Paziente Bizia programan ikasitako esperientziak. Mis experiencias de aprendizaje en el Programa Paziente Bizia-Paciente Activo

Paziente Bizia programan parte hartzeko gonbidapena jaso nuenean ez nuen zalantzarik izan eta berehala baiezkoa eman nuen.

Recibí una invitación para participar en el Programa Paziente Bizia-Paciente Activo, para mí era algo nuevo, pero enseguida dije que sí; había algo en él, que me atraía.

Giltzurrunetako gaixotasun kroniko bat dut eta Paziente Bizia programan parte hartzeko hautagai apropos bat izan nintzatekeela pentsatu nuen.

Sentía que, como poseedora de una enfermedad renal crónica, era una candidata idónea para formarme en el programa. Añadiendo las ganas de compartir con otras personas experiencias y  dificultades.

Sigue leyendo

Nire begiak eta burua osasunaren truke irekitzen. Abrir mis ojos y mi mente a cambio de salud

Hola quería contaros mi experiencia y relato:

Ustez, bizitza osasuntsu bat eramaten nuen, Paziente Biziko tailerretara joan nintzen arte. Bertan, aldatu beharreko ohiturak zein ziren ikasi nituen.

Primeramente creía que hacia una vida saludable hasta que me incorpore a los talleres de Paciente Activo, donde allí pude comprobar que estaba muy confundida, entonces se abrieron mis ojos y mi mente. Me enteré de la importancia que tiene la alimentación y también comprendí los hábitos que debía cambiar por ejemplo: en la alimentación y el deporte.

Gantz eta elikagai prozesatu asko jateaz gain, inoiz ez nituen etiketak begiratzen.

En la alimentación pude entender que comía demasiadas grasas y mucho alimento procesado, nunca miraba en las etiquetas y allí me enseñaron los componentes que tenían.

Sigue leyendo

Usteak baztertzen eta ohitura onak ezartzen. Desterrando mitos e implantando hábitos saludables

Osakidetzako Paziente Bizia programan parte hartzera bultzatu ninduen arrazoietako bat, ijitu herriak beste herritarrekin alteratuz bizi esperantzan zuen desberdintasuna izan zen. Erronka zaila zen, ohitura eta usteak oso barneratuta baitditugu baina aurera jarraitzea erabaki nuen

Mi experiencia en el programa de Paciente Activo de Osakidetza; lo que me impulso a hacer este programa fue ver que estadísticamente y con cifras, la gran desigualdad  de esperanza de vida de la población gitana con respecto a la demás población. ¿Y que podía hacer al respecto ? Era consciente de que el reto era muy difícil, dado que había muy malos hábitos enraizados en conceptos y  actitudes como por ejemplo: Un niño gordito era más saludable que un niño delgado, no acudir al médico hasta que la situación es insostenible…

Zalantzak nituen programa honek eduki zezakeen arrakastaz.

Tenía serias dudas de que este programa pudiera tener algún logro, aunque fuera  pequeño.

Me pregunté a mí mismo si tendría algún impacto, o de lo contrario era uno de tantos programas que no se ajustarían a las necesidades y peculariedades de nuestra población.

Sigue leyendo

Nire ikasketen esperientziak. Mis experiencias de aprendizaje

PAZIENTE BIZIAN izan dudan esperientzia kontatu nahi dizuet.

Quiero hacerles partícipes de mi buena experiencia en PACIENTE ACTIVO.

2012. urte hasieran hasi nintzen PAZIENTE BIZIA programan parte hartzen. 69 urte nituen eta 32 urte nindoan 60 unitate intsulina jartzen. Ez nengoen nire momentu onenean.

Comencé a participar en PACIENTE ACTIVO a comienzos de 2012, con 69 años con diabetes tipo 2. Llevaba 32 años poniéndome hasta 60 unidades de insulinas, y en aquellos momentos mi situación no era nada buena; me sentía negativo, tanto física como psicológicamente.

Había sufrido 3 ictus, arrastraba alguna secuela, y eso aumentaba mi inseguridad; era un manojo de nervios, me encontraba estresado, asustado y sin motivaciones.

Sigue leyendo

Osasuna hobetu nahi duten 200 pertsona bilatzen dira!!! ¡¡¡Se buscan 200 personas que quieran mejorar su salud!!!

se busca

Gaurkoan mesede bat eskatzea gustatuko litzaidake.

Hoy me tomo la confianza de apelar a vuestra buena voluntad y pediros un favor, si no os importa claro 😉.

Osasuna hobetu nahi duten 200 pertsona bilatzen ari gara. Horietako bat bazara, jarrai ezazu irakurtzen, eta ahal izanez gero, zabal ezazu mezua mesede egin diezaioketen pertsonei.

Estamos buscando 200 personas que quieran mejorar su salud. ¿Y cómo es esto? Te preguntarás…. Todos a priori queremos mejorar nuestra salud ¿no? Pues sigue leyendo y te lo cuento. Y si puedes… cuéntaselo a todos aquellos que creas que se podrían beneficiar.

¿Os animáis? ¿Me ayudáis a difundirlo?

Zuetako askoek dakizuten bezala, duela 8 urte Osakidetzak  Osasun Eskolaren barruan Paziente Bizia-Paciente Activo programa jarri zuen martxan. Blogean askotan hitz egin dugu, baina ez dakizutenei laburpen txiki bat egingo dizuet.

Como muchos de vosotros ya sabréis y los que no os lo cuento ahora, Osasun Eskola Osakidetza puso en marcha hace más de 8 años, dentro de la Osasun Eskola (Escuela de salud) el programa Paziente Bizia-Paciente Activo. En este blog nos habéis oído muchas veces contaros cosas del programa, pero os voy a hacer un pequeño resumen para los que todavía no nos hayáis leído 😉. Sigue leyendo

Zure erabakia, zure bidea. Tu decisión, tu camino.

Duela egun batzuk amets bat izan nuen; basoez inguraturik zegoen bide zabal eta lau batetik ibiltzen nengoen.

Tuve una vez un sueño, caminaba por una senda ancha, recta y sin pendiente,con bosques frondosos a ambos lados.

Nire oinazpietako ondarra harrietan bilakatu zen. Geroz eta zailagoa egiten zitzaidan ibiltzea, dena iluntzen joan zen eta zuhaitzek hostoak galdu zituzten.

Aun viendo personas, algunas conocidas, otras no, nadie decía nada, Mis pasos eran fuertes y decididos, la arena que había bajo mis pies, en algún momento se volvió graba, y de repente piedras, miraba hacia el suelo, y vi mis pies descalzos, sin saber cómo ni porque mi caminar se hizo lento, prácticamente agónico, todo se tornó oscuro, los arboles perdieron sus hojas y el aire denso no me permitía respirar.

Bide bukaeran ate bat zegoen eta bertatik argi goxo bat ikusten zen. Sartzea erabaki nuen.

La fatiga me llevo al final del camino, donde en una extraña puerta una luz asomaba, fuerte, intensa y acogedora. Animada por esa sensación, con el siguiente paso entre en una sala, donde desconocidos me observan curiosos, en silencio, pero hay algo en su mirada, que se vuelve la mía.

Bertan, ezagutzen ez nituen pertsona talde bat zegoen. Aurkeztu ondoren, gure kezkak eta bildurrak partekatu genituen eta bakarrik ez nengoela konturatu nintzen.

De la mirada pasamos a presentarnos, dimos nombre a nuestros rostros y sin quererlo le comenzamos a dar voz a todos esos miedos que arrastramos, a todo eso que sin querer se volvió mochila a nuestras espaldas y no nos deja avanzar como quisiéramos, y como por arte de magia te das cuenta que no estás solo, que llorar no es malo, que enriquece, que el camino no es fácil, pero es compartido.

Irteerako atean nago eta ez dut beldurrik ezezagunari. Aurrera jarraitzen erakutsi didate.

Dado el paso y aprendidas las herramientas, siento que puedo tomar decisiones para cuidar mi cuerpo y mente, ahora me reconozco en mi momento, ahora estoy de nuevo en la puerta de salida, donde la realidad se hace visible, y ya no hay miedo en lo desconocido, porque me han enseñado a continuar hacia adelante.

Orain, nire bidea hasierakoa bezala da, bizitzaz betea.

Quiero compartir mi aprendizaje, y por eso abandono la sala llena de luz, de agradecimiento, mi camino vuelve a tener vida, aire fresco y arboles verdes.

Partaideen laguntzari esker nire bidea jarrai dezaket.

Sé que todo esto no hubiera sido posible, sin que esas personas de miradas ya no extrañas, hubieran alzado sus manos y con delicada fuerza, después de un abrazo, empujaron mi espalda para continuar el camino.

250px-Bosque

Trinidad Moreno Tello

Talleres Paciente Activo Paziente Bizia

taller-paciente-activo

El programa Paciente Activo Paziente Bizia de Osasun Eskola de Osakidetza tiene varias vertientes. Una de ellas es la difusión, concienciación y reflexión que nos gusta hacer acerca de nuestro papel como enfermos de enfermedades crónicas y promover una actitud de co-responsabilidad en los adquirir conocimiento de las habilidades y cuidados necesarios para un mejor control de nuestras enfermedades. Para ello nuestra herramienta más poderosa son los talleres que organizamos y que se imparten en los tres territorios de la Comunidad Autónoma del País Vasco durante todo el año.

Conviene repasar, como buen inicio de curso, qué podéis encontrar en dichos talleres. A lo largo de  semanas y en sesiones de dos horas, se desarrolla un programa cuidadosamente pensado y estructurado en el que se van introduciendo temas de interés para mejorar nuestra salud y el control de las enfermedades. El requisito que se pide es el compromiso de acudir durante el transcurso del taller a las sesiones programadas y las ganas de aprender y participar.

Existen dos tipos de talleres: uno que llamamos “Cuidando activamente mi salud” está dirigido a personas que padecen alguna enfermedad crónica o a cuidadoras o cuidadores que tienen a su cargo enfermos crónicos. No son talleres enfocados a una enfermedad en concreto. En ellos hablamos de alimentación saludable, cómo identificar los alimentos que nos convienen, cuales elegir para hacer una dieta equilibrada, qué tener en cuenta a la hora de hacer la compra. Otro aspecto que se aborda es la actividad física: qué tipos hay y cuál es conveniente para cada persona, qué tenemos que tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio físico.

Aunque alimentación y actividad física son los pilares, dedicamos espacio y tiempo a otros aspectos fundamentales del autocuidado: la importancia de un buen descanso mental y físico y la gestión de las emociones, aspecto importante para vivir de manera adecuada con una enfermedad que puede suponer limitaciones en nuestra vida diaria. También tienen cabida aspectos más prácticos como puede ser hablar de qué tener en cuenta a la hora de preparar una consulta con la enfermera o el médico, qué debemos conocer de los medicamentos que tomamos, qué son las voluntades anticipadas, o cuales son los recursos comunitarios que tenemos a nuestro alcance.

Todos los contenidos se enriquecen con las aportaciones de los asistentes al taller y con la experiencia que aportan los monitores, en su mayoría enfermos crónicos igual que los asistentes, lo que les da un plus al poder entender mejor lo que supone hacerse cargo del autocuidado.

El otro tipo de taller es “Cuidando mi diabetes” y son básicamente los mismos contenidos pero enfocado a las personas que tienen diabetes.

En este blog podéis consultar las fechas de los talleres previstos en fechas próximas. Si estáis interesados podéis poneros en contacto con el programa. Tenéis la información de cómo hacerlo en la página web de Osasun Eskola

COMENZAMOS CURSO

 

logomixto

 

Ya llevamos unos meses ausentes y después de estos meses de parón veraniego el blog del programa Paciente activo, Paziente bizia de la Osasun Eskola retoma su actividad.

Durante este curso que ahora comienza vamos a seguir con las mismas intenciones con las que nacimos: queremos que a lo largo de las semanas y a partir de lo que os contemos, nos conozcáis más, conozcáis lo que hacemos, los talleres que organizamos, los eventos en los que estamos y, sobre todo, que podamos compartir conocimiento e información de interés. Otro aspecto al que damos mucha importancia es el de nuestras vivencias y experiencias como pacientes crónicos y por ello es algo que seguirá teniendo su espacio aquí.

Nos gusta recordar que el blog es una herramienta más de difusión del programa pero también un punto de encuentro de las personas que nos leéis. Algunas y algunos de vosotros habéis participado en los talleres y nos comentáis que este espacio es un modo de continuar en contacto con el programa. También nos hacéis llegar el mensaje de que leernos os resulta de utilidad, ya sea por lo que aprendéis o porque os sentís identificados, o apoyados a descubrir. Queremos daros las gracias porque cuando oímos o leemos esos mensajes nos sentimos animados a seguir. Esperamos seguir cumpliendo esas expectativas y pondremos cariño y dedicación en ello.

Además del blog nos podéis encontrar en otras redes sociales como Facebook y Twitter y en la página web de la osasun eskola. En ésta última además existe información y otros recursos que os invitamos a explorar.

Como cada nuevo comienzo de curso se entremezclan sensaciones y pensamientos. Tenemos el objetivo de que este blog sea un espacio vivo y dinámico y por eso siempre pensamos en cómo mejorarlo y hacerlo más interesante  y ameno. Preparamos varias novedades, algunas evidentes y otras más sutiles, que iremos introduciendo progresivamente. Tanto si nos seguís acompañando como si nos empezáis a leer seréis testigos de esas novedades.

¿Preparados entonces? Vamos allá!

Escucha activa

Elena Resines

 

Estamos terminando un taller. Falta  la última sesión, la de despedida o mejor  la de hasta pronto. Todos nos hemos hecho cómplices y si no amigos-amigos, estamos en la misma onda, nos une  una experiencia común. Si nos encontramos, tendremos de qué hablar, tal vez nos veamos a menudo y ese aprendizaje entre  iguales en que nos hemos acompañado  nos permita  mantener una relación de aliados que nos refuerce y fortalezca en  el objetivo común de  cuidarnos y ser proactivos en nuestra enfermedad.

Si pasa un tiempo  sin vernos y no recordamos nuestro nombre, – ya no llevaremos la pegatina que nos lo facilita – sabremos que tenemos confianza para preguntárnoslo. Hemos pasado suficientes horas juntos compartiendo experiencias, podemos considerarnos cercanos y eso os permite ciertas licencias. Al menos eso les comentaré  yo cuando terminemos el taller. Porque a mí lo de recordar nombres….

Esta semana ha sido la sesión 6 y hemos hablado de comunicación. Siempre sonreímos y nos reconocemos en esas frases  que usamos como ejemplo, los mensajes tú. Nos sorprende saber  que hablando desde la emoción,  desde el cómo me siento , y  exponiendo el problema sin reproches, con respeto ,conseguimos mejorar la comunicación, las relaciones , evitar problemas , incluso desbloquearlos. Usemos los mensajes yo. Es la magia de la buena comunicación. Pero cuesta, estamos acostumbrados  a una comunicación más  agresiva, a veces incluso insolente.

Al llegar a esta sesión se nota que los participantes estamos a gusto, nos tratamos con familiaridad, ya se comenta que terminaremos pronto, da pena, nos hemos relajado,  se bromea entre quienes hace unas semanas no se conocían. Somos todos iguales, es lo que decimos del programa: Educación entre iguales, aprendemos todos de todos.

Hablábamos pues de comunicación y a José ,que es de palabra fácil , pregunta con frecuencia, cuestiona y  participa constantemente, siempre respetuoso , le interrumpo en uno de sus discursos y me dice ¨¡ oye , que tú también tienes que escuchar, aplícate lo que dices, déjame terminar” , con cierto aire irónico, y le digo tengo que reconocer que tienes razón , es uno de mis defectos y además conocido, pero me puede el impulso, esa retahíla interna de sucesión de  ideas para que no se me vayan , que tengo que decir esto…  y lo lanzo y me pierdo  lo que está diciendo el otro.

Otro propósito que tendré que practicar semanas  y semanas: Escuchar y dejar terminar. Mantener la mente quieta, no pensar, dejarla descansar, apagarla si es posible, dominarla y que ella no me domine. Practicar para ello, respirar profundamente, controlar mis pensamientos   y enfocarlos en positivo, cuando toque y no al escuchar al otro. Escuchar activamente, con empatía, no oír.

Tendré que tener muy presentes los Obstáculos para una buena comunicación y las habilidades de comunicación.

Propósito: Practicar la escucha activa:  me focalizaré en la persona que habla y que me quiere comunicar algo, la escucharé no solo con los oídos, sino con todos los sentidos, sin interrumpir, aunque no esté  de acuerdo, mostraré atención además con mi cuerpo, bloquearé mis ruidos internos y me centraré en la otra persona. Trataré de ver las cosas como me las cuenta, comprendiéndola, siendo consciente de lo que cuenta  y  demostrándole que la escucho. De esa forma  confiará en mí y sabrá que la valoro.

Este es mi propósito, lo practicaré dos veces al día, todos los días, una de ellas con alguien de mi familia. Con un grado de seguridad de un 9.

¿Alguien va a recordármelo y me va a preguntar si lo he cumplido o no?

 

 

Agradecer y celebrar

Si en este momento me pidieran mencionar a todas las personas que me han permitido ser la persona que hoy día soy, obviamente  no podría. Evidentemente estarían las personas más cercanas, la familia de origen, la familia actual, amistades significativas, algunos compañeros, jefes o profesores de  proyectos profesionales, sociales o de procesos de formación. Pero sería consciente de estar dejando en el olvido tantas y tantas personas que a lo largo de mi existencia,  con sus  acciones, han sido de una u otra manera maestros y maestras de mi vida. Sentiría estar siendo injusto. Ser consciente de que han existido  personas que ni recuerdas, resulta frustrante. Por ello, procuro  dar las gracias por lo que recibo y celebrar de inmediato las ocasiones que creo se merecen, por si después no hay ocasión o simplemente, no me acuerdo.

A lo largo de estas semanas estamos desarrollando un nuevo taller de Paciente Activo en el que participo como monitor. Esta es mi sexta colaboración en talleres del Programa y cada vez me asombra más como resulta una experiencia absolutamente única en la que en algún momento aparecen auténticos maestros y maestras de la vida.

La pasada semana ocurrió de nuevo. Todo iba normal, los temas que tratábamos eran “los del manual”, alimentos saludables, etiquetas de nutrición, el sodio, la sal, etc. El ambiente era normal, entramos a abordar como trabajar con la ansiedad y como vivir positivamente y de pronto una historia en primera persona hizo que el resto de los presentes quedáramos sin palabras, quietos, con los ojos enganchados en la protagonista. El relato resultaba absolutamente conmovedor, auténtico, duro, de los que no te dejan indiferente, solo sin palabras.

Todo transcurrió dentro de un respetuoso silencio y al finalizar cada uno dio las gracias a la persona que quiso compartir su experiencia.

Los monitores tenemos instrucciones de no salirnos del guion y por lo general somos bastante cumplidores. Pero esta vez lo que  tocaba era cerrar el manual y escuchar lo que ningún libro puede expresar con la fuerza y determinación que un  participante del taller puede hacerlo y con ello aportar a los demás presentes una lección magistral que sin duda nos hará cambiar algún pensamiento o creencia que nos permitirá crecer y mejorar.

En breve terminaremos los encuentros y habrá finalizado el taller. Para mí podría ser, uno más, pero no. Cada uno es especial, distinto a pesar de haber impartido el mismo temario y con los mismos medios y método. Son esos destellos de maestría de la vida que atesoran muchos de los participantes y que florecen cuando el clima es propicio lo que hacen que cada vez sea una experiencia excepcional. Junto a los agradecimientos por lo compartido y aprendido procederemos a celebrar lo vivido, para que en nuestra memoria quede un recuerdo de alegría y gratidud por todo lo recibido.

Ánjel Irastorza

A %d blogueros les gusta esto: