Ipuin bat (Jorge Bucay). Un cuento (Jorge Bucay)

Tristura eta amorrua

Erreinu liluragarri batean, non gizakiak inoiz ez diren iristen…

Bazen behin… urmael zoragarri bat, ur garbiko aintzira bat zen.

Urmael magiko eta garden horretaraino hurbildu ziren bainatzera, tristura eta amorrua.
Biek arropak erantzi zituzten eta biak biluzik, urmaelera sartu ziren.

Amorrua, presaka (amorrua beti dagoen bezala), berehala bainatzen da, eta are azkarrago, uretatik atera da…
Baina amorrua itsua da, edo behintzat ez du errealitatea argi eta garbi bereizten; biluzik eta presaka, atera zenean, aurkitu zuen lehenengo arropa jantzi zuen baina arropa hura ez zen berea, tristurarena baizik…
Eta horrela tristuraz jantzita, amorrua joan egin zen.

Oso lasai, beti bezala, tristurak bere bainua amaitu zuen eta inolako estuasunik gabe, nagikeriaz eta astiro, urmaeletik irten zenean bere arropa falta zela konturatu zen.

Denok dakigu, tristurari biluzik geratzea ez zaiola gustatzen, beraz, urmaelaren ondoan zegoen arropa bakarra jantzi zuen, amorruaren arropa.
Askotan, amorrua mozorro bat besterik ez da, eta mozorroaren atzean, tristura ezkutatuta dago.

Jorge Bucayk ipuin honekin gure bizitzaren zati handi bat nola pasatzen dugun gogorarazten dit, gure emozioak etengabe estaliz eta mozorrotuz, askotan, geu ere ez gara gai benetan sentitzen duguna identifikatzeko.

Askotan, ez dakigu zer gertatzen den gure buruan.
Nik hau dena praktikan jarriko dut, tristura, amorrua, poza, gogo bizia … sentitzeko baimena emango dut, baita barruan sortzen ditugun emozio guztiak ere, bakoitza bere unean eta bere lekuan. Emozio enkistatuek, adierazi gabeek, min egiten baitigute.

La tristeza y la furia

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta…

En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas…

Había una vez…

Un estanque maravilloso.

Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…

Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia.

Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos, entraron al estanque.

La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida – sin saber por qué – se baño rápidamente y más rápidamente aún, salió del agua…

Pero la furia es ciega, o por lo menos, no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró…

Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza…

Y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre, a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque.

En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba.

Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la tristeza.

Jorge Bucay con este cuento me recuerda cómo pasamos gran parte de nuestra vida, tapando y disfrazando nuestras emociones tanto, que ni tan siquiera nosotros mismos somos capaces de identificar lo que realmente sentimos.

Pensando en esto entiendo las reacciones desmesuradas ante situaciones aparentemente cotidianas, normales…

Pensando en esto entiendo la incapacidad de reaccionar ante situaciones traumáticas…

Pensando en esto entiendo cómo entramos en bucle y nos resulta difícil salir…

Pensando es esto entiendo muchas cosas, la mayor parte del tiempo no sabemos qué pasa en nuestra mente.

Mi conclusión: voy a practicar, darme permiso para sentir tristeza, rabia, alegría, entusiasmo… y todas las emociones que creamos dentro, cada una en su momento y su lugar. Las emociones enquistadas, no expresadas nos hacen daño, no sólo por dentro.

2014-01-14-2961VVI8767

Tabira Aguirre

Zer da koronabirusa? Pero, ¿Que es el coronavirus?

Aste honetan zehar, hitz berri bat entzuten ari gara toki guztietan, post honekin egoera honi argi pixka bat eman nahi diot.
2019ko abenduaren 31n, Wuhango Udaleko Osasun eta Osasun Batzordeak (Hubei probintzia, Txina) jakinarazi zuen kausa ezezaguneko 27 pneumonia-kasu azaldu zirela Wuhan hiriko merkatu batean. 

2020ko urtarrilaren 7an, Txinako agintariek Coronaviridae familiako birus mota berri bat identifikatu zuten agerraldia eragin zuen agente gisa, “Koronabirus berria” izenekoa.

Koronabirusak gizakiari eta animali batzueri eragiten dioten birus familia zabal bat dela esan dezakegu. 

Agerraldia hasi zenetik urtarrilaren 30era arte, baieztatutako 7.816 kasu izan dira, 7.711 Txinan eta 105 beste herrialde batzuetan. Post hau idatzi zenean (2020/02/05) 490 pertsona hil ziren agerraldia hasi zenetik (% 2,1eko hilkortasun-tasa); beraz, adituek diote patogeno berriaren heriotza-tasa % 2 eta % 3 artekoa dela, antzeko birusekin alderatuta, eskuragarri dauden lehen datuen arabera. SRAS birusari % 10 eta % 18 arteko hilkortasuna egozten zaio, eta HMErena jakinarazitako gaixoen % 35era iristen da, OMEren arabera.

Ezagutzen diren beste koronavirus batzuekin duen antzekotasunagatik, 2019-nCoV nagusiki 5 mikra baino gehiagoko arnas tantengatik eta infektatutako jariakinekiko kontaktu zuzenagatik transmititzen dela uste da.

Espainiako Osasun Ministerioaren arabera, “Txinako agintariek egindako kontrolak kontuan hartuta, une honetan birusa Espainian sartzeko arriskua oso txikia da”. Nolanahi ere, birusa iritsiko balitz ere, “eragin oso txikia” izango luke osasun publikoan.
Beraz, albiste berriak ikusita, erne baina lasai egon beharko genuke.

 200108214800-coronavirus-super-169

Durante esta semana en toda la prensa ha aparecido un nuevo termino que lo hemos incluido ya en nuestro lenguaje de tanto escucharlo, pues bien con este post lo único que pretendo es arrojar algo de luz a la situación que nos acontece..

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un agrupamiento de 27 casos de neumonía de causa desconocida con inicio de síntomas el incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, sin identificar la fuente del brote.

El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que fue denominado “nuevo coronavirus”, 2019- nCoV.

A la pregunta que encabeza este post podemos decir que los coronavirus son una extensa familia de virus que afectan al ser humano y varias especies de animales. Hasta ahora había seis conocidos que podían hacer enfermar a una persona: cuatro que causan el resfriado común, el del SARS (surgido en 2002 también en China) y el del MERS (en 2012 en Arabia Saudí). El síndrome respiratorio agudo severo (SARS, en sus siglas en inglés) causó más de 800 muertes y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) ha ocasionado 2.500 casos confirmados y 850 muertes. Las investigaciones realizadas hasta el momento apuntan que el origen de ambos está en los murciélagos y esta es la principal hipótesis también en el de Wuhan.

Desde el inicio del brote hasta el 30 de enero, se han registrado 7.816 casos confirmados, 7.711 en China y 105 casos en otros países: Tailandia, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Vietnam, Singapur, Nepal, Malasia, Australia, Francia, Canadá, EEUU, Alemania y Sri Lanka. Todos estos casos fueron importados de Wuhan excepto 2: uno en Vietnam y otro en Alemania, secundarios a casos importados. A la fecha de redacción de este post (05/02/2020) han fallecido 490 personas desde el inicio del brote (tasa de letalidad del 2,1%) por lo que Los expertos apuntan que la tasa de mortalidad del nuevo patógeno es baja, entre el 2% y el  3%, en comparación con virus similares, según los primeros datos disponibles. Al virus del SRAS se le atribuye una mortalidad de entre el 10% y el 18%, y el del MERS alcanza al 35% de los enfermos notificados, según la OMS.Por lo tanto esto debe dar algo de tranquilidad y más al tener en cuenta que ya son 892 la personas que infectadas por el virus ya se han recuperado.

Por similitud con otros coronavirus conocidos se piensa que el 2019-nCoV se transmite principalmente por las gotas respiratorias de más de 5 micras y por el contacto directo con las secreciones infectadas.

La Emergencia internacional activada por la O.M.S es la activación de un reglamento internacional sanitario que le faculta a dar avisos y/o recomendaciones y de igual forma le permite movilizar recursos tanto económicos como humanos para mandar al país de origen si lo precisara.

El Ministerio de Sanidad Español considera que “teniendo en cuenta los controles realizados por las autoridades chinas, el riesgo de introducción del virus en España en estos momentos se considera muy bajo”.  En todo caso, incluso si el virus llegara, “el impacto para la salud pública” también sería “muy bajo” de hecho los 21 repatriados a España desde Wuhan han dado negativo para el coronavirus.

Así que a la vista de nuevas noticias sin bajar la guardia deberíamos mantener la calma.

Irene Duo

A %d blogueros les gusta esto: