Berriz hastera. Volver a empezar

Geroz eta gehiago gara urteak bi hasiera dituela pentsatzen dugunok: urtarrilak 1a eta udarako oporrak amaitzean hasten dena.

Cada vez somos más los que pensamos que el año tiene dos comienzos: el que cronológicamente arranca cada 1 de enero, y el que empieza tras el periodo vacacional veraniego.

Lehenengo kasuan, urte berriari desira onak eskatzen dizkiogu eta bigarrengoan berriz zintzilik ditugun gauzak egitea pentsatzen dugu.

Así podríamos decir, que la primera celebración tiene que ver con esa lista de buenos deseos que pedimos al Año Nuevo, rogativas  para que la Salud, el Amor y el trabajo no nos abandonen a nuestra suerte. La otra, en cambio, es como yo digo la lista de “cosas pendientes”. Sigue leyendo

Jateko beti prest. Las ansias de comer a todas horas.

Sabemos que según avanzamos en edad, el metabolismo disminuye, es decir, el requerimiento calórico es menor, deberíamos ingerir menos calorías. Va relacionado con el ejercicio físico que realizamos, las actividades diarias, el descanso etc.

Jateko gogoa es da horren arraroa gizakiongan, nahikoa janda ere beti jateko prest gaude.

El ansia de comer, no es tan raro, es más, diría que puede ser algo muy habitual en muchas personas, aunque no lo pueda justificar con evidencias en que porcentaje se da. Comer a deshoras, comer sin tener hambre, disfrutar comiendo aunque haya comido hace una hora, es muy común en nuestra sociedad. Nos encanta comer, celebrar todo o casi todo alrededor de la mesa.

Gure dieta zaintzen saiatzen ari garen arren, ezin esan ezezkorik aurrean jartzen diguten janari gozo horri.

Sigue leyendo

Ilusioa berreskuratu. Recupera la ilusión

Ilusioa galdu duzu? ¿Has perdido la ilusión?

Bizitzako momentu desberdinetan galdu egin dugula senti dezakegu.

En muchos momentos y circunstancias de nuestra vida podemos sentir que la hemos perdido.

Gauza desberdinak egiteko ilusioa galdu dezakegu: lana egiteko, bidaia bat antolatzeko, erlazio bat hasteko…

Perdemos la ilusión por desempeñar nuestro trabajo, la ilusión por planificar un viaje, la ilusión por recuperar una afición.  La ilusión por empezar una nueva relación o compartir nuestra vida con otra persona.

Sigue leyendo

Haur baten begiez. Con los ojos de un niño

–  Lasai, ama. Hemen betirako lokartu da eta zeruan esnatuko da – esan zidan negarrez ikusi ninduenean, emeki eskua estutuz.

Tranquila, ama. Me dormirmé para siempre y voy a despertarme en el cielo – me dijo cuando me vio llorando.

Zein era arruntera ikus dezaken heriotza zazpi urteko haur batek. Arrunta bezain ederra. Normaltasunez bustitako Ikuspegi polit horretatik ikusi beharko genuke helduek ere heriotza. Begirada berdinez. Haur baten begiez.

Las personas adultas tambien deberíamos ver la muerte de una manera natural, como los niños.

Sigue leyendo

Asmo berrio onak. A propósito de los propósitos.

Denok dugu helburu edo asmo berri on bat gure bizitzetan.

Cuando oí por primera vez el termino propósito en el curso “Cuidando activamente mi salud” me vino a la mente de inmediato lo del propósito de la enmienda. Y la verdad es que tengo mucho que enmendar. Todos tenemos de una forma más o menos clara cuál es el propósito de nuestra vida.

Gure helburua lortzeko, beste asmo berri on batzuk ere lortu behar ditugu. Oso garrantzitsua da osasun on bat izatea.

En cualquier caso ese GRAN PROPOSITO de la vida necesita apoyarse en otros propósitos tan necesarios como él. Sea cual sea el GRAN PROPÓSITO no podremos tratar de conseguirlo a menos que nuestra Salud en su sentido más amplio sea aceptable. Los propósitos son acciones y nada hay más inmovilizador que una mala salud física y/o mental.

Sigue leyendo

Bizitza hobe batera pasatzen eta asmo berri onak. Pasando a mejor vida y propósitos.

“Paziente bizi” bat naizenetik, nire bizitza hobetu dela eta bizitza hobe batera pasa naizela sentitzen dut.

Ir mejorando nuestra  vida, es ir pasando a vivir mejor, es  decir, a mejor vida. Esto es lo que siento que estoy haciendo desde que me he convertido en un “paciente activo”

Nire erizainak Paziente Bizia- ko tailerretara joatea gomendatu zidanean, ez nengoen oso zihur. Eskerrak azkenean baiezkoa eman nuen!

Cuando mi enfermera  me planteó hacer el Curso de Paciente Activo me resistí. Pensaba que con autoformación me pondría al día con menor dedicación de tiempo. Menos mal que me convenció y convencido  decidí hacerlo.

Sigue leyendo

Gure usteak kudeatzen (I). Gestionando nuestras creencias (I)

Urte berri bat hasten gaude eta askok proposatu ditugu asmo berri onak.

Oso garrantzitsua da gure asmo berri onak lortzeko bi ideia argi izatea.

Estamos empezando el nuevo año y quién más, quién menos ya nos hemos puesto o propuesto ciertos propósitos de cambio para comenzar mejor este nuevo año. No nos vendría mal pararnos y reflexionar sobre dos ideas claves que nos ayudarán a la hora de hacernos estos nuevos propósitos y que no se queden en el camino:

  1. Gure buruak, gure gaitasunengan duen indarra. La fuerza que tiene nuestra mente en relación a nuestras capacidades.
  2. Helburuak edo asmo berri onak lortzen laguntzen dizkiguten uste indartzaileak bilatu behar ditugu.  La necesidad de descubrir ciertas creencias potenciadores que nos ayuden a conseguir nuestro propósito o meta.

La fuerza que tiene nuestra mente en relación a nuestras capacidades: nuestra voluntad

Zuk bakarrik jakingo duzu urte hasieran proposatutako asmo berri onak edo helburu desberdinak ez badituzu aurrera eramaten.

Burmuinarentzat nekagarria da gure bizimoduan ohitura berriak sartzea. Errazena ditugun ohiturekin jarraitzea da. Ez da erraza, baina konponbidea gure borondatea trebatzea da. Sigue leyendo

Urte berria: Asmo berri onak eta zentzugabekeriak. Nuevo Año: Propósitos y despropósitos.

Urte hasiera, egutegi aldaketa eta 365 egun aurretik.

Principio de año, cambio de calendario y aparición de 365 días en blanco por el horizonte en los que… ¿qué?

Urte berri bate hasieran galdera asko sortzen zaizkigu: Eta orain zer?, Zer nahi dut egin?, Zer nahi dut aldatu?…

En ese momento el nuevo año puede convertirse en algo insuperable, interminable e inabarcable por donde ir a la deriva durante doce meses sin saber con claridad aquello de “y ahora, ¿qué?”. ¿A dónde voy, qué quiero iniciar, cambiar, finalizar o continuar este año?

Quizás sea que nos presentamos ante el nuevo año de repente, de frente y mirando hacia adelante; intentando pasar página y comenzar una nueva orientados sólo hacia el futuro. Es, al menos para mí, difícil comenzar así.

Batzuetan, gure helburura iritsi beharrean, erdi bidean geratzen gara.

La página en blanco (de 365 días de extensión) se puede convertir en un páramo inmenso donde nuestro propósitos, e incluso nuestros despropósitos, tengan más probabilidades de zozobrar que de llegar a destino.

Aurten nire helburua lortzeko hainbat gauza egin ditut.

Así que este año he hecho varias cosas para intentar que propósitos y despropósitos entren en juego con más esperanza de éxito:

índice

Urtea pixka bat beranduago hasten dela erabaki dut, urtarrilak 8 inguruan, berriz ere eguneroko ohiturak hartzen ditugunean.

Primero: he decidido que el año empieza un poco más tarde, hacia el 8 de enero, después de esa anomalía cósmica tan grande llamada navidades que puede llegar a distorsionar cualquier cosa engullendo todo atisbo de cordura.

El ocho, con la vida real instalada en el escenario real y habitual por donde suele discurrir, me parece más razonable que el uno a las 00:00 para valorar cosas importantes y tomar determinaciones. La realidad desde lo cotidiano parece más real y las luces y las sombras ni deslumbran ni ciegan del todo: encuentran toda una gama de grises que hacen posible la coexistencia de nuestras luces y nuestras sombras.

Urte batek besteari jarraitzen dio. Aurreko urtetako esperientziak eta bizi izan duguna kontuan izan behar dugu.

Segundo: un año sigue a otro, como el día a la noche. No me parece justo con el año anterior descartarlo y declararlo caducado sin más por la llegada de otro.

Mis propósitos y despropósitos no pueden sostenerse en la nada, o en la mera ilusión sin respaldo en mi experiencia, ignorando lo vivido. Necesitan, para llegar a algún sitio, un punto de partida (bueno, malo o regular) al que poder regresar o al que intentar no volver nunca; pero si sé de donde salgo ya tengo un referente (bueno o malo) para la singladura de este año.

Asmo berri on baikorrak pentsatu.

Tercero: Propósitos positivos sí, de esos de los que solemos hablar por aquí; pero también despropósitos que harán más llevaderos esos propósitos que a veces exigen esfuerzo y sacrificio que es preciso compensar. Al fin y al cabo, somos nuestra más apreciada mascota.

2018.urterako nire asmo berri ona nire diabetesa kontrolpean edukitzea izango da.

2018, propósito inicial y general: mantener el éxito en el control de mi diabetes que, después de mucho tiempo, he comenzado a conseguir hace unos meses. Con mantener mis niveles actuales de glucosa seré el diabético más feliz de Osakidetza, ya que estaré en los niveles (casi, casi) de un no diabético.

Beraz tratamendua jarraitu beharko dut, ariketa fisiko egin, elikadura osasuntsu bat eraman eta pentsaera positibo bat izan.

Así que: adhesión al tratamiento, mis al menos 45 minutos de actividad física al día, afianzar la forma más saludable de comer que he ido incorporando al día a día, pensamiento positivo (que no feliciano) y teoría general de la relatividad general que, con permiso de Einstein, se puede resumir en que no hay nada que no sea irresoluble, siempre encontrarás alguien mucho más jodido que tú mismo y en que lo que no mata engorda.

Y despropósitos, muchos: todos los que me permitan mantenerme en lo conseguido en 2017, los que me ayuden a poner en práctica mis propósitos para 2018 y poder seguir llevando la forma de vida que hace que me guste la vida.

Urte zoriontsua izan dezazuela. Feliz Año.

Juan Carlos Mendizabal

 

Berriz hasten (III). Volviendo a empezar (III)

img_20170826_2102291.jpg

 

Denbora daramat diabetesarekin elkarbizitzen. Intsulina azkarra eta mantsoa dira nire tratamenduaren oinarria.

Ya han pasado unos meses desde que inicié esta nueva etapa en mi convivencia con la diabetes que, poco a poco, me iba ganado la partida y amenazando mi calidad de vida presente y futura. Ahora la base del tratamiento es la insulina, combinando la rápida y la lenta.

Gauza berri asko ikasi ditut.

Ha habido de todo: aprendizajes, reaprendizajes (pincharse al menos tres veces al día no es lo mismo que hacerlo un par de veces por semana), descubrimientos (resulta que me terminan gustando las ensaladas) y redescubrimientos (las aplicaciones en el móvil  para el control de glucemia y las de marcarse objetivos de actividad física que siempre pensé que eran para otros han irrumpido en mi vida para quedarse y hoy me resultan herramientas muy útiles).

Asmo berri on asko bete baditut ere beste hainbat bidean geratu zaizkit.

Propósitos cumplidos, propósitos fallidos, y hasta algunos despropósitos: ¡a la mierda con todo este rollo, que no consigo bajar de 180 y no veo más que acelgas en mi plato desde hace una semana!…

Egun onak, egun txarrak eta nola-halako egunak izan ditut.

Vamos: días buenos, días regulares y días malos, como la vida misma, seas o no seas diabético.

Ustekabe onak eta ez hain onak, desiluzioak… izan ditut.

También ha habido días de sorpresas: desagradables y/o desilusionadoras (¿cómo diablos doy esta cifra tan alta si he sido el mejor de los pacientes estos dos últimos días?); y agradables (oye, ¡que funciona, que puedo estar en cifras de esas que la OMS dice que son las “normales” y que yo no veía desde hace…!).

Ez naiz bakarrik egon, beti egon da norbait nitaz arduratzen eta animoak ematen. Eskerrik asko denei.

Todos ellos han sido días en los que, si miro hacia atrás, compruebo que no he estado sólo. Siempre ha habido alguien implicado y comprometido con mi salud. Hay quien muestra interés y da ánimo cuando se entera de que estoy en plena adaptación a las cuatro inyecciones de insulina al día; quien comparte y aporta su experiencia o la de alguien próximo que ha pasado por esta fase; quien sabiendo cómo estoy hace el esfuerzo de preparar esa comida que teníamos prevista pensando en lo más conveniente para mí, quien me aguanta los rollos que de vez en cuando necesito soltar, y la mala leche que se acumula los días en que esto no funciona y no sé por qué no funciona.

Y en casa está la que, sin necesitarlo para ella, adapta sus hábitos de vida, de ejercicio y alimentación para que a mí se me haga más sencillo cambiar los míos. Y lo consigue. Gracias.

Erabaki asko hartu behar izan ditut egunero; autobusa ez hartzea ibiltzen joateko, janari osasuntsuagoak aukeratzea…

Han sido, sobre todo, días de tomar decisiones (unas cuantas al día), todos y cada uno de ellos, como también lo serán los que vayan llegando.

Son decisiones pequeñas sobre cosas cotidianas: no cojo el autobús y voy dando un paseo y sumo unos minutos de “actividad saludable” a este día. Casi, casi no me pido el escalope con patatas (que me encanta) pero que es sumar rebozados y papas y me lo pido con una ensalada. Me compro esas zapatillas de deporte (hace 10 años que no tenía unas) y las estreno dando paseos por toda esa cantidad de sitios  magníficos, bonitos y llanos que tiene esta ciudad.

Aldaketa txikiak eginez, nire bizitza hobetzen joan da.

Decisiones pequeñas sobre cosas cotidianas que se van sumando y complementando y acaban cambiando hábitos y, con ellos la vida misma, a mejor.

También ha habido que tomar decisiones sobre el tratamiento: cambiar el tipo de insulina, retirar una pastilla, poner otra, reforzar, ajustar…

Ensayo y error, como casi cualquier cosa en la vida. Y ahí han estado los profesionales (especialistas, educadora, enfermería y atención primaria), aportando su asesoramiento, su conocimiento y proponiendo los cambios y sugerencias para mi tratamiento. Poniendo en juego sus herramientas y experiencia para que yo consiga un cada vez mejor control, una calidad de vida cada vez mayor, sin renunciar a la forma de vida que deseo tener.

Nire azukre maila asko hobetu da eta baita nire analisien emaitzak ere. Egunero erabaki berriak hartzen jarraituko dut, hobetzen joateko.

¿Qué cómo me ha ido con mi azúcar? Pues me está yendo bien: casi cuatro puntos de bajada en la glicosilada en estos meses (y bajando…); y un colesterol y unos triglicéridos de (casi, casi)  un bebé de teta… bien, va bien. Hay margen de mejora, y hacia él voy. A seguir tomando decisiones cada día, varias veces al día. De eso se trata.

Podéis leer  aquí mis post anteriores a este Berriro hastera! ¡Volver a empezar! y Berriro hasten (I). Volviendo a empezar (I)

Juan Carlos Mendizabal

Eta zuk, ba al duzu asmo berri onik?, ¿Y tú, tienes un propósito?

Denok izan ditugu asmo berri onak gure buruan. Horrek, eguneroko jardueretan aldaketak egitea eskatzen du. Ohiturak egokitzea oso zaila da, moldaketa txikiak izan arren.

“Propósito, tengo un propósito”. Todos en algún momento de nuestra vida nos planteamos que tenemos que cambiar algo de nuestra rutina, de nuestro día a día, del manejo de nuestra enfermedad crónica, en definitiva, nuestra voz interior nos avisa de que hay que cambiar la hoja de ruta. Dicen que somos animales de costumbre, y como tales nos aferramos a hábitos adquiridos y a rutinas establecidas, haciendo que cada vez nos volvamos más reticentes a salir se nuestra zona de confort. De esa burbuja de seguridad en la que también nos manejamos, simple y llanamente porque la inseguridad y el miedo a lo desconocido, al fracaso nos hace de una forma clara no lanzarnos al cambio.

Gaixotasunen aurrean jarrera aktiboa hautatzen laguntzen digute Paziente Biziko saioetan. Bertan, gure zainketan aktiboki parte hartzen, gure osasuna mantentzen eta gure gaixotasuna hobetzen lagundutzen diguten jarduerak egiten dira.

Dentro del Programa de Paciente Activo, el cual consta de una serie de sesiones en las que trabajamos con los integrantes del grupo diferentes aspectos para mejorar el control de nuestra enfermedad crónica, aprender a formular un propósito es algo muy importante.

Asmo berri onak denboraz gain, esfortzua ere eskatzen du, beraz momentu egokian proposatu eta gauzatu behar dituzu.

Cuando hablamos de formular un propósito no siempre lo hacemos bien. Bien porque aquello que queremos cambiar o mejorar no lo hacemos en un buen momento, o también porque queremos hacerlo de forma inmediata y a ser posible con poco esfuerzo personal. Y eso, me vais a perdonar, pero es literalmente imposible y llamado al fracaso más estrepitoso. En esta sociedad en la que nos movemos hoy en día, en la que nuestros más jóvenes quieren las cosas ahora y en su totalidad, sin dejar margen alguno a la fustración, dejar paso a valores como esfuerzo, ilusión por conseguir cambiar algo, tesón… etc se están perdiendo.

Como sabemos, cada vez afectan más las enfermedades crónicas también a los jóvenes, y lo hacen en muchos casos como consecuencia de unos hábitos de vida poco saludables, dando lugar a enfermedades cardiovasculares, diabetes, HTA, oncológicas…

Gaixotasun kroniko bat dugunok, gaixotasuna gurea dela jakin behar dugu, eta zaintza gure ardurapean dagoela.

Los pacientes crónicos debemos tener claro que la enfermedad es nuestra y aunque compartamos esa a veces pesada carga con los profesionales sanitarios que nos acompañan, con nuestros amigos y familiares, nosotros somos los responsables últimos de nuestro cuidado.

El Programa Paciente Activo puede ayudarnos a cambiar esa dirección de las velas en nuestro viaje de la vida, pero no conseguiremos nada si no somos capaces de implicarnos.

Benetan egin nahi duzun zerbait hautatu behar duzu, zentzuzkoa eta errealista izan behar da.

Cambia aquello de tu vida que creas que merece la pena cambiar, pero no esperes hacerlo sin esfuerzo. Lograr ese propósito personal, que puede estar relacionado con una mala alimentación, poco ejercicio, consumo de tabaco, problemas de comunicación con los que me rodean, vencer esa ansiedad que te paraliza, aceptar la marcha de un ser querido, aceptar que padezco una enfermedad crónica y que los demás no tiene la culpa de ello…. Como podéis ver el abanico de posibles cosas a cambiar se abre ante nosotros.

Asmo berri on bat hautatzera animatzen dizut.

Así que desde aquí te animo a que te formules un popósito. Elige algo que quiera de verdad cambiar, y plantéate una meta corta y realista sobre todo, con una medida razonable (si se trata de hacer más ejercicio o bajar de peso, consulta con tu médico de familia, enfermera o médico especialista; ellos pueden ayudarte a hacerlo de una forma adecuada a tus necesidades).

mensual

Como dice el estribillo de una preciosa canción de Diego Torres:
“ Saber que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos
afuera, pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón ….”

Izaskun Antúnez
Monitora Programa Paciente Activo

A %d blogueros les gusta esto: