Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Entradas etiquetadas como ‘superación’

Bizi. Vivir

Duela gutxi musika talde famatu baten bideo bat ikusi nuen. Bertan bularreko minbizia izan duten emakumeen testigantzak jasotzen dira.

Hace unos días recibí un wasapp con el video de Rozalén y Estopa titulado “Vivir”, una canción para apoyar la lucha contra el cáncer de mama. La letra de la canción recoge testimonios de distintas pacientes con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia.

Abestien hitzak esaten dutena aztertzea gustatzen zait. Ondorio interesgarriak atera ditzazkegu.

Me gusta analizar las letras de las canciones, muchas de ellas están vacías, pero otras muchas contienen mensajes que bien interiorizados nos pueden enseñar interesantes conclusiones.

Gaixotasuna gainditu ondoren, bizitza era positiboan jarraitu dute.

Lo primero que me llamó la atención en esta canción es su título “Vivir”, que bonita y profunda palabra y cuantas cosas se pueden decir de ella. Seguro que cada uno de vosotras y vosotras, que ahora leéis este blog podríais contar algo diferente. Pero si lo que relata es la vivencia de ciertas mujeres, que tras una experiencia traumática de una enfermedad, como la del cáncer de mama, han sabido mirar la vida de forma positiva y en clave de seguir adelante, puede decir mucho más.

¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos.

Tengo tanto que contarte.

Ha pasado algo importante.

Komunikatzea, gertatzen zaizuna kontatzea, eta sentimenduak adieraztea funtsezkoa da.

Así empieza la canción, con una llamada a la comunicación. Lo importante que es comunicar, contar, hablar de lo que nos pasa y más cuando se vive una situación traumática, sea la que sea. Poder contar tu experiencia, tus sentimientos es fundamental para comenzar el proceso de “sanación” (lo pongo entre comillas y utilizo esa palabra y no curación, porque me parece más integral), de transformación, de crecimiento. Sí, cuando un paciente vive una enfermedad necesita narrar su experiencia para superarla, no solo es cuestión de una curación física. “Ha pasado algo importante” y cuando pasa algo importante lo comparto con otros, para eso somos seres racionales.

Puse el contador a cero.

Ezin dugu une negatiboetan geratu, aurrera jarraitu behar dugu.

La vida es eso, un cúmulo incesante de historias, tras las cuales hay que volver a poner el contador a cero, no porque se tengan que olvidar y dejar atrás sino porque necesitamos comenzar otras. No podemos estancarnos en momentos negativos, hay que seguir adelante.

¿Sabes?, fue como una ola gigante.

Arrasó con todo y me dejó desnuda frente al mar.

Gaixotasun baten aurrean biluzik, babesik gabe geratzen gara.

Bonita forma describir como se siente una persona ante una situación tan complicada como es la del cáncer de mama, pero que puede servir para cualquier otra enfermedad que nos descoloca, nos deja así desnudos, desvalidos, sin defensas.

Pero ¿sabes?, sé bien que es vivir.

No hay tiempo para odiar a nadie.

Ahora sé reír.

Egoera negatibo batean, zailena, jarrera aktibo bat hartzea da. Bizitza aurrera doa eta baikorrak izatea merezi du!

Sin embargo ante situaciones negativas lo más sencillo es ceder, dejarse llevar. Y lo más complicado es adoptar una postura activa: hay que seguir adelante, no culpabilizarse ni culpabilizar a nadie y aprender a reírse de todo. La vida continúa y merece la pena ser positivo. Es después de las profundas crisis cuando mejor se mira hacia delante.

Quizá tenía que pasar,

No es justo, pero solo así se aprende a valorar.

Galdera asko bururatzen zaizkit… zergatik niri? Zer egin dut nik? Lehen baloratzen ez genituen gauza asko baloratzen ikasten dugu.

Después de una enfermedad grave aparecen las preguntas: ¿Por qué a mí? ¿Qué he hecho yo para merecer esto?… Nos ponemos a pensar si es justo o no, pero también es el momento de darse cuenta de que hay mucha gente que nos quiere, que somos más o menos privilegiados de vivir en este lugar del mundo dónde tenemos sanidad, hospitales, médicos, medicinas,… aprendemos a valorar muchas cosas de la vida que nos venían dadas y ni siquiera habíamos sido capaces de darnos cuenta que las teníamos.

Y si me levanto y miro al cielo.

Doy las gracias y mi tiempo lo dedico a quien yo quiero,

Lo que no me aporte… lejos

Si alguien detiene mis pies.

Aprendería a volar.

Abesti hau iraganeko gertakari baten ondoren egina da, aurrera begira, eskerrak ematen eta era baikor batean.

Esta canción está hecha desde la experiencia pasada, en positivo, mirando hacia delante. Dando gracias, cada uno desde sus creencias y valores, pero puestos en pie y afrontando el futuro como un camino que merece la pena recorrer. Es una oportunidad para recapitular y refrendar lo que cada uno cree o hacer borrón y cuenta nueva. Y si hay algo que nos inmoviliza arrinconarlo, quebrar las cadenas que nos atan a ello y liberarnos. Que forma más bonita de decirlo: “Si alguien detiene mis pies. Aprendería a volar”. Es una nueva ocasión, la que se nos brinda, para vivir, tal vez de la misma manera que hasta ese momento o cambiando. Pero para seguir viviendo.

Y si miro a todo como un niño

Los colores son intensos.

Yo saldré de aquí si lo creó así.

Cuando me miren sabrán

que me toca ser feliz.

Aukera berri bat da, bizitza berri bat.

Es una oportunidad nueva, una vida nueva. Se nos abre un precioso camino para mirarlo con otros ojos, con otro color. Lo importante es ser muy consciente de que se puede continuar, se puede ser feliz, “nos toca ser felices”.

¿Sabes?, he pasado mucho miedo.

Este bicho es un abismo,

se me cansa el cuerpo.

Se me parte el alma y a llorar.

Une batzutan lur jota gera gaitezke. Askotan izan ditugu arazoak eta aurrea atera gara, zergatik oraingo honetan ez gara aterako?

El ser humano tiene sus emociones, sus debilidades, y eso no quiere decir que no podamos derrumbarnos. Pero nada hay más fuerte que cada uno de nosotros, cuántas veces hemos soportado crisis, problemas, sinsabores,… y hemos sabido salir adelante. ¿Por qué ahora no? Los momentos difíciles nos hacen más fuertes y un buen llanto nos desahoga, nos libera… y de nuevo otro paso hacia delante.

Pero ¿sabes?, he aprendido tanto, tanto.

Esta vida me ofreció una nueva oportunidad.

Bizitzak bigarren aukera bat eman dit, eta berekoia izango nintzateke aprobetxeatzea jakingo ez banu.

Si hay algo que me sale, y lo digo en primera persona porque así lo he vivido, es que la vida me ha dado una segunda oportunidad, que egoísta sería si no supiese aprovecharla.

 

Jose Cepero

Harri bat bidean. Una piedra en el camino

Todas las personas nos ponemos unas metas, unos objetivos, queremos llegar a algo y una vez decidido, nos ponemos a ello, hacemos lo que esté en nuestra mano para conseguirlo. Los pacientes “activos” también tenemos nuestras propias metas, mantener controlada y correctamente gestionadas nuestras propias enfermedades. A eso es a lo que llamamos ser “paciente activo”, a tener consciencia de ello y asumir como responsabilidad propia nuestras enfermedades.

Yo este año tengo un objetivo deportivo que me ayuda a gestionar mejor mis condiciones físicas y mentales y contribuyen a mi bienestar general. Los controles periódicos a los que me someto de momento son excelentes, lo que demuestra que una cosa ayuda a la otra.

Pero no lo hago solo, mi familia me apoya y ayuda. Mi entorno también lo hace y, por si fuera poco, me he buscado además apoyo externo. El año pasado fue mi primera experiencia con un grupo de “running” promovido por el ayuntamiento. Yo era el más (el más mayor, el más lento, el más pesado, pero también, el más constante, …). En ese grupo conocí gente que como yo, cada una con sus propias necesidades, objetivos y capacidades.  Lo que teníamos en común es que dos veces a la semana quedábamos a una hora determinada y en un momento específico para hacer algo en común: correr (o trotar, running, jogging, o como quieras llamarlo). Hice buenas amigas (la mayoría mujeres, tal vez porque ellas son más sociales) con las que sigo manteniendo relación y con las que me encuentro, me apoyan y apoyo en las carreras populares a las que asistimos.

Este año mi objetivo es más ambicioso, no se trata sólo de correr, sino de entrenar, activación (calentamiento), diferentes entrenamientos, cortos, rápidos, rodajes, series, escaleras, cuestas, trail, … y finalmente, los estiramientos. Un mundo diferente. En un grupo nuevo promovido por un club de atletismo y con el apoyo del ayuntamiento en el que convivimos diferentes niveles de capacidad. Yo soy “bronce” de los de iniciación, el grupo en el que me siento más cómodo y donde puedo exigirme sin alterar el entrenamiento del resto de personas del grupo. Cada persona en el grupo tiene sus propias motivaciones y objetivos. Tenemos un compañero que este domingo se va a presentar por primera vez en su vida a una maratón. Tenemos una compañera que tiene en el punto de mira participar por primera vez en una media maratón. Tengo “mi compi” como ella me llama, que en enero no había corrido nunca. Ya ha participado conmigo en una carrera popular de 5km y se sintió invencible. Este domingo intentaremos participar en la carrera solidaria a favor del Parkinson, Esclerosis Múltiple y los niños con cáncer #BilbaoLetsRun. Podíamos elegir, 5k, 10k, o 15k. Esta vez iremos a por los 10 kilómetros, su primera vez. Está preparada, motivada y entrenada y lo haremos juntos. ¿Juntos?

las-piedras-del-camino-1_thumb

Sí, es la idea, acompañarnos y disfrutar de la experiencia. Aportarle la confianza que supone que alguien que ya lo ha hecho te acompañe y anime durante la misma te garantiza más posibilidades de éxito. Poder hablar con la persona que va contigo contando cómo te sientes, o comprobando tu ritmo con el suyo te permite comprobar que vas en buen camino.

Pero, todo tiene un pero, se ha presentado “una piedra en el camino”. Una piedra que tengo que superar, lo que llaman “una pedrada” en una pierna, probablemente una rotura de fibras producida por una mala pisada o un sobresfuerzo en los entrenamientos. Me lo hice el viernes pasado, se agravó el lunes y el miércoles ya me tuve que retirar a mitad del entrenamiento.

Hoy tengo cita con una fisioterapeuta a ver si consigue arreglar mi lesión y me permite ir hoy al entrenamiento o al menos, participar en la carrera solidaria del domingo con “mi compi”. Si no puedo, acompañaré o empezaré a hacerlo o haré la marcha solidaria andando en su lugar, pero participaré.

Esta piedra en mi camino es como las que todas las personas nos encontramos, un bache a superar, que no debe de minar nuestra voluntad, sino animarnos a seguir, a pelear, a cambiar el ritmo, la estrategia o los objetivos pero seguir siempre adelante.

El domingo espero celebrar la priera 10k de “mi compi”, corriendo con ella o esperándola en la meta, allí estarán también nuestros hijos que harán también sus respectivos 10k y su hija y su marido que harán 5k (cada uno en su capacidad). Una fiesta familiar, con objetivo solidario y con una fuerte voluntad de superación. ¿Te animas? Andar, lento, rápido; caminar-correr, trotar, correr, en silla de ruedas, con el andador, tu sola presencia aporta visibilidad a las personas con esas patologías y haces un bien común. ¿Por qué no? Te esperamos.

Venan Llona @vllona

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: