumergiendo en esa sensación que atrapa y te arrastra hasta ese fondo inmenso, frío, solitario e incomprendido. Cuando entras poco a poco en la tristeza y va pudiendo contigo. Cuando ya no te arreglas para salir porque no te sientes bien y ya no eres feliz. Y un día no puedes levantarte de la cama, te cuesta cada vez más y las lágrimas salen imparables porque no agradeces vivir es cuando empiezas a sentir pensamientos atractivos, destructivos que no te hacen bien. Cuando duele vivir y te dejas llevar por una corriente que va en contra, la depresión forma parte de tu vida.

¿Que es la depresión?

Es uno de los trastornos mentales cada vez más frecuente. Según la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud) 1 de cada 5 personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo en su vida. Aumenta este número si se añaden otros factores como tener enfermedades o situaciones de estrés. La depresión depende en buena parte del estado de ánimo el cual los sentimientos o la frustración interfieren con la vida diaria. Puede haber un factor genético o puede desencadenarla una serie de hábitos como el alcohol o la drogadicción, pérdidas laborales, personales o el aislamiento social. Es una de esas enfermedades silenciosas que con nuestro ritmo de vida al principio pasa desapercibida. Cada año los diagnósticos aumentan. Algo no va bien en alguien que tiene algún problema de este tipo. No tienen hambre, no duermen, la tristeza es un habitual. Hasta que llega el punto de romperse no eres consciente de que las cosas no van bien. La depresión te mina, te quita seguridad de una manera brutal. Todo te cuesta mucho, demasiado. Es un problema muy serio. A día de hoy puedo decir que no sé que es tener depresión. He tenido momentos de estrés o de dolor por la pérdida pero quizá por mi forma de ser, o a saber por que causa tengo la capacidad de poder levantarme cada vez que me caigo. Quien entra en una depresión no puede hacerlo y es realmente muy duro no solo para quien la tiene, también para quienes quieren a esa persona que sufre. Nadie está exento de cruzar esa fina línea. ¿Qué puede llevar a alguien a querer hacerse daño, a destruirse poco a poco cada día o incluso a llegar a intentar quitarse la vida, que ni siquiera lo que más quiere en el mundo logra hacer que esa persona saque fuerza, para que pueda luchar y poder salir de ese agujero?. Cuando entras en ese estado es difícil salir. Es difícil que esa mirada vuelva a brillar y vibrar con un sueño o meta, pero no es un imposible.

Lo que hoy os escribo es una parte de lo que puede ser tener una depresión. Oír como alguien te cuenta lo que es vivir con ello, como se siente es muy duro. Puede suceder a cualquier edad incluso en niños. En algunos casos, no siempre, la depresión va acompañada de intentos de quitarse la vida. Quiero aclarar, porque es importante hacerlo, que no todo el mundo que tiene una depresión intenta quitarse la vida. El suicidio no es un tema que se hable mucho y tiene una serie de consecuencias potentes tanto a nivel sanitario como económico o familiar. Bien por falta de información y de recursos, es un tema delicado que hay veces en las que parezca que aún a día de hoy es un tema en gran parte tabú. La dificultad para definir el suicidio para su diagnóstico y evaluar correctamente el problema, no ayuda a detectarlo a tiempo para evitar que se lleve a cabo. El suicidio deja una huella que transciende generaciones y es un tema el cual debemos recordar que existe.

Hoy os hablo de dos temas difíciles que duelen mirar, leer o saber. Creo que es necesario hacerlo con mucho respeto, lejos del morbo para mandar todo el apoyo a quienes cada día viven con la depresión y que ojalá se recuperen y vuelvan a mirar a la vida sonriendo. Hablar de ciertos temas pueden ayudarnos a identificar señales, a no dejar pasar según que cosas y nos puede animar a ir al médico para que nos diga si es cansancio o depresión, falta de vitaminas o algún otro problema de salud. Es muy necesario detectar a tiempo el problema para quien está pasando por un momento tan duro. Yo que me sujeto a la vida con ganas y la miro con cierta tristeza por mi realidad y por mi propia vivencia, que haya personas que sufran de esa manera hace que sienta empatía por ellos, por su dolor. Hoy mi post no termina con una frase de película que tanto me gusta e identifica y pone ese toque tan personal mio. Hoy escribo haciendo un llamamiento con una reflexión. Vivimos en una sociedad que hace que nuestro cerebro, nuestro cuerpo y a nosotros mismos nos cueste digerir, asimilar y seguir el ritmo de vida. El estrés y ansiedad son dos conocidos ¿quien no los ha sentido alguna vez?. No somos conscientes de lo fácil que es adentrarnos en una depresión y quien lo sufre no es fácil poder ayudarle. Quizá estemos en un punto en el que tengamos que cambiar nuestra forma de vivir, de sentir, de actuar y reaccionar. No nos damos cuenta de que quienes tenemos al lado quizá esté en ese punto, a ese lado que no es visible ni se puede tocar, pero no por ello es menos real. No somos conscientes de que sin querer podemos ayudar a ser la gota que colma su vaso haciendo ese clic que desencadene en una depresión . Es cierto que no tenemos porqué saberlo si no conocemos a la persona pero quizá bajar el ritmo nos ayude a ayudar.

Tengo una amiga que tras un largo camino está saliendo de esto. Tengo conocidas que están trabajando en camino de poder conseguirlo. La recuperación en este caso no es un proceso rápido con resultados inmediatos. Hay que tener paciencia y sobretodo tiempo, que pase el tiempo con la ayuda de un profesional y si fuese preciso de algún tipo de tratamiento. Pero también hay quien por desgracia no puede salir. Lo importante es detectar a tiempo el problema, diagnosticarlo y poco a poco, paso a paso, con la ayuda de quienes te quieren llegará un día en el que puedas volver a no tener miedo, no te ahogará vivir y volverás a mirar a la vida y al mundo con fuerza.

a.jpg

                                                                                                                                                                  Nagore Taboada.

Musika, zure bizitzako kidea. La música, una gran compañera en tu vida

Nire bizitzan zehar musikak beti lagundu izan dit. Gaur egun edonork entzun dezake nahi duen abestia nahi duen unean.

Udara honetan mugikorrean erabil ditzazkegun bi aplikazio berri ezagutu ditut.

Batak, loa hartzen laguntzen du musika berezi eta espezifiko baten laguntzaz. Bertan, 29 minutuko lo-kuluxkak egiteko aukera ere badago.

Besteak, erlaxazio edo meditazio ariketak egiteko erabiltzen da musika eta ahots baten laguntzaz. Oso erraza da eta onura asko dakartza.

Honek guztiak gure osasunarekin zerikusia du. Loa, deskantsua, eta geure burua deskantsatzen laguntzen baitigu.

Atzo beste era bateko musikaz gozatu nuen, musika alaiago eta animatuago batekin. Korrika egiten ari naizenean oso lagungarria da niretzat musika mota hau.

Une txiki hauetan gauza guztietaz ahazten naiz musikaren laguntzaz. Indarberrituta sentitzen naiz, nire unea da. Zuk ere ba al dituzu zure momentuak?

La música siempre me ha acompañado a todo lo largo de mi vida. Recuerdo con cariño aquellos programas de radio en los que la música por las tardes en casa acompañaba cuando aún no existía la televisión y los oyentes pedían canciones que luego sonaban una y otra vez, luego apareció esa “nueva” radiofórmula basada en la FM y nacieron aquellos 40 principales. Desde entonces, me han acompañado en mi vida. Recuerdo con mucho cariño aquellos programas nocturnos que me servían de fondo en el bachillerato en el que “El Loco de la Colina” empezaba su programa con Pink Floyd e incluía abundante discografía de los Beatles como el que daba título a su programa “The Fool on The Hill”.

En estos momentos, cualquiera puede acceder en el momento en el que quiera a la música que le apetezca, bien a través de las plataformas de streaming, bien mediante los sistemas tradicionales, con una ventaja añadida, todos llevamos un smartphone encima en el que podemos llevar o acceder a la música seleccionada.

Este verano he descubierto dos APPs para smartphone que hacen uso de la música con dos finalidades, la primera, dormir con una música “smart”, es decir, “inteligente”, diseñada para acompañarte en el sueño o para cogerlo, que está científicamente creada para armonizar nuestras ondas cerebrales. Originalmente se creó en la NASA para que los astronautas de la Estación Espacial Internacional pudieran descansar cuando los ciclos de sueño allí son diferentes de los que hay en la Tierra. Un gran descubrimiento. Hay una función que me agrada sobremanera, que se llama “Power Nap”, que no es otra cosa que una música agradable que va relajando y acompañando durante una reconfortante siesta de 29 minutos hasta que finaliza con un relajante despertar.

La segunda de las aplicaciones te permite realizar mediante sonidos y músicas de fondo junto con una voz suave y armoniosa a realizar ejercicios de relajación, meditación, autoconsciencia, que ciertamente me ha sorprendido por su efectividad. Tan sencillo como dedicar 10, 20, 30, el tiempo que necesites y del que dispongas. Unos simples auriculares, tumbarte o sentarte en un ambiente a poder ser sombrío y dedicar ese tiempo a ti mismo. Una recomendación de mi psicóloga que ha sido todo un descubrimiento. Un descanso mental que luego te permite continuar con tu actividad.

Todo esto tiene que ver con salud. Salud a la hora de dormir, salud a la hora de descansar la mente, a mi me sirve.

Y ya, ayer disfruté especialmente con otro tipo de música, música alegre, “power”, música que me “pone” y que me acompaña cuando voy solo corriendo en las tiradas largas. Muchos “runners” usamos la música como compañera en esas tiradas. Nos motiva, nos concentra, nos hace dejarnos llevar, incluso el ritmo de la música hace que inconscientemente vayas llevando el ritmo de la zancada al compás de la música hasta llegar a ese estado de estar plenamente concentrado en el ejercicio pero sin llegar a perder el sentido del entorno. Ayer en el km 5,6 estaba sonando “Hooked On a Feeling” de Blue Suede, con ese “Ouga chaka ouga” del comienzo que me hizo apretar el ritmo hasta darme cuenta de que la respiración, las piernas, el corazón, todo ello fluía de una manera sincronizada. Una gran experiencia, un momento “mágico”.

Estos pequeños momentos de desconexión los necesito y la música me acompaña y em reconforta, a mi es “mi momento”, ¿y tú? ¿también tienes tus momentos?.

tomar-conciencia-musica-823x400
Venan Llona @vllona

Estresa, antsietatea, larritasuna eta depresioa. Estrés, ansiedad, angustia, depresión

Pertsona askori bildurra ematen dizkie hitz hauek. Ez baditugu pairatzen, askotan, ez ditugu ulertzen. Guk geuk edo gure gertukoek jasan dezakete, baina inork ez gaitu erakutsi kudeatzen.

Osasunaren beste arlo bat da, eta medikuntzaren beste atal bat. Diabetesa dudala esan beharrean, “azukre pixkat”  esatea bezala da.

Izendatzen ez dena, ez da existitzen. Osasun arloko profesionalek diagnostikoa egiten dute, gertatzen zaizunari izena jartzen diote eta tratamendu egokiena jartzen dute. Askotan beranduegi joaten gara sendagilearengana eta gehiago kostatzen zaigu sendatzen.

Ez izan zalantzarik eta sintomaren bat nabaritzen duzunean, laguntza eskatu. Gure osasuna era oso batean zaitu behar dugu, eta burua zati garrantzitsu bat da.

Palabras que a muchas personas dan miedo. Las que no las han sufrido no las entienden, y puedes ser tú quien lo sufra o tu entorno más cercano quien lo haga, lo sufren en las personas que más quieren y nadie nos ha enseñado a gestionarlo.

Es una parte de la salud de la que se encargan distintas especialidades de la medicina. Es como utilizar la expresión “tiene un poco de azúcar” en lugar de decir “tiene diabetes”, o “tiene un poco alta la tensión” en lugar de decir “hipertensión”.

Lo que no se nombra, no existe, son los profesionales sanitarios quienes te pueden ayudar a realizar el diagnóstico, ponerle nombre y ayudarte a llevarlo con el tratamiento más adecuado para cada caso. Aguantamos, sin parar, hasta que no podemos más y reventamos, cuando ya es demasiado tarde y la enfermedad se ha manifestado y cuesta más recuperarse. Un diagnóstico temprano es la mejor manera de prevenir y poner remedio antes de que se vaya a más.

No dudes en recurrir a tu profesional sanitario en cuanto sientas los síntomas, déjate ayudar y pide apoyo para que eso no te afecte y antes de que sea tarde. Una simple diabetes, controlada mediante medicación, dieta saludable y ejercicio, puede descompensarse sólo con el factor mental. Tenemos que cuidar nuestra salud de manera integral, también la cabeza es mucha parte de ello.

a

Venan Llona @vllona

A %d blogueros les gusta esto: