Urte berria: Asmo berri onak eta zentzugabekeriak. Nuevo Año: Propósitos y despropósitos.

Urte hasiera, egutegi aldaketa eta 365 egun aurretik.

Principio de año, cambio de calendario y aparición de 365 días en blanco por el horizonte en los que… ¿qué?

Urte berri bate hasieran galdera asko sortzen zaizkigu: Eta orain zer?, Zer nahi dut egin?, Zer nahi dut aldatu?…

En ese momento el nuevo año puede convertirse en algo insuperable, interminable e inabarcable por donde ir a la deriva durante doce meses sin saber con claridad aquello de “y ahora, ¿qué?”. ¿A dónde voy, qué quiero iniciar, cambiar, finalizar o continuar este año?

Quizás sea que nos presentamos ante el nuevo año de repente, de frente y mirando hacia adelante; intentando pasar página y comenzar una nueva orientados sólo hacia el futuro. Es, al menos para mí, difícil comenzar así.

Batzuetan, gure helburura iritsi beharrean, erdi bidean geratzen gara.

La página en blanco (de 365 días de extensión) se puede convertir en un páramo inmenso donde nuestro propósitos, e incluso nuestros despropósitos, tengan más probabilidades de zozobrar que de llegar a destino.

Aurten nire helburua lortzeko hainbat gauza egin ditut.

Así que este año he hecho varias cosas para intentar que propósitos y despropósitos entren en juego con más esperanza de éxito:

índice

Urtea pixka bat beranduago hasten dela erabaki dut, urtarrilak 8 inguruan, berriz ere eguneroko ohiturak hartzen ditugunean.

Primero: he decidido que el año empieza un poco más tarde, hacia el 8 de enero, después de esa anomalía cósmica tan grande llamada navidades que puede llegar a distorsionar cualquier cosa engullendo todo atisbo de cordura.

El ocho, con la vida real instalada en el escenario real y habitual por donde suele discurrir, me parece más razonable que el uno a las 00:00 para valorar cosas importantes y tomar determinaciones. La realidad desde lo cotidiano parece más real y las luces y las sombras ni deslumbran ni ciegan del todo: encuentran toda una gama de grises que hacen posible la coexistencia de nuestras luces y nuestras sombras.

Urte batek besteari jarraitzen dio. Aurreko urtetako esperientziak eta bizi izan duguna kontuan izan behar dugu.

Segundo: un año sigue a otro, como el día a la noche. No me parece justo con el año anterior descartarlo y declararlo caducado sin más por la llegada de otro.

Mis propósitos y despropósitos no pueden sostenerse en la nada, o en la mera ilusión sin respaldo en mi experiencia, ignorando lo vivido. Necesitan, para llegar a algún sitio, un punto de partida (bueno, malo o regular) al que poder regresar o al que intentar no volver nunca; pero si sé de donde salgo ya tengo un referente (bueno o malo) para la singladura de este año.

Asmo berri on baikorrak pentsatu.

Tercero: Propósitos positivos sí, de esos de los que solemos hablar por aquí; pero también despropósitos que harán más llevaderos esos propósitos que a veces exigen esfuerzo y sacrificio que es preciso compensar. Al fin y al cabo, somos nuestra más apreciada mascota.

2018.urterako nire asmo berri ona nire diabetesa kontrolpean edukitzea izango da.

2018, propósito inicial y general: mantener el éxito en el control de mi diabetes que, después de mucho tiempo, he comenzado a conseguir hace unos meses. Con mantener mis niveles actuales de glucosa seré el diabético más feliz de Osakidetza, ya que estaré en los niveles (casi, casi) de un no diabético.

Beraz tratamendua jarraitu beharko dut, ariketa fisiko egin, elikadura osasuntsu bat eraman eta pentsaera positibo bat izan.

Así que: adhesión al tratamiento, mis al menos 45 minutos de actividad física al día, afianzar la forma más saludable de comer que he ido incorporando al día a día, pensamiento positivo (que no feliciano) y teoría general de la relatividad general que, con permiso de Einstein, se puede resumir en que no hay nada que no sea irresoluble, siempre encontrarás alguien mucho más jodido que tú mismo y en que lo que no mata engorda.

Y despropósitos, muchos: todos los que me permitan mantenerme en lo conseguido en 2017, los que me ayuden a poner en práctica mis propósitos para 2018 y poder seguir llevando la forma de vida que hace que me guste la vida.

Urte zoriontsua izan dezazuela. Feliz Año.

Juan Carlos Mendizabal

 

Hobetzeko kontzientziatzen. Concierciarnos para mejorar.

Gabonak heltzear daude, eta garai honetan ez da erraza gehiegikeriarik gabe jatea.

Vamos hacia un momento del año en el que a todos nos resulta muy complicado no pasarnos con la comida.

Dieta osasuntsu bat mantentzen saiatzen bagara ere, inguruak aurkakoa egitera bultzatzen gaitu.

Hacemos esfuerzos para mantenernos dentro de una dieta  saludable y todo a nuestro alrededor nos incita a comer lo menos saludable. La vida se ha vuelto tan rápida que en Noviembre ya es Navidad y todo está lleno de nuestros típicos dulces navideños.

Riquísimos y malísimos para nuestra salud.

Harriturik geratu nintzen kokozko gozoki batek zeraman kolesterol eta azukre kantitatearekin.

El otro día descubrí que una bolita de coco contenía 17 gramos de colesterol por cada 100gramos de producto. Casi me caigo redonda. Con lo inocente que parece. Y pone (LO PONE) que no contiene azucares añadidos. Pero tiene 67 gramos por cada 100 de producto. La bolita pesa 20 gramos.

Podemos hacer rápidamente cuentas. 3,4 gramos de colesterol y 16,75 de azúcar.

Me la comí claro, ya la tenía en la mano cuando leí el análisis nutricional que trae el producto.

Afortunadamente yo no soy diabética ni tengo el colesterol alto, pero  soy cuidadora de diabéticos.

Había llevado a casa bombas de coco.

Komeni ez zaizkigun gauzak ez erostea hobea da, baina garai hauetan ez da erraza.

Siempre he pensado que la mejor manera de no comer algo que no nos viene bien, es no comprarlo. Pero hay momentos del año en los que es misión imposible.

¿Quien se resiste a determinados productos?

Paziente Biziko tailerretan nutrizioari buruzko etiketak irakurtzen ikasten dugu.

Me acorde en ese momento de lo que aprendemos en los talleres de paciente activo sobre los análisis nutricionales.

Etiketak produktuak erosi baino lehen irakurtzen baditugu, elikagai osasuntsuagoak aukera ditzazkegu.

A leerlos antes de comprar. Una vez en casa el error cometido ya no tiene solución.

Lo comemos.

No digo con esto que no podamos comer ciertos productos pero debemos ser conscientes de lo que estamos comiendo y así  hacer una alimentación equilibrada en la medida de lo posible.

Elikagaien konposizioari buruzko zalantzak ditudanean http://www.bedca.net/ orrialdean sartzen naiz. Bertan, informazio asko dut eskuragai.

Cuando tengo dudas sobre la composición de los alimentos a mi me resulta muy útil consultar la base de datos BEDCA http://www.bedca.net/

En la base de datos encuentro la composición de cada alimento que me crea dudas.

O simplemente si tengo curiosidad por conocer toda la composición de un alimento. Porque en esta base se incluyen componentes que no suelen reflejarse en los análisis nutricionales de los productos, como vitaminas y minerales.

Hace un desglose completo de las grasas que contienen los alimentos. Muy interesante también a la hora de hacer una alimentación sana.

Podemos comer un poco, casi cualquier cosa, si somos capaces de equilibrar con el resto de los alimentos que ingerimos. Y sabiendo que hay que reducir de otros alimentos cuando nos hemos pasado con algo que no nos viene bien.

Orokorrean dieta orekatu bat mantetzen badugu, gabonetan, urtebetetzetan edo ospakizunetan salbuespenak egin ditzazkegu.

Y vamos a ser realistas, ¿quién no hace transgresiones a la dieta en ciertos momentos de vida? Cumpleaños, celebraciones o la Navidad. Y con esos momentos hay que seguir adelante y mantenernos sanos.

Cuanto más sabemos y más recordamos que lo sabemos, se hace más fácil también  jugar con los alimentos para estar dentro de los parámetros que nos interesan.

Aunque seguir dentro de lo que necesitamos sea, como nos contaba Juan Carlos en su post, subir y bajar por una montaña rusa.

Más sencillo que consultar bases de datos nos puede resultar ceñirnos a la famosa pirámide nutricional.

Belgikarrek egin duten piramide nutrizionala ere erabil dezakegu.

Los belgas la han transformado convirtiéndola en un triangulo invertido con los colores de un semáforo.

Piramide-alimentacion1.jpg

Verde saludable, amarillo poco saludable y poca cantidad.

Y  han sacado del triángulo y  puesto en rojo, los alimentos que se consideran dañinos para la salud.

Alcohol, refrescos, alimentos preparados o fritos, snacks, embutidos, galletas, chocolate, dulces. Y la sal…

De todos ellos consumir poco y de manera circunstancial.

Me parece más fácil de entender  cuando tenemos  arriba lo que debe ser la base de nuestra alimentación diaria, es decir  alimentos frescos, legumbres, patatas, cereales. Además de lácteos y sus derivados, carnes blancas, pescado y huevos.

Y en la parte ancha del triangulo agua, mucha agua.

Me gusta el triangulo. No sé si os parece tan bueno como a mí. Me da un plus el que se haya incluido entre los “alimentos” dañinos el consumo de alcohol. Incluso del vino y la cerveza.

Llega la Navidad, mal momento para ser estrictos con la alimentación. Y la ansiedad que genera no comer como los demás, no compensa a los beneficios.

Así que nos toca  aplicar lo que conocemos. Tomar conciencia de que lo sabemos. Y recordar que hemos aprendido mucho de alimentación saludable.

Gabon zoriontsuak eta osasuntsuak denontzat!

Feliz y sana Navidad para todos.

Magdalena Vázquez

A %d blogueros les gusta esto: