Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Entradas etiquetadas como ‘salud’

Osasuna eta zaintza gizatiartzen. Humanizando la salud, humanizando el cuidado

Humanizazioa hitza modan dagoela ematen du. Batez ere osasunarekin erlazionatuta dauden gaiekin.

Ekimen desberdinak daude hau lortzeko.

Parece que esta palabra, humanización, esté de moda. Y lo está, sin duda en todo lo relacionado con la Salud, ese bien tan preciado por todos los mortales. En los últimos tiempos,cada vez con más frecuencia, conocemos de Servicios de Salud del Estado que se suman a iniciativas diversas en las que el fin es humanizar la Salud.

Zer da osasuna gizatiartzea edo humanizatzea?

No es tarea fácil, a mi juicio, tratándose de algo tan importante acercarse al objetivo. Generalizar en ello nos lleva al desconocimiento, porque ¿qué es exactamente humanizar la Salud?.

Pertsona batek osasunarekin erlazionatuta dagoen atentzioa jaso behar duenean, langile desberdinekin egoten da kontaktuan.

Desde que cualquier persona necesita recibir una atención relacionada con su salud, entra en contacto con diferentes profesionales (médicos, enfermeras, auxiliares de Enfermería, administrativos, personal de limpieza…) de los que recibe una atención concreta. Debemos tener en cuenta que todos y cada uno de  ellos forman parte de esa cadena de engranaje en el que todo suma.CompasiónHumanización

Komunikabide desberdinetan irakur ditzazkegu esker honeko hitzak gaixoek jasotako tratuarengatik.

Con frecuencia, bien en la prensa o a través de las redes sociales encontramos notas de agradecimiento de pacientes y/o sus familiares agradeciendo el trato dispensado durante su proceso de enfermedad, y en otros por haberles acompañado en su proceso final.

Osakidetzako langileok denbora daramagu pertsonei bideratutako arreta lantzen.

Desde Osakidetza se viene trabajando en una línea de atención por parte de los profesionales que integran esta Organización, basada en la atención centrada en la persona, y dando importancia a la información recibida, al trato, la accesibilidad, el confort en cualquiera de las etapas de la vida. Especial hincapié se realiza sobre todo con aquellos pacientes que precisan unos cuidados paliativos en la fase final de su enfermedad, para que éstos sean de la mejor calidad posible, intentando mantener a la persona en su entorno familiar hasta el último momento, si es ese su deseo.

Todo esto nos obliga a todos a ser cada vez un poco mejor. Los profesionales dando lo mejor de nosotros cada día, y a la población intentando acercarse a la figura sanitaria como referente de confianza y garante de calidad de la atención recibida y también de la percibida.

Eman diezaiogun ongietorria osasun zaintzen humanizazioari.

Sea de la forma que sea, demos la bienvenida a esa humanización de la atención sanitaria, del cuidado. Tenemos a tantos y tantos profesionales que nos dan cada día lo mejor de sí mismos, haciendo lo que también conocen: cuidar, preciosa palabra.

Izaskun Antúnez Tricio

Berriz hasten (III). Volviendo a empezar (III)

img_20170826_2102291.jpg

 

Denbora daramat diabetesarekin elkarbizitzen. Intsulina azkarra eta mantsoa dira nire tratamenduaren oinarria.

Ya han pasado unos meses desde que inicié esta nueva etapa en mi convivencia con la diabetes que, poco a poco, me iba ganado la partida y amenazando mi calidad de vida presente y futura. Ahora la base del tratamiento es la insulina, combinando la rápida y la lenta.

Gauza berri asko ikasi ditut.

Ha habido de todo: aprendizajes, reaprendizajes (pincharse al menos tres veces al día no es lo mismo que hacerlo un par de veces por semana), descubrimientos (resulta que me terminan gustando las ensaladas) y redescubrimientos (las aplicaciones en el móvil  para el control de glucemia y las de marcarse objetivos de actividad física que siempre pensé que eran para otros han irrumpido en mi vida para quedarse y hoy me resultan herramientas muy útiles).

Asmo berri on asko bete baditut ere beste hainbat bidean geratu zaizkit.

Propósitos cumplidos, propósitos fallidos, y hasta algunos despropósitos: ¡a la mierda con todo este rollo, que no consigo bajar de 180 y no veo más que acelgas en mi plato desde hace una semana!…

Egun onak, egun txarrak eta nola-halako egunak izan ditut.

Vamos: días buenos, días regulares y días malos, como la vida misma, seas o no seas diabético.

Ustekabe onak eta ez hain onak, desiluzioak… izan ditut.

También ha habido días de sorpresas: desagradables y/o desilusionadoras (¿cómo diablos doy esta cifra tan alta si he sido el mejor de los pacientes estos dos últimos días?); y agradables (oye, ¡que funciona, que puedo estar en cifras de esas que la OMS dice que son las “normales” y que yo no veía desde hace…!).

Ez naiz bakarrik egon, beti egon da norbait nitaz arduratzen eta animoak ematen. Eskerrik asko denei.

Todos ellos han sido días en los que, si miro hacia atrás, compruebo que no he estado sólo. Siempre ha habido alguien implicado y comprometido con mi salud. Hay quien muestra interés y da ánimo cuando se entera de que estoy en plena adaptación a las cuatro inyecciones de insulina al día; quien comparte y aporta su experiencia o la de alguien próximo que ha pasado por esta fase; quien sabiendo cómo estoy hace el esfuerzo de preparar esa comida que teníamos prevista pensando en lo más conveniente para mí, quien me aguanta los rollos que de vez en cuando necesito soltar, y la mala leche que se acumula los días en que esto no funciona y no sé por qué no funciona.

Y en casa está la que, sin necesitarlo para ella, adapta sus hábitos de vida, de ejercicio y alimentación para que a mí se me haga más sencillo cambiar los míos. Y lo consigue. Gracias.

Erabaki asko hartu behar izan ditut egunero; autobusa ez hartzea ibiltzen joateko, janari osasuntsuagoak aukeratzea…

Han sido, sobre todo, días de tomar decisiones (unas cuantas al día), todos y cada uno de ellos, como también lo serán los que vayan llegando.

Son decisiones pequeñas sobre cosas cotidianas: no cojo el autobús y voy dando un paseo y sumo unos minutos de “actividad saludable” a este día. Casi, casi no me pido el escalope con patatas (que me encanta) pero que es sumar rebozados y papas y me lo pido con una ensalada. Me compro esas zapatillas de deporte (hace 10 años que no tenía unas) y las estreno dando paseos por toda esa cantidad de sitios  magníficos, bonitos y llanos que tiene esta ciudad.

Aldaketa txikiak eginez, nire bizitza hobetzen joan da.

Decisiones pequeñas sobre cosas cotidianas que se van sumando y complementando y acaban cambiando hábitos y, con ellos la vida misma, a mejor.

También ha habido que tomar decisiones sobre el tratamiento: cambiar el tipo de insulina, retirar una pastilla, poner otra, reforzar, ajustar…

Ensayo y error, como casi cualquier cosa en la vida. Y ahí han estado los profesionales (especialistas, educadora, enfermería y atención primaria), aportando su asesoramiento, su conocimiento y proponiendo los cambios y sugerencias para mi tratamiento. Poniendo en juego sus herramientas y experiencia para que yo consiga un cada vez mejor control, una calidad de vida cada vez mayor, sin renunciar a la forma de vida que deseo tener.

Nire azukre maila asko hobetu da eta baita nire analisien emaitzak ere. Egunero erabaki berriak hartzen jarraituko dut, hobetzen joateko.

¿Qué cómo me ha ido con mi azúcar? Pues me está yendo bien: casi cuatro puntos de bajada en la glicosilada en estos meses (y bajando…); y un colesterol y unos triglicéridos de (casi, casi)  un bebé de teta… bien, va bien. Hay margen de mejora, y hacia él voy. A seguir tomando decisiones cada día, varias veces al día. De eso se trata.

Podéis leer  aquí mis post anteriores a este Berriro hastera! ¡Volver a empezar! y Berriro hasten (I). Volviendo a empezar (I)

Juan Carlos Mendizabal

Platon gehiago eta Prozak gutxiago. Más Platón y menos Prozac

Gaurkoan, “Platon gehiago eta Prozak gutxiako” liburua etorri zait burura. Egunerokotasunean ditugun oztopoak konpontzeko terapia filosofikoaren erabilera bultzatzen du.

Hoy ha venido a mi memoria un libro que leí hace años y que tuvo un notable éxito. Se llama “Más Platón y menos Prozac”. Para aquellos que no lo hayáis leído, os lo recomiendo encarecidamente. Se trata por una parte de una aproximación “práctica” a la filosofía y una crítica bastante ácida a la multitud de manuales de autoayuda que pretender vertebrar y solucionar nuestros problemas vitales en un par de cientos de páginas. Se aborda también la utilidad de la filosofía para abordar los problemas del día a día y se trata la opción de las terapias filosóficas (que no psicológicas) para resolver multitud de conflictos que inevitablemente van surgiendo en nuestro devenir por este mundo.

Medikuntzak ez du erantzuna denarentzat, eta botikek ez dituzte gaitz guztiak sendatzen.

Y venía todo esto a mi memoria recordando algún episodio personal en el que mi salud ha fallado o episodios en los que lo mismo les ha ocurrido a personas próximas a mi. Y esto no tiene nada de particular salvo que, en ocasiones tras practicar unos análisis médicos exhaustivos, llega un momento en el que la Medicina (con mayúsculas), no tiene respuesta para todo. No todo se puede arreglar con un tratamiento. No todo se cura tomando algún fármaco.

Gizartearen zati haundi batek, botiketara jotzen du ondo sentitzen ez direnean.

Hay una importante tendencia en parte de la sociedad (me atrevo a decir que es predominante en la tercera edad) a arreglar inmediatamente cualquier síntoma que da nuestro cuerpo de que algo va mal, a través de cualquier pastilla. Y ojo, ese no es siempre el camino, aunque parezca el más fácil.

images

Ez nago tratamendu medikuen aurka eta ez naiz terapia alternatiboen defendatzaile sutsua ezta.

No seré yo desde luego quien se oponga a los tratamientos médicos clásicos porque mi mente racional me lo impide. Si me siento enfermar, os aseguro que lo primero que haré será acudir a mi médico de cabecera y seguir sus instrucciones. Tampoco soy un ferviente defensor de terapias alternativas (prefiero no citar ninguna por aquí aunque seguro que se os ocurren unas cuantas), ya que entiendo detrás de muchas de ellas se encuentra por un lado un importante interés económico por una parte y un paciente desesperado –y vulnerable-por la otra, dispuesto a hacer cualquier cosa para curarse.

Pero dejando clara mi postura, sí creo que nuestro cuerpo nos manda señales de que algo no marcha bien de las formas más variadas. Y esos síntomas, a veces aislados, en un diagnóstico diferencial nos llevan a pruebas y análisis que lo único que prueban son las enfermedades que NO tenemos. Que no es poco, dicho sea de paso.

Zerbait ondo ez doanean, (lanean arazoak, arazo ekonomikoak , maite dugun pertsonaren bat galtzean…) gorputzak seinaleleak bidaltzen dizkigu nahiz eta gaixotasunik ez eduki.

¿A dónde quiero ir a parar? Cuando las personas sufrimos un revés importante en nuestras vidas (la pérdida de un ser querido, problemas laborales, problemas económicos, problemas de pareja, y un larguísimo etcétera), nuestro cuerpo emite señales de que algo no marcha bien. En mi caso por ejemplo sufrí de febrícula durante una período de tiempo muy prolongado. A otras personas se les puede caer el pelo, otras adelgazan exageradamente, otras sufren problemas estomacales….

Gehiengoek arazoak botikekin sendatuko direla pentsatzen dugu, baina sintomak bakarrik hobetzen dira arazoa konpondu beharrean.

Y la mayoría de los mortales, ilusos como somos, pretendemos arreglar el problema con un fármaco, que en el mejor de los casos lo único que puede hacer es mitigar o atenuar el síntoma, en vez de actuar de raíz en el problema que nos lo provoca. En muchas ocasiones no somos capaces de relacionar nuestro problema con el síntoma físico que sufrimos .

¿Cuál es entonces mi apuesta? Pues es muy sencilla…según cómo se mire. En situaciones difíciles es cuando una persona se pone a prueba y sale a relucir la fortaleza o no que uno tiene; salen a relucir nuestras convicciones más profundas, nuestro proyecto de vida; aquellos asideros vitales si me permitís la expresión, que nos ayudan a distinguir lo importante de lo accesorio y que nos ayudan a sobrellevar nuestros problemas.

Adimena landu behar dugu.

Esta es mi solución: cultivemos nuestro intelecto. Reforcemos aquello que nos hace sentir bien. Algunas personas lo llamarán religión, otras lo llamarán filosofía y otras lo llamarán “X”, pero en cualquier caso la profundización hacia nosotros mismos, la labor de análisis interna y de introspección, nos permitirá, sin lugar a dudas sobrellevar mejor nuestros problemas y evitaremos (o mitigaremos) así que nuestro cuerpo  nos mande esas señales de “enfermedad”.

Platon edo Prozak, zeinekin geratzen zarete? Nik argi dut.

Así que, entre Platón y Prozac, ¿con quién os quedáis? Yo lo tengo claro 😉

Fausto Sagarzazu

 

Isiltasunaren konspirazioa. Conspiración de silencio

Berri txarrak entzutean zur eta lur geratu ziren. “Hobe da berak ezer ez jakitea. Ez du alperrik kezkatu beharko. Sendagileari ezer ez esateko esango diogu”.

Se quedaron de piedra, allí en medio del pasillo, de pie y noqueados por la noticia. No eran buenas noticias:  mal diagnóstico y mal pronóstico. Se miraron unos a otros sin saber que decir hasta que alguien habló: “De esto, mejor que no sepa nada. No debemos hacerle sufrir más de lo necesario ni preocuparle de modo innecesario. Le diremos al médico que hemos decidido que no le diga nada.” Miraron a la puerta de la habitación, con la angustia todavía en el cuerpo. “Voy a entrar para que no sospeche que estamos hablando a sus espaldas.”

Gaixoari, berak duen gaixotasunaren diagnostikoari edo pronostikoari buruzko informazioa ezkutatzeari isiltasunaren konspirazioa esaten zaio.

Se suele definir la conspiración de silencio como aquellas actitudes y estrategias que de modo implícito o explícito buscan ocultar al paciente información del diagnóstico y/o pronóstico de la patología que padece. Estrategias y esfuerzos de ocultación que suelen protagonizar, familiares, cuidadores, amigos y personal sanitario. Es un tema en ocasiones incómodo pero hablamos en el blog no con el objetivo de juzgar. Es un tema interesante sobre el que reflexionar porque es una situación en la que no es improbable que nos encontremos como familiares o cuidadores. O como enfermos.

Diagnostiko eta pronostiko txar baten aurrean blokeatuta geratzea normala da. Denbora bat behar izaten dugu informazioa onartzeko. Berri txarrak eragin dezakeen minaz babesteko gordetzen dugu informazioa.

Ante un diagnóstico y, sobre todo, un pronóstico fatal es lógico y comprensible que nos quedemos bloqueados. Generalmente necesitamos un tiempo para asimilar y aceptar la información. A veces supone un desborde emocional o el futuro se plantea incierto y difícil. Por otra parte, aparece un deseo de proteger y auto-protegernos del dolor que puede ocasionar la noticia. “No decir” o “No decir todo” suele ser una de las primeras opciones que nos planteamos. El problema es suele venir cuando “no decir” se convierte en una actitud de refugio que se perpetúa en el tiempo y de la que luego no se encuentra el modo o el momento de salir.

Gaixoak bere diagnostikoa eta pronostikoa zein den jakiteko edo ez jakiteko (berak horrela adierazi badu) eskubidea du.

Informazioa gordetzean, gai desberdinak hitzegiteko gera daitezke.

Estrategias como la conspiración de silencio pueden suponer una sensación momentánea de alivio, pero con el tiempo, genera una serie de problemas que complican situaciones ya de por si complicadas. No debemos olvidar que existe un derecho a saber el diagnostico y  el pronóstico por parte del paciente que está regulado por la ley. Asimismo, existe un “derecho a no saber” siempre y cuando el paciente lo haya expresado así explícitamente. Pero dejando a un lado esa cuestión, la ocultación de información impide la posibilidad de abordar asuntos pendientes que deben de resolverse ante la posible cercanía de la incapacidad, invalidez o la muerte. Y por “asuntos pendientes” nos referimos a los meramente burocráticos y, sobre todo,  a los afectivos y emocionales, siendo éstos mucho más importantes. Dejar temas pendientes por hablar, no haber tenido oportunidad de “haber dicho” o haberse despedido son lamentos que familiares y cuidadores expresan y que pueden hacer que el duelo se complique con sensación de culpa o de no haber hecho lo correcto.

Informazioa gordetzeak, erabakiak hartzeko momentuan zailtasunak izatea ekar ditzake.

También hay que tener en cuenta la angustia y tensión que puede suponer una estrategia de ocultación permanente o las dificultades que pueden surgir para tomar decisiones acerca de posibles tratamientos u otro tipo de medidas por parte de los profesionales sanitarios.

Egoera errazagoa izateko gaixoak jakin nahi duenari buruz eman ditzazkegun seinaleei adi egon behar gara.

¿Y cómo podemos abordar de una mejor manera este tipo de situaciones? La angustia y la incomodidad vienen dadas muchas veces porque pensamos que hay que decir todo, ya y de golpe. Pensamos en esa posibilidad y el choque emocional nos parece tan fuerte que tenemos la tentación de “mirar para otro lado”. Pero podemos pensar que  la situación puede hacerse menos dura si somos capaces de: crear un clima de respeto y confianza donde se pueda hablar y preguntar con franqueza, estar atentos a las señales o pistas que el paciente nos pueda dar sobre lo que quiere saber y lo que no quiere saber, y apoyarnos en los profesionales sanitarios, y en todas las personas que puedan estar implicadas en los cuidados del enfermo.

Aldez aurreko borondateak baliabide on bat izan daiteke.

Por último, en alguna entrada de este blog  (aquí y aquí ) hemos hablado de las voluntades anticipadas que es un buen recurso para que nosotros, como pacientes y protagonistas, vayamos dejando claro lo que queremos que se decida acerca de los cuidados que precisemos cuando no podamos expresarlo y otras cuestiones.

vias tresn

Iñaki Etxebarria

Komunikazioan abilezia. 7 “Haches” en comunicación

Pazienteen kezkak zein diren jakiteko eta laguntza eskeintzeko, oso garrantzitsua da osasun profesionalen artean komunikazioan abilezia izatea eta emozioak ondo kontrolatzea.

En relación a la comunicación, en un post anterior, mencionaba la importancia que tiene para los profesionales sanitarios dotarse de habilidades en comunicación, y de competencias emocionales necesarias para estar atentos a las preocupaciones de los pacientes, y poder ofrecerles de esta manera el apoyo emocional necesario. Cuidando tanto la comunicación verbal como no verbal y poniendo en práctica habilidades como son la empatía, la escucha activa, la retroalimentación, el reforzamiento etc.

Deberíamos reflexionar sobre algunos comportamientos y formas de actuar a la hora de relacionarnos y comunicarnos con los demás.

¿Conocéis el neologismo “comunicar con h-alma”?

Muchos probablemente sí.

En 2014, en el diario el Mundo, hablaban sobre ello. Tenéis aquí el enlace: http://www.elmundo.es/salud/2014/10/03/542d855322601d181b8b459a.html

Arimarekin komunikatzeko beharrezkoak dira hurrengo hitz hauek:

Los creadores del neologismo argumentan que lo de añadir una ‘h’ al término “alma” se debe a que hay siete palabras que empiezan o contienen esta letra (honestidad, humildad, humor, coherencia, habilidad, heroísmo y vehemencia) y consideran que son fundamentales en la construcción de una verdadera comunicación con alma.

aa.jpg

 

Voy a analizar a continuación el significado de estas siete palabras.

ONESTASUNA – HONESTIDAD. Constituye una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con sinceridad y coherencia, respetando los valores de la justicia y verdad. Es indispensable para que las relaciones humanas se desenvuelvan en un ambiente de confianza y armonía. La honestidad está vinculada a la verdad y a la transparencia.

Una persona honesta se muestra tanto en su manera de actuar como de pensar, como justa, recta e íntegra, respetándose no solo a sí misma sino también a los demás. Ser honesto supone no tener contradicciones entre lo que se piensa, se siente y se hace. Es tener una actitud acorde con la verdad en nuestras relaciones con los demás, familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, y todas las personas con las que nos relacionamos.

APALTASUNA- HUMILDAD. El término tiene varios significados, el conocimiento que tenemos de nuestras propias limitaciones y debilidades, la capacidad de reconocer defectos y errores, restar importancia a los propios logros y virtudes, y actuar de acuerdo a tal conocimiento.

Es una característica en las personas que no se sienten más importantes o mejores que los demás.

UMOREA – HUMOR. Exalta el lado cómico o risueño de diversas situaciones. El término se refiere a la vivacidad, el espíritu alegre, el entusiasmo o el genio. Hablamos de “buen humor” cuando somos propensos a estar alegres, mientras que hablamos de “mal humor” cuando somos propensos a estar de mal humor o mostramos una actitud negativa.

KOHERENTZIA – COHERENCIA. El término se emplea para nombrar algo que resulta lógico y consecuente respecto a un antecedente. Lo coherente mantiene una misma línea con una posición previa.

TREBETASUNA – HABILIDAD. El término hace referencia al talento, la pericia, la maña, un cierto nivel de competencia, o la aptitud para desarrollar y ejercitar una tarea. Las habilidades sociales como la capacidad para comunicarse, son aquellas capacidades que tenemos para llevar a cabo las relaciones interpersonales.

AUSARDIA – HEROISMO. Es el método, la regla, la marcha, la manera propia de pensar, de sentir, o de obrar que tienen los héroes.

SUHARTASUNA – VEHEMENCIA.  Implica una actitud de apasionamiento y pleno compromiso con la defensa de una postura, idea o situación. En muchas ocasiones se vive como algo negativo por su relación con la impulsividad o la exageración, pero en otras supone un alto nivel de compromiso y claridad de ideas.

Dicho esto, antes de exigir que los demás cumplan con nuestras expectativas, no debemos olvidar algo muy importante: “los valores primero deben vivirse en primera persona”.

“Ezagutza liburuetatik edo esperientzitik lor dezakegu baina umiltasuna ez”.

 “El conocimiento tarde o temprano se adquiere, ya sea en los libros o conforme lo otorgue la experiencia profesional, pero la humildad no se encuentra en una página”.

Pertsonekin lan egiteko, jakintza profesionala izan arren, pertsona apalak izan behar gara eta umiltasunez jardun.

Para trabajar con personas se necesita sentir como persona, no basta con tener únicamente las capacidades técnicas de la profesión.

Ezagutza edo trebezia maila handia izan arren, ez gara larderiatzaileago izan behar.

Parece que mientras más conocimientos y destrezas tienen algunas personas, es de igual o quizá mayor tamaño su ego o prepotencia.

La persona que rige sus actos con humildad es capaz de reconocer en el otro el carácter humano. La humildad nos recuerda de qué manera debemos actuar, de dónde venimos, por lo que hemos pasado y por qué elegimos nuestra profesión.

La enfermedad, el sufrimiento y la muerte también pueden ser medidas por el humor. El humor es un excelente aliado de y para la humanización. Se trata de acoger la carga humana del dolor y abrirla a la esperanza.

 

                                                                                                              Lourdes Ochoa de Retana

Zurrunga egiten duzu edo ozen harnasten duzu?¿Roncas, o sólo respiras “fuerte”?

Duela gutxi, lankide batek gidatzean logalea sartzen zitzaiola esan zidan.

Recientemente en una prueba de control médico tuve que rellenar un formulario en el que me hacían preguntas sobre cómo dormía, tiempo, ronquidos, cansancio, dormirse después de comer, conduciendo, … Afortunadamente, yo no tenía ninguno de estos síntomas. Pero un compañero mío sí. Se dio cuenta de que cuando venía conduciendo en coche por la autopista le entraba un sueño que le llegó a asustar por la posibilidad de que tuviera un accidente.

Sendagilearekin kontsultatu ondoren, froga desberdinak egin zizkioten loaren apnearen sindromea zuen jakiteko.

Aparatu bati esker, arnasketa aztertzen da lo zauden bitartean.

Al consultarlo con el médico le hicieron una prueba para determinar si tenía los que se denomina SAS – Síndrome de Apnea del Sueño. La prueba a realizar consiste en dormir con un aparato que mide tus respiraciones mientras duermes, mide también el número de ronquidos, la intensidad, su duración, tu pulso, y la cantidad de tiempo que estás respirando correctamente, también indica si duermes de lado, sobre qué lados y si lo haces boca arriba. Te ponen el aparato en la nariz y es como si respiraras por una máscara de buceo, solo que sólo te abarca la nariz, no te cierra la boca, quedando ésta libre. Parece que no vas a poder dormir, pero duermes sin problema.

Zurrungak egiten badituzu, goizean nekaturik sentitzen bazara, bazkal ondoren logalea baduzu… loaldian apneak izan ditzazkezu.

El resultado de la prueba examinado por un profesional evalúa si sufres de SAS o no y la gradúa en intensidad. Dicho en palabras llanas, si roncas (eso de “respirar fuerte” es como lo de “un poco alto el azúcar referido a la diabetes), te sientes cansado a la mañana nada más levantarte, necesitas dormir después de la comida, o sientes que te duermes mientras conduces, es posible que sufras de Apneas durante el sueño.

Apnea, arnasa eustea da, ur azpian sartzen garenean bezala. Zurrungak egitean, apneak sortzen dira, beraz arnasketa eten egiten da, eta odolak ez du oxigenorik hartzen. Ondorioz, ez da ondo deskantsatzen.

Apnea es contener la respiración, como cuando te metes en el agua a bucear, coges aire y contienes la respiración, pero no pasa nada si vuelves a respirar evidentemente. El problema es que los ronquidos se producen por obstrucción de las vías nasales o bucales y además de la propia molestia del ruido a las personas que te rodean, ocurre el fenómeno de la apnea. Es decir, cuando roncas se producen apneas, y cada apnea es un momento en el cual no estás respirando y por lo tanto no se oxigena correctamente la sangre. Al no oxigenar correctamente, no descansas ni se produce el efecto reparador del sueño con lo que te sientes cansado y somnoliento.

Zurrunga guztiak ez dira apnearen ondorio.

No todas las personas que roncan tienen apnea de sueño, pero si observas que a tu pareja por ejemplo le ocurre, y que además tiene tendencia a dormir boca-arriba, obesidad y cansancio, puedes sugerirle que consulte a su médico de cabecera. Hay un test que te realizan antes de enviarte al especialista a que analice si realmente lo tienes o no.

Gaitz hau izateko arrisku handiagoa dute pertsona lodiek, beraz argaltzean apneak desager daitezke.

Las apneas pueden mejorar en función de por qué se producen, pero no siempre. Si por ejemplo, están producidas por una obesidad y adelgazas lo suficiente como para que las vías respiratorias queden libres, entonces las apneas mejoran y desaparecen.

Tratamendua aire bideko presio positibo etengabeko ekipoa da (CPAP). Gauez erabiltzen da eta arnasa kolapsoa eragozten duen sudurreko maskarila batek osatzen du.

El tratamiento habitual de las Apneas consiste en dormir con “la máquina”, el CPAP (máquina que expulsa aire por una mascarilla que te colocas en la nariz, a una presión determinada por el médico y que impide que abras la boca, con lo que no se producen las apneas). Con el CPAP al dormir, coges aire por la nariz y lo expulsas también por la nariz, dejando la boca cerrada. Si abres la boca, el aire que entra por la nariz sale por la boca, dando sensación de ahogo, con lo que mantienes la boca cerrada.

Osasun publikoak, gaixoak hornitzen ditu beharrezko material guztiaz.

En caso de estar en tratamiento mediante CPAP, la sanidad pública es quien se encarga de suministrar las máquinas, los repuestos, de su mantenimiento y correcta utilización. Lo normal es que te acostumbres a su utilización y duermas con la máscara puesta todas las noches.

No todas las personas que sufren SAS son obesas, pueden existir muchos factores que produzcan las apneas y es el profesional de la medicina quien debe de determinar si existen y a qué son debidas y su tratamiento en su caso.

image copia

Venan Llona

Berri txarrak. Malas noticias

Mala noticia podemos definirla aquella que altera negativamente la perspectiva de una persona en relación con su futuro o algún familiar o persona cercana.

Ez da erraza berri txar bat ematea eta zoritxarrez, oso ohikoa da gure eguneroko lanean.

No resulta nada fácil dar una mala noticia y por “desgracia” es muy habitual en nuestra profesión diaria que ejercemos.

La preparación que recibimos es muy escasa, según pasan los años vas aprendiendo y te vas manejando, no sin pasar por momentos muy duros en los que no sabes cual puede ser la mejor manera de comunicar y sobre todo de manejar una situación.

Benetan oso gogorrak diren berri txarrak daude, gaixo eta familiarren etorkizuna erabat aldatzen dutenak.

Hay noticias verdaderamente duras que cambian por completo el futuro del que lo está viviendo, familias que se derrumban por la noticia que han recibido y no saben que hacer con el mensaje que han recibido. Hay un antes y un después posterior a recibir la noticia. Como profesional ves, la desestructuración de una familia, por la ignorancia de no saber como gestionar esa noticia que les ha llegado y que produce mucho dolor y vacío en cada una de las personas implicadas.

Está semana hemos vivido una mala noticia en nuestro servicio. Desde el momento de la espera de la noticia, con la ansiedad y el miedo de los resultado de las pruebas que se habían hecho en días anteriores, hasta la entrada al despacho médico para recibir la información. El shock de la mala noticia, de un futuro incierto, el no poder creer que esa información sea cierta y que verdaderamente vaya contigo. Un futuro roto, que no entra dentro de la “normalidad”, un planteamiento totalmente diferente de unos recién estrenados padres. Una familia rota, una pareja distante,…

Eta orain zer?, Nola lagundu diezaieket momentu txar hauetan?

Profesionales, emocionalmente tocados, manteniendo la compostura. Ansiedad, miedo, nerviosismo de cómo actuar. ¿Y ahora qué?, ¿Cómo les podemos ayudar en estos momentos tan duros?. Ignorancia, intento de acercamiento, intención de no meter la pata con cada palabra que puedas decir,…silencio… Sufriendo el dolor que se transmite desde la familia al profesional.

¡¡Ayuda!! La necesidad de que actúe un profesional, que sepa gestionar estas noticias que son muy dolorosas, que producen tanto sufrimiento y pueda calmar esa tensión.

El acompañamiento del paciente, familiar, amigo … el poder arroparlos y calmarlos en esos momentos.

El vacío de un profesional de no poderlos ayudar más allá de tus intentos y el de tus compañeros.

Sentir la necesidad de la ayuda de un buen profesional que sepa gestionar estas situaciones, para poderles ofrecer algo más de lo que tu puedes hacer, comunicar, apoyar …

Benetan gogorra…

Difícil, duro…

profesionales-acostumbrados-noticias-frecuencia-pacientes_ELFIMA20131111_0013_1

Ainara Lopetegi

Eta zuk, ba al duzu asmo berri onik?, ¿Y tú, tienes un propósito?

Denok izan ditugu asmo berri onak gure buruan. Horrek, eguneroko jardueretan aldaketak egitea eskatzen du. Ohiturak egokitzea oso zaila da, moldaketa txikiak izan arren.

“Propósito, tengo un propósito”. Todos en algún momento de nuestra vida nos planteamos que tenemos que cambiar algo de nuestra rutina, de nuestro día a día, del manejo de nuestra enfermedad crónica, en definitiva, nuestra voz interior nos avisa de que hay que cambiar la hoja de ruta. Dicen que somos animales de costumbre, y como tales nos aferramos a hábitos adquiridos y a rutinas establecidas, haciendo que cada vez nos volvamos más reticentes a salir se nuestra zona de confort. De esa burbuja de seguridad en la que también nos manejamos, simple y llanamente porque la inseguridad y el miedo a lo desconocido, al fracaso nos hace de una forma clara no lanzarnos al cambio.

Gaixotasunen aurrean jarrera aktiboa hautatzen laguntzen digute Paziente Biziko saioetan. Bertan, gure zainketan aktiboki parte hartzen, gure osasuna mantentzen eta gure gaixotasuna hobetzen lagundutzen diguten jarduerak egiten dira.

Dentro del Programa de Paciente Activo, el cual consta de una serie de sesiones en las que trabajamos con los integrantes del grupo diferentes aspectos para mejorar el control de nuestra enfermedad crónica, aprender a formular un propósito es algo muy importante.

Asmo berri onak denboraz gain, esfortzua ere eskatzen du, beraz momentu egokian proposatu eta gauzatu behar dituzu.

Cuando hablamos de formular un propósito no siempre lo hacemos bien. Bien porque aquello que queremos cambiar o mejorar no lo hacemos en un buen momento, o también porque queremos hacerlo de forma inmediata y a ser posible con poco esfuerzo personal. Y eso, me vais a perdonar, pero es literalmente imposible y llamado al fracaso más estrepitoso. En esta sociedad en la que nos movemos hoy en día, en la que nuestros más jóvenes quieren las cosas ahora y en su totalidad, sin dejar margen alguno a la fustración, dejar paso a valores como esfuerzo, ilusión por conseguir cambiar algo, tesón… etc se están perdiendo.

Como sabemos, cada vez afectan más las enfermedades crónicas también a los jóvenes, y lo hacen en muchos casos como consecuencia de unos hábitos de vida poco saludables, dando lugar a enfermedades cardiovasculares, diabetes, HTA, oncológicas…

Gaixotasun kroniko bat dugunok, gaixotasuna gurea dela jakin behar dugu, eta zaintza gure ardurapean dagoela.

Los pacientes crónicos debemos tener claro que la enfermedad es nuestra y aunque compartamos esa a veces pesada carga con los profesionales sanitarios que nos acompañan, con nuestros amigos y familiares, nosotros somos los responsables últimos de nuestro cuidado.

El Programa Paciente Activo puede ayudarnos a cambiar esa dirección de las velas en nuestro viaje de la vida, pero no conseguiremos nada si no somos capaces de implicarnos.

Benetan egin nahi duzun zerbait hautatu behar duzu, zentzuzkoa eta errealista izan behar da.

Cambia aquello de tu vida que creas que merece la pena cambiar, pero no esperes hacerlo sin esfuerzo. Lograr ese propósito personal, que puede estar relacionado con una mala alimentación, poco ejercicio, consumo de tabaco, problemas de comunicación con los que me rodean, vencer esa ansiedad que te paraliza, aceptar la marcha de un ser querido, aceptar que padezco una enfermedad crónica y que los demás no tiene la culpa de ello…. Como podéis ver el abanico de posibles cosas a cambiar se abre ante nosotros.

Asmo berri on bat hautatzera animatzen dizut.

Así que desde aquí te animo a que te formules un popósito. Elige algo que quiera de verdad cambiar, y plantéate una meta corta y realista sobre todo, con una medida razonable (si se trata de hacer más ejercicio o bajar de peso, consulta con tu médico de familia, enfermera o médico especialista; ellos pueden ayudarte a hacerlo de una forma adecuada a tus necesidades).

mensual

Como dice el estribillo de una preciosa canción de Diego Torres:
“ Saber que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos
afuera, pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón ….”

Izaskun Antúnez
Monitora Programa Paciente Activo

Berriz hasten (II). Volviendo a empezar (II)

Diabeteseko hezitzailearekin lehenengo hitzordua eduki baino lehen hamaika zalatza sortzen zaizkit.

Primera cita con la educadora en diabetes. ¿De qué irá esto? ¿Me va a explicar en qué consiste la diabetes? ¿Me va a decir lo que tengo que hacer y lo que no tengo que hacer? ¿Me pondrá a dieta? ¿Me reñirá? ¿Me despejará las dudas y temores sobre el nuevo régimen de insulina? ¿Entenderé algo? ¿Me… yo qué sé?

Hospitalera iritsi, eta irrifar batekin jasotzen nau.

Muchas preguntas, unas desde la simple curiosidad, otras acompañadas de cierto temor o incertidumbre. Lo mejor para salir de dudas: acudir. Así que, con tiempo por aquello de tener unos minutos para repasar lo que quiero plantear, me voy para el hospital. Espera corta y para adentro. Me recibe con una sonrisa que ayuda a romper el hielo y a relajarme.

Intsulina eta karbohidratoei buruzko azalpenak jasotzen ditut.

No me explica qué es la diabetes. A estas alturas se supone que ya debo saberlo. Vamos derechos al grano: insulina rápida y contar unidades de hidratos y de los demás grupos de nutrientes. Eso es lo primero que tengo que aprender, que en eso es dónde me voy a jugar en adelante una buena parte de controlar o no el azúcar en mi sangre.

Larruazalpeko injekzioa denez, 0,8mm-ko orratza erabili beharrean, 0,5mm-koa erabili behar dudala esaten dit.

Comenzamos desmontando también alguna idea errónea que me acompaña hace tiempo: aguja de 0,8 o de 0,5 milímetros. Mejor 0,5: se trata de una inyección subcutánea y con la más larga corro riesgo de que sea intramuscular con lo que perdería efecto. Y como siempre, mantener unos segundos la pluma pulsada tras inyectar.

Hiru otordu nagusien aurretik, behatza ziztatu beharko dut eta ondoren, intsulina azkarra jarri emandako jarraibideak kontuan hartuz.

Insulina rápida. Antes de las tres comidas principales según lo pautado y corrección al alza o a la baja en función de dos factores: la cifra de azúcar con la que llego y la cantidad de hidratos que preveo en la comida. Y aquí ya van a cambiar los hábitos que he seguido   hasta hoy.

Para tomar pastillas para la diabetes me bastaba con rellenar semanalmente el pastillero y acordarme de tenerlo a la vista en las comidas. Ni cálculos, ni decisiones, simple rutina mecánica.

Nire azukre maila zein den eta hartuko ditudan karbohidratoen kopurua zein izango den jakin ondoren, jarri beharreko intsulina azkarra kalkulatu beharko dut.

Ahora ya no. Primero tengo que obtener datos (pinchazo en el dedo, gotita de sangre en la tira reactiva, y a ver qué dice el medidor) y según el azúcar con el que llegue y a la vista de lo que preveo comer (especialmente las unidades de hidratos) debo calcular las unidades de rápida que necesito inyectarme. Vamos, que el tema va de tomar decisiones varias veces al día valorando diversas variantes. Necesito ser más proactivo con esto de la insulina rápida.

Todo esto precisa de una “impedimenta” o pack (lanceta, medidor, tiras, pluma de insulina, la chuleta con el baremo de insulina, la libretita para ir apuntando…) cuyo acarreo debo gestionar a diario. Y puede parecer una tontería, pero para los que gustamos y disfrutamos de ir con los bolsillos ligeros… (gracias a los bolsos de nuestras parejas…) esta es una primera “molestia” a gestionar.

También está el tema del faquirismo de pincharse los dedos para obtener la gotita de sangre para medir la glucosa en sangre por lo menos tres veces al día, todos los días.

Hasta ahora lo habitual (para mí) era un solo pinchacito mañanero, y no todos los días. El asunto es un poquito doloroso, no por un pinchazo, sino por la acumulación de ellos. Por mucho que alternemos, terminan dejando los dedos doloridos. No es insoportable, no, pero sí molesto, y no sólo físicamente.

Leo que Osakidetza va a proporcionar pronto (de momento a los menores) el sistema de parche en el brazo para medir el azúcar, que simplifica enormemente las mediciones diarias. Buena noticia que de momento alcanza a quienes creo que más lo precisan y que (crucemos los dedos) ojalá se vaya ampliando poco a poco al resto del colectivo.

Material ugari jasotzen dut Osakidetzaren eskutik. Zorionekoa eta benetan esker onekoa sentitzen naiz  dugun osasun publikoarekin.

Ver la cantidad de material que recibo para el control del azúcar por parte de Osakidetza me resulta abrumador y siempre me siento afortunado y agradecido por contar con la sanidad pública de que disponemos. Debe ser mucho más complicado convivir con la diabetes en muchos sitios del mundo, y no sólo en el tercer mundo, sino también en lugares tan “avanzados” como los Estados Unidos dónde la sanidad está mayoritariamente en manos privadas.

Descubro también que realizar todo este “protocolo” de medición e inyección en casa o en el despacho (donde puedo gozar del espacio, la privacidad y el tiempo que resulten necesarios para hacerlo con tranquilidad) no es problemático; pero que hay ocasiones en las que me toca “jugar fuera de casa” y hay que improvisar, detectar momentos y oportunidades, buscar la privacidad imprescindible y actuar con eficacia y rapidez en situaciones un poquito adversas. No es un drama: pero hay que aprender también a gestionar esto, y al principio la expectativa de un viaje, o de una simple comida o cena fuera de casa conlleva también una pequeña incertidumbre y cierta tensión por saber cómo resolveré el asunto. Al final, siempre se resuelve.

A

Hasieran, sabelean ziztatzeak “errespetua” ematen badit ere, aste baten ondoren erreza egiten zait.

Surge el tema de en qué parte del cuerpo inyectarse la insulina y con él un cierto repelús que me da la idea de tener que inyectarme en el abdomen. La teoría está clara, pero de entrada me da un no sé qué… nunca lo he hecho. En una semana se me pasa y acaba pareciéndome sencillo y fácil.

Hemendik aste batzuetara, endokrinoarekin dut hitzordua.

Se me ha pasado volando la primera cita con la educadora, que es un encanto. Me ha proporcionado unas pautas claras, ha ido despejando mis principales dudas, y ahora me toca a mí poner en juego conocimiento y voluntad con estas novedades y, como siempre proactividad en la alimentación saludable, el ejercicio diario y el pensamiento positivo. Y en unas semanas, cita con el endocrino.

Jarraituko du…

Continuará…

Juan Carlos Mendizábal

Boomerang efektua. Efecto boomerang

Boomerang efektuaren edo karma-ren defendatzailea naiz ezaguera dudanetik.

Egiten dudan ekintza bakoitzari, aurkako erreakzio erantzun bat dagokiola diote.

Desde que tengo uso de razón, y más desde que voy cumpliendo años y la vida me ha ido enseñando algo, he sido un convencido defensor del llamado “efecto boomerang”. Algunas religiones orientales como el hinduismo o el budismo llaman a esto el karma, o lo que, simplificando mucho viene a ser el principio de acción – reacción: a cada acción que yo lleve a cabo le corresponde una reacción igual, pero en sentido contrario.

Eguneroko bizitzan ditugun ohiturek edo hartzen ditugun erabakiak, gure osasunean eragina dute.

Ellos defienden que cualquier acto, e incluso van más allá, palabra o pensamiento, “vuelve” y tiene consecuencias en nuestras vidas. Dejaré por hoy de lado los pensamientos  y las palabras, como tema para otro día, y me centraré en las acciones, o mejor dicho en nuestras acciones y en las consecuencias que ellas tienen sobre nuestra salud.

Elikadura osasungarri bat al daramat? Zenbat alkohol eraten dut? Erretzen al dut? Ariketa fisikorik egiten al dut? Ondo egiten al dut lo?

¿Os habéis parado a pensar que en una buena medida , las decisiones que tomamos a diario en lo que respecta a nuestros hábitos de vida, condicionan nuestra salud? Y es que en nuestra rutina habitual, las decisiones que tomamos revierten en nuestra salud. Preguntémonos….

  • ¿Llevo una alimentación saludable? Por favor, respondamos con un mínimo de rigor, es decir, ¿Combino adecuadamente frutas, verduras, legumbres, carnes, pescados, etcétera? ¿Ingiero las cantidades necesarias o meto en mi cuerpo un exceso de calorías?
  • ¿Evito la multitud de productos alimenticios que todos sabemos que son dañinos pero que pueblan nuestros supermercados (alimentos precocinados, bollería industrial, refrescos, etcétera)
  • ¿Le dedico tiempo a cocinar en mi casa? ¿O acostumbro a comer fuera de casa?
  • ¿Cuál es mi consumo de alcohol? ¿Es moderado? ¿Es continuado o esporádico?
  • ¿Fumo? ¿Cuántos cigarrillos fumo al día?
  • ¿Realizo algún tipo de actividad física de manera regular acorde a mi edad y a mi forma física? ¿Cuánto tiempo le dedico?
  • ¿Duermo diariamente al menos siete horas como norma general?

 

a.jpg

Gure osasunean hartzen ditugun erabakiak, gure bizitzan eragina dute.

Cada uno sabrá las respuestas a estas preguntas, pero debemos de saber que, tarde o temprano, las decisiones que tomamos en torno a nuestra salud, vienen de vuelta cual boomerang. Al final acabamos pagando la factura de determinados malos hábitos o por el contrario disfrutamos de una vida más saludable cuando tomamos las decisiones adecuadas.

Batzutan, hurrengo esaldi hauek entzuten ditut: “Zertarako zaindu denei iritsiko zaigu eta hiltzeko ordua”, “Asko zaitzen zen eta gaixotu egin da…”

Llegados aquí, me gustaría incidir en dos puntos:

1.- En ocasiones escucho a personas que conversando sobre este tema acaban diciendo: “Yo no voy a cuidarme, porque total, tarde o temprano a todos nos llega la hora. Mira lo que le ha pasado a Fulanito, que se cuidaba muchísimo y hacía deporte y sin embargo le ha dado un infarto/ha caído enfermo…..(añádase aquí lo que se quiera)”.

Inor ez da gaixotzeaz libratzen, baina bizitza osasuntsu bat badaramagu, osasun hobea izango dugu.

Es cierto que ninguno de nosotros estamos libres de contraer alguna enfermedad o tener algún problema de salud a pesar de llevar una vida saludable, pero lo que es innegable es que nuestras probabilidades aumentan de manera exponencial si no lo hacemos.

Sintomarik edo minik ez edukitzeak, ez du esan nahi osasuntsu gaudenik.

2.- Algunas personas con hábitos de vida poco saludables se escudan con excusas tales como: “Me encuentro bien, no me duele nada” o “Estoy delgado, ¿no ves que estoy sano?” .Recordemos que la falta de síntomas o de dolores no significa que estemos sanos. Y el tener un buen aspecto físico o simplemente no tener sobrepeso, tampoco.

Ohitura onak hartu behar ditugu.

En definitiva, debemos tratar de automatizar unos nuestras (buenas) acciones de tal manera que pasen a convertirse en hábitos. Debemos acostumbrarnos a vivir saludablemente. Y debemos responsabilizarnos de lo que hacemos o dejamos de hacer

Osasunerako egiten dituzun gauza onak, bueltan etorriko zaizkizu.

Recuerda que : todo lo que hagas sobre tu salud vendrá de vuelta como un boomerang. Así que…¡¡lanza cosas buenas!!

Boomerang efektua bizitzako alderdi guztietara ezar dezakezu, ez soilik osasun alorrera.

P.D. El efecto boomerang es aplicable a todos los órdenes de la vida, no sólo a la salud. Así que preocupémonos sobre todo de DAR y seguro que así podremos RECIBIR.

Fausto Sagarzazu

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: