Sukarra, sintoma bat, ez gaixotasun bat. La fiebre, un síntoma, no una enfermedad.

Negua iritsi zen, tenperatura baxuak ere, eta gure osasun zentroetako larrialdiak eta kontsultak askotan kolapsatzen dituzten epidemia beldurgarriak ere.

Kontsultatzeko arrazoi ohikoenetako bat sukarra izaten da. Sukarra organismoak infekzioen aurrean hartzen duen defentsa-mekanismo bat da (hotzeria, gripea, arnasbideetako infekzioa, infekzio gastrointestinala…), ez da gaixotasun bat, prozesu infekzioso batzuekin batera doan sintoma baizik.

Sukarra bera, oro har, kaltegabea da. Lehen aipatutako prozesuetako askok ondoeza eragiten badigute ere, arinak izaten dira, eta ez dute inolako tratamendurik behar; atsedenarekin eta likido ugarirekin hobetzen dira.

Gorputzeko tenperatura normala 36 eta 37°C artekoa da, baina egunaren arabera aldatu egiten da; normalean, goizean arratsaldean baino baxuagoa izaten da. Eta ezberdina da, halaber, neurtzen den gorputzeko eremuaren arabera, adibidez, uzkiko tenperatura hartzen badugu, termometroak adierazten duen tenperatura erreala baino gradu erdi altuagoa da.

“Febrikulaz” hitz egiten denean, besapean hartutako tenperatura 37°C- 38°C-ren artean dagoenean izaten da, eta sukarra 38 °C-ra iristen denean.

Zenbait aholku erabilgarri emango ditugu prozesu horiek kudeatzen ikasteko eta ditugun osasun-baliabideak eraginkortasunez erabiltzeko.

Oso garrantzitsua da ondo ez gaudenean tenperatura hartzea, eta sukarra dugun ala ez jakitea. Kontuan izan behar dugu termometroa jartzen dugun gunea lehorra egon behar dela, aurrez neurketa hori alda dezaketen elementu edo likido hotz edo beroekin kontakturik izan gabe, eta tenperatura egokia hartzeko behar den denborari eutsi behar zaiola. Axilaren, belarriaren eta kopetaren tenperatura, uzkikoa edo ahozkoa baino errazago hartzen dira, baina ez dira hain zehatzak.

Sukarrak bere kabuz jaisten bada ere, batzuetan sendagai bat erabili behar izaten da. Sukarra jaisteko sendagai bat eman aurretik, beharrezkoa da osasun arloko profesional bati galdetzea, egoera balora dezan.

Zer egin dezakegu sukarrak eragiten duen ezinegona arintzeko?

1.Atsedena erraztea.
2. Gelaren tenperatura 20 eta 22 ºC artean egotea komeni da.
3. Gehiegizko arropa kentzea.
4.Aire-korronteak saihestea.
5.Deshidratazioa prebenitzea, tenperatura handitzeak gorputzeko likidoen galera eragiten du. Horregatik da hain garrantzitsua maiz edatea (ura, infusioak, saldak, azukrerik gabeko zukuak …).
6.Inoiz ez dira oihal hotzak, izotz-poltsak edo alkohol-marruskadurak aplikatu behar.

Osasun-zentrora joateko arrazoiak:
• Arnasa hartzeko zailtasuna.
• Bularreko mina.
• Buruko min handia.
• Nahasmena edo asaldura.
• Sabelaldeko mina.
• Behin eta berriz oka egitea.
• Aho lehorra, gernu iluna edo kantitate gutxikoa, likidoak edateari uko egitea.
• Elegenak.
• Likidoak irensteko zailtasuna.
• Pixa egitean mina dugunean edo bizkarreko minarekin. 

Gomendio guzti hauek Osakidetzako orrialdean bila ditzazkezu: https://www.osakidetza.euskadi.eus/gomendio-baliagarriak-helduen-sukarra-tratatzeko/ab84-oesenfc/eu/

Llegó el invierno, las bajas temperaturas y las temidas epidemias que colapsan muchas veces las urgencias y las consultas de nuestros centros de salud.

Uno de los motivos de consulta más frecuentes suele ser la fiebre. La fiebre es un mecanismo de defensa que adopta el organismo frente a las infecciones (un resfriado, una gripe, una infección de vías respiratorias o incluso una infección gastrointestinal entre otras), no se trata de una enfermedad, sino de un síntoma que acompaña a algunos procesos infecciosos.

La fiebre en sí misma generalmente es inofensiva. Muchos de los procesos nombrados anteriormente, aunque nos causen malestar suelen ser leves y no necesitan ningún tratamiento, remitiendo por sí solos con reposo y líquidos abundantes.

La temperatura corporal normal se sitúa entre los 36 y los 37°C, pero varía según el momento del día, generalmente por la mañana suele ser más baja que por la tarde. Y también es diferente según la zona del cuerpo en la que se mida, si tomamos por ejemplo la temperatura en el recto, la temperatura que indica el termómetro es medio grado más alta que la real.

Se habla de “febrícula” cuando la temperatura tomada en axila supera los 37°C, pero no llega a 38 y hablamos de fiebre cuando se alcanzan los 38°C.

Vamos a dar una serie de consejos útiles para aprender a gestionar estos procesos y utilizar de una forma efectiva los recursos sanitarios de los que disponemos.

Es muy importante tomar la temperatura cuando no nos encontramos bien, y saber si tenemos fiebre o no, debemos tener en cuenta que la zona donde coloquemos el termómetro debe estar seca, sin contacto previo con elementos o líquidos fríos o calientes que pueden alterar dicha medición, y mantenerlo el tiempo necesario para una toma de temperatura adecuada. La temperatura de la axila, el oído y la frente son más fáciles de tomar que las temperaturas rectal u oral, pero no son tan precisas.

Aunque la fiebre remite por sí sola habitualmente, en ocasiones hay que recurrir a un medicamento. Antes de dar un medicamento para bajar la fiebre (antitérmico) es necesario consultar a un profesional sanitario para que valore la situación.

a.jpg

¿Qué podemos hacer para aliviar el malestar que provoca la fiebre?

El objetivo principal es aliviar las molestias para que nos ayude a descansar.

  1. Favorecer el descanso.
  2. Procurar que la temperatura de la habitación esté entre 20 y 22º C.
  3. Retirar el exceso de ropa.
  4. Evitar las corrientes de aire.
  5. Prevenir la deshidratación, el aumento de temperatura provoca pérdida de los líquidos corporales. Beber con frecuencia (agua, infusiones, caldos, zumos no azucarados…).
  6. En ningún caso deben aplicarse paños fríos, bolsas de hielo o fricciones de alcohol.

¿Cuándo debo acudir al centro de salud?

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Confusión o agitación.
  • Dolor abdominal.
  • Vómitos reiterados.
  • Boca seca, orina oscura o en poca cantidad, negación a beber líquidos.
  • Sarpullidos.
  • Dificultad para tragar líquidos.
  • Dolor al orinar o dolor en la espalda.

Todos estos consejos podemos consultarlos en la página web de Osakidetza https://www.osakidetza.euskadi.eus/recomendaciones-utiles-fiebre-en-adultos/ab84-oesenfc/es/

Y descargar la guía en: https://www.osakidetza.euskadi.eus/contenidos/informacion/osk_osaesk_recomendacion_fiebr/es_def/adjuntos/fiebre-adultos-2.pdf

Lourdes Ochoa de Retana

 

Nola babestu gripeaz. La gripe y cómo protegerse

Hotza iritsi da, negua ere bai, eta horrekin batera, gripea. 100 pertsonetik 5-10ek pairatuko dute. Arnas aparatuari eragiten dion birus bat da gripea.

Nola transmititzen da? Hitz egiten, doministiku edo eztula egitean.

Zein dira sintomak? Sukarra eta gorputzeko minak 3- 5 egun iraun ditzakete. Eztula, nekea edo buruko mina 2 astez luzatu daitezke.

Nola saihestu dezakegu? Eskuak maiz garbitzen, paperezko mukizapiak erabiltzen eta txertoa jartzen besteak beste.

Zein da tratamendua? Deskantsua eta likido asko edatea komeni da. Buruko minarentzat eta sukarrarentzat parazetamola eta ibuprofenoa har dezakegu.

Noiz joan behar gara sendagilearengana?  Sukarrak 3 egun baino gehiago irauten duenean edo eztula eta gorputzeko mina 2 astez luzatzean.

Babestu zaitez, eta babestu inguruko pertsonak. Txertoa, haurdun daudenak, gaixo kronikoak, osasun profesionalak edo gaixoekin kontaktuan dauden pertsonak jarri behar dute.

Txertoa jartzeaz gain hurrengo gomendioak ere lagungarriak izan daitezke:

Eztula edo doministiku egitean ahoa eta sudurra besoarekin edo  paperezko mukizapiekin estali. Ahoa, begiak eta sudurra ikutzea saihestu, eskuak maiz garbitu eta egunero  10 minutuz etxea aireztatu.

Nos ha llegado el frio y comienzan a notarse los síntomas del invierno. Con el frio pueden aparecer los primeros indicios de un pequeño catarro o de una gripe. Además la campaña de vacunación ya aparece por radio, carteles e incluso televisión.

La gripe es un virus que afecta a las vías respiratorias y que la pasamos entre 5 y 15 personas de cada 100, y que en momentos puntuales puede convertirse en una epidemia, que afecta a muchas personas en poco tiempo.

LA GRIPE

1.- ¿Cómo se transmite?

A través de unas gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser y estornudar, y por lo tanto, a través de las manos y objetos.

2.- ¿Cuáles son los síntomas?

Los más comunes son la fiebre y los dolores musculares, que pueden durar entre 3 y 5 días, y tos, mucosidad, cansancio y dolor de cabeza, que pueden permanecer hasta dos semanas.

3.- ¿Cómo prevenirla?

El lavado frecuente de manos, toser y estornudar en pañuelos desechables y la vacunación son aspectos a tener en cuenta para su prevención, como ya veremos más adelante.

4.- ¿Cuál es el tratamiento?

Siempre estará dirigido a controlar los síntomas, por ello el descanso y beber mucho son muy importantes. Tomar paracetamol o ibuprofeno para el dolor y la fiebre. Y en caso de frio o calor excesivo, cubrir o descubrir al enfermo para mitigar dichos síntomas.

5.- ¿Cuándo se debe consultar?

Cuando la fiebre se prolonga más allá de los tres días o la tos y los dolores más de dos semanas.

Si se tiene dolor de oídos o si se padece alguna enfermedad crónica.

Y si estamos ante el caso de un niño menor de dos años y más aún si lo es menos de tres meses.

PROTÉGETE Y PROTEGE A LOS DEMÁS

 Antes hemos hablado brevemente de la prevención y es algo a tener en cuenta a la hora de ser responsables con nuestra salud.

La vacunación es un medio muy conveniente para mujeres embarazadas, enfermos crónicos, personal sanitario o en contacto con enfermos.

Pero además de vacunarse existen muchos pequeños gestos o hábitos que nos pueden ayudar a mantener alejado de nosotros y de nuestros allegados esos molestos síntomas de la gripe.

1.- Cubre tu boca y nariz al toser y estornudar con pañuelos de papel y tíralos a la basura.

2.- Si no tienes pañuelos de papel, tose y estornuda sobre la manga de tu camisa o jersey para no contaminar las manos.

3.- Evita tocarte con las manos los ojos, boca y nariz.

4.- Lávate frecuentemente las manos con jabón durante 20 segundos y sobre todo después de toser o estornudar.

5.- Ventila diariamente la casa, habitaciones y espacios comunes (10 minutos bastan).

6.- Limpia las superficies y objetos de uso común con los productos de limpieza habituales (muebles, baños, manillas, juguetes, teléfonos,…)

Si sigues estos consejos no puedo asegúrate un 100 por 100 de efectividad pero ten por seguro que las posibilidades de que el virus de la gripe te atrape serán mucho menores.

a.jpg

Jose Cepero

Gripearen aurkako txertaketa? Noski baietz ¿Vacunarse? Sí, claro, por supuesto

Dakizuenez, gripearen aurkako txertaketa kanpainan murgilduta gaude.

65 urteko edo gehiagoko pertsonek, gaixotasun kronikoa dutenek eta haurdun dauden emakumeek ohiko osasun-zentrora osasun-txartelarekin joan besterik ez dute, baina komeni da, hala ere, aurretik telefonoz deitzea, txertaketa-ordutegien berri izateko, eta malguak eta kanpainara egokituak izango diren jakiteko.

Ni gaur goizean joan naiz txertoa jartzera, eta denbora gehiago pasatu dut osasun zentrora joaten, txertoa jartzen baino.

Besoan ziztada txiki bat besterik ez da, ez ezazu utzi.

 

gripe_es_2018.jpg

Estamos en campaña, una de las precauciones básicas de cualquier persona que tenga una enfermedad crónica es tener en cuenta las recomendaciones de las autoridades de salud pública.

¿Hay que vacunarse contra la Gripe? Si crees que estás especialmente expuesto, si formas parte de uno de los colectivos de riesgo o bien si eres un paciente crónico, será su caso.

¿Eres Diabético o Diabética? Pide cita en tu centro de salud, tu enfermera habitual te lo hará en un momento. He tardado más yo hoy en desplazarme hasta el centro de salud y volver que en lo que me ha inyectado la dosis la enfermera.

Un simple pinchazo en el brazo, una tirita y a seguir trabajando, fácil y a mano, no lo dejes, la gestión de tu salud es tuya, depende de ti.

Venan Llona @vllona

Gripea ala katarroa? Gripe vs catarro.

Urtero bezala, iritsi da guregana gripearen epidemia.

Como todos los años por estas fechas, la consabida epidemia gripal ha llegado hasta nuestros hogares vascos. Lo hace con fuerza, tal y como hemos visto publicado estos días atrás en los medios de comunicación.

Jendeak ez ditu ondo bereizten gripea eta katarroa eta askotan nahasteko joera dago.

Pese a todo y contra todo pronóstico aún sigue existiendo entre la población cierto confusionismo a la hora de hablar de gripe y de un vulgar catarro. No es lo mismo, y dado que estamos en plena campaña gripal, creo que merece la pena que aclaremos conceptos y desmitifiquemos leyendas urbanas que circulan aún al respecto.

Katarroa urteko edozein momentutan azaltzen da, gripea berriz neguko gaixotasuna da. Biak birusek sortzen dituzte.

Katarroan oso ohikoa da mukiak botatzea, doministikuak, eztarriko min arina eta begietako narridura. Sukarra azaltzen bada, arina izaten da.

El catarro o resfriado puede aparecer en cualquier momento del año. Esta producido por un virus, y se caracteriza por estornudos frecuentes, rinorrea, lagrimeo, y leves molestias de garganta. SI aparece fiebre, suele ser escasa, lo que llamamos febricula, y se trata de un cuadro de unos días de duración que no precisa más tratamiento que el de beber líquidos abundantes para que el
moco sea fluido y podamos expectorar sin dificultad. EL MEJOR EXPECTORANTE ES EL AGUA. Para aliviar la congestión nasal, un paracetamol es suficiente, o incluso algún antihistaminico nasal.

Gripearen kasuan, sukarra altua izaten da, (38 gradutik gorakoa). Buruko mina, ahulezia eta muskuluetako mina ohikoak dira. Batzuetan sudurreko kongestioa, eztarriko mina eta eztula ere agertzen dira.

gripe_resfriado.jpg

Tratamendua likido asko edatea eta sukarraren aurkako botikaren bat hartzea da bi kasuetan.

La gripe, por el contrario, se trata de una enfermedad común y característica del invierno. Y es aquí donde encontramos la primera diferencia clara con respecto al catarro del que hablábamos antes. También está ocasionada por un virus (Influenzae), y en este caso la sintomatologia es de fiebre alta, dolores musculares, tos y a veces dolor de garganta. NOS OBLIGA A GUARDAR REPOSO EN CAMA POR VARIOS DÍAS. Aliviaremos el cuadro con anti térmicos y líquidos para mantenernos hidratados.

Prebentzio neurri nagusia gripearen aurkako txertaketa da. 65 urtetik gorakoei, gaixotasun kronikoren bat dutenei, haurdun daudenei eta osasuneko langileei zuzenda dago.

Para la prevención de la gripe contamos con la posibilidad de podernos vacunar frente a ella todos los años, siguiendo los consejos que desde Osakidetza se brinda a la llamada población de riesgo, que cada invierno es llamada a administrarse la vacuna en sus Centros de Salud correspondientes.
Los grupos de riesgo están formados por aquellas personas mayores de 65 años, así como todas aquellas que padecen enfermedades crónicas, inmunodeficiencias, transplantados, personal sanitario, cuidadores de pacientes crónicos…. hasta completar un amplio abanico de población que cada año se beneficia de las bondades de la vacuna, que año tras año demuestra su clara eficacia.

Antibiotikoak ez dira eraginkorrak ez katarroaren kasuan ezta gripearenean birusengan ez dutelako inolako eraginkortasunik.

Es importante recalcar que tanto para un catarro como para una gripe, EL TRATAMIENTO CON ANTIBIÓTICOS NO FUNCIONA, al ser sus gérmenes causantes virus y no bacterias. Únicamente en el caso de que cualquiera de estos dos procesos presentasen alguna complicación añadida, y siempre bajo la prescripción de un médico, estaría indicado la toma de un antibiótico.

Es importantísimo que se haga un uso racional y adecuado de la medicamentos, y en especial al hablar de antibióticos. El uso indiscriminado de los mismos, así como el no cumplimiento de su toma cuando nos los prescriben, está conduciendo a una situación peligrosa de RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS, restándoles capacidad y eficacia.

Ez dugu ahaztu behar osasun sistemaren erabilera arduraduna egin behar dugula.

Para terminar, me gustaría abogar una vez más al sentido común, así como a la obligación que tenemos los ciudadanos de hacer un buen uso de nuestro sistema sanitario. Seamos responsables, y en estos días de saturación tanto en las Urgencias, como PACs y consultas de nuestros Centros de Salud, acudamos solo cuando sea estrictamente necesario.

Izaskun Antúnez

Gripe y vacunación.

gripe_es_2016

 

Iñaki Etxebarria

Desde hace una semana y hasta el 17 de Diciembre está en marcha la campaña de vacunación antigripal. Como otros años, los grupos de población a los que está dirigida la campaña son los mayores de 65 años, las personas con diabetes u otras enfermedades crónicas en las que un proceso gripal pueda suponer un riesgo muy importante para su salud, las mujeres embarazadas, y los trabajadores sanitarios.

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por un virus  que cursa  principalmente con fiebre alta o muy alta, dolores musculares o también llamados mialgias, dolor de cabeza o cefalea, y mal estado general. La duración de un cuadro gripal es variable pero suele rondar los 7 o 10 días, aunque puede alargarse alguno más. En ocasiones se puede complicar con la aparición de otras infecciones respiratorias sobreañadidas.

Por otra parte, es frecuente que  algunas veces llamemos gripe a infecciones respiratorias causadas por otros microorganismos, generalmente virus, pero cuyos síntomas no son de tanta intensidad. Son procesos que cursan con rinorrea (moquillo), tos, estornudos, sensación de malestar general y fiebre aunque generalmente nunca por encima de los 38º C. Estos procesos víricos suelen ser mucho más benignos y se resuelven en pocos días.

El pronóstico de la gripe es benigno, pero es cierto que en los llamados grupos de riesgo, existe alguna mayor probabilidad de que suponga un importante riesgo para la salud debido a la posibilidad de una complicación en la enfermedad crónica de base o un mayor impacto de los efectos de la gripe en el organismo. Por ese motivo se recomienda vacunar.

El virus de la gripe es un virus que muta (cambia algunas de sus características) con cierta frecuencia. Esa es la causa de que no se pueda garantizar que la vacuna de un año, nos deje unas defensas eficaces para los virus de los años siguientes. De ahí surge la necesidad de tener que vacunar todos los años.

El año pasado  escribimos en este mismo blog una entrada interesante que hablaba de la importancia de vacunarse. Todavía no estamos en época de gripe, aunque sí que empiezan a circular entre nosotros distintos virus que provocan infecciones respiratorias. Tanto en unos procesos como en otros os queremos recordar que tenemos en nuestras manos medidas preventivas muy eficaces para disminuir nuestra probabilidad de contagio y transmisión.

Época de vacunación

Nací en un momento en el que nadie se cuestionaba las vacunas. El lugar donde vivía entonces y donde crecí era una zona obrera.

La Seguridad Social un proyecto que empezaba a forjarse muy tímidamente. Los recursos y la cobertura que ofrecía eran básicos, muy básicos. Y aunque en nuestro país el sistema de aseguramientos data del siglo XVIII, no sería hasta mucho mas adelante que se consolidaría un sistema sanitario” parecido “a lo que hoy conocemos y disfrutamos. Se sientan las bases en Los felices sesenta.

Recuerdo que del colegio nos ponían en filas y nos llevaban al “ Ambulatorio” para vacunarnos a todos. Supongo que sería algo similar a lo que hoy es la Salud Escolar. Y que nos vacunarían de aquello que consideraban más necesario. Mis recuerdos son de la viruela y de esta forma, que nadie cuestionaba, se erradicó de nuestro país y del mundo esa enfermedad

La Pediatría no era gratuita. Había diferentes instituciones que cubrían en cierta medida las necesidades básicas de la población infantil. En Bilbao era” LA GOTA DE LECHE”. Pero las vacunas había que pagarlas.

Hoy oigo a las mamás y a las abuelas quejarse de sus pobrecitos niños que reciben tanto pinchazo y siempre pienso lo mismo: Que suerte tienen los niños! si llegan a nacer unos kilómetros hacia abajo, las mamas sentirían el dolor de no tener a su alcance vacunas para que no sufran enfermedades que los pueden llevar al fin de sus días.

Vivimos un momento que nos ha hecho olvidar el valor de las cosas, simplemente porque son tan fáciles de conseguir y además de forma gratuita, que no podemos calibrar su valor real.

Además nos ampara el que una parte muy importante de la población se vacuna y nos sabemos protegidos por la inmunidad de los otros. En el caso de las vacunas de la edad pediátrica es un argumento no expresado pero muy evidente. Se nos olvida que si nadie se vacunara volveríamos a vivir epidemias de enfermedades que ya nadie recuerda.

Algo similar sucede con la vacuna de la Gripe.

Nos la ofrecen todos los años y cada año nos planteamos si ponérnosla o no.

Sólo en situaciones especiales, como la del año en que creíamos que iba a haber una epidemia de Gripe A, no dudamos en ponérnosla. Ese año no se podía encontrar una sola vacuna en ninguna farmacia.

Olvidamos fácilmente que la Gripe estacional mata cada año en el mundo, de forma directa o indirecta, a más personas de las que han fallecido por Ébola en diez años. ¿Y que habríamos hecho si hace unos meses nos ofrecieran una vacuna contra el Ébola?

Además están las falsas creencias que todos hemos oído alguna vez sobre la vacuna de la Gripe. Por ejemplo:” cuando me vacuno me pongo malísimo”  o “si estoy sano para qué me voy a vacunar” o “yo nunca cojo gripe”. También está el “me lo voy a pensar, todavía hay mucho tiempo”

Es cierto que la primera vez que nos vacunamos podemos sufrir una reacción  que nos haga sentir “griposos”. Dura un día o dos, aparece bruscamente malestar general, decimas de fiebre, dolor de cabeza, etc. Suele ser un proceso leve  y no es habitual que las próximas veces que nos vacunemos nos vuelva a pasar.  

Nos vacunamos para seguir sanos, la vacuna no nos enferma. Al contrario. La vacuna se fabrica con virus inactivados y prepara a nuestro organismo para defenderse cuando llegue la epidemia, porque nuestro sistema inmunológico ha tenido tiempo de reconocer los virus y prepararse para defenderse de ellos. Por eso es importante que si pensamos vacunarnos, lo hagamos lo antes posible. Se necesita un tiempo para crear inmunidad.

Contraer una Gripe puede producir complicaciones importantes a las personas que ya tienen algún problema de salud, a los ancianos, a las embarazadas.

Me pregunto si merece la pena exponerse más de lo necesario

Y no sé qué pensáis vosotros, pero yo me vacuné contra la Gripe ayer.

Magdalena Vázquez

A %d blogueros les gusta esto: