Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Entradas etiquetadas como ‘humanización’

Osasuna eta zaintza gizatiartzen. Humanizando la salud, humanizando el cuidado

Humanizazioa hitza modan dagoela ematen du. Batez ere osasunarekin erlazionatuta dauden gaiekin.

Ekimen desberdinak daude hau lortzeko.

Parece que esta palabra, humanización, esté de moda. Y lo está, sin duda en todo lo relacionado con la Salud, ese bien tan preciado por todos los mortales. En los últimos tiempos,cada vez con más frecuencia, conocemos de Servicios de Salud del Estado que se suman a iniciativas diversas en las que el fin es humanizar la Salud.

Zer da osasuna gizatiartzea edo humanizatzea?

No es tarea fácil, a mi juicio, tratándose de algo tan importante acercarse al objetivo. Generalizar en ello nos lleva al desconocimiento, porque ¿qué es exactamente humanizar la Salud?.

Pertsona batek osasunarekin erlazionatuta dagoen atentzioa jaso behar duenean, langile desberdinekin egoten da kontaktuan.

Desde que cualquier persona necesita recibir una atención relacionada con su salud, entra en contacto con diferentes profesionales (médicos, enfermeras, auxiliares de Enfermería, administrativos, personal de limpieza…) de los que recibe una atención concreta. Debemos tener en cuenta que todos y cada uno de  ellos forman parte de esa cadena de engranaje en el que todo suma.CompasiónHumanización

Komunikabide desberdinetan irakur ditzazkegu esker honeko hitzak gaixoek jasotako tratuarengatik.

Con frecuencia, bien en la prensa o a través de las redes sociales encontramos notas de agradecimiento de pacientes y/o sus familiares agradeciendo el trato dispensado durante su proceso de enfermedad, y en otros por haberles acompañado en su proceso final.

Osakidetzako langileok denbora daramagu pertsonei bideratutako arreta lantzen.

Desde Osakidetza se viene trabajando en una línea de atención por parte de los profesionales que integran esta Organización, basada en la atención centrada en la persona, y dando importancia a la información recibida, al trato, la accesibilidad, el confort en cualquiera de las etapas de la vida. Especial hincapié se realiza sobre todo con aquellos pacientes que precisan unos cuidados paliativos en la fase final de su enfermedad, para que éstos sean de la mejor calidad posible, intentando mantener a la persona en su entorno familiar hasta el último momento, si es ese su deseo.

Todo esto nos obliga a todos a ser cada vez un poco mejor. Los profesionales dando lo mejor de nosotros cada día, y a la población intentando acercarse a la figura sanitaria como referente de confianza y garante de calidad de la atención recibida y también de la percibida.

Eman diezaiogun ongietorria osasun zaintzen humanizazioari.

Sea de la forma que sea, demos la bienvenida a esa humanización de la atención sanitaria, del cuidado. Tenemos a tantos y tantos profesionales que nos dan cada día lo mejor de sí mismos, haciendo lo que también conocen: cuidar, preciosa palabra.

Izaskun Antúnez Tricio

Asistentzia, kalitatea eta humanizazio. Asistencia, calidad y humanización

Zerbitzuak eta erakundeak pertsonen beharretara bideratuta al daude?

¿Están orientados los servicios y las organizaciones a las necesidades de las personas?

¿Están orientadas las actividades administrativas, organizativas y de gestión a las necesidades de las personas?

¿Creemos realmente que está la persona en el centro de las intervenciones que se realizan en salud?

Kalitateari buruz hitz egiten dugunean protokoloetan, arauetan… pentsatzen dugu.

Cuando hablamos de  calidad habitualmente pensamos en procesos,  protocolos, normas,  auditorias, etc.

Humanizar la asistencia significa hacerla digna del ser humano y coherente con los valores que él siente. Es hacer una realidad más humana, menos cruel y menos dura.

Humanizazioa egunero eraikitzen da.

La humanización se construye día a día, cuando proveemos cuidados y atención, cuando expresamos “tú eres persona y te trato en su totalidad, como un ser humano”.  Ofreciendo una asistencia integral con calidez, y respondiendo a las dimensiones psicológica, biológica, social y espiritual de la persona.

Para J.C. Bermejo, humanizar es un asunto ético, tiene que ver con los valores que conducen nuestra conducta en el ámbito de la salud. Hablamos de humanización cuando los valores llevan a diseñar políticas y programas, y a realizar cuidados y velar por las relaciones asociadas con la dignidad de todo ser humano.

Aurrerapen teknologikoak oso garrantzitsuak dira osasun arloan, baina inoiz ez da giza faktorea ordezkatu behar.

La atención sanitaria ha salido fortalecida gracias a la tecnología, en relación a la prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación etc., pero ésta nunca debe reemplazar al factor humano. La tecnología también repercute en el trato, se corre el peligro de llegar a una especie de “cosificación” y alejarnos de una visión global de la persona.

a.jpg

Zerbitzuen humanizazioa, kudeatzaileen, erabiltzaileen eta profesionalen kezka nagusienetariko bat da.

La humanización de los servicios es una de las mayores preocupaciones que afrontan los gestores, los profesionales, y los usuarios de los sistemas de salud.

Existe una necesidad de brindar una atención más humanizada  y responder a las aspiraciones del paciente y a su condición de persona, respetando su dignidad, fomentando su autonomía, facilitando la continuidad en la atención, la accesibilidad, la participación, la seguridad, la confianza, el respeto, la calidad en el trato, la información, la comunicación,  etc.

Eguneroko praktikan, kalitatea eta humanizazioa elkarrekin joan behar dira.

Calidad y humanización son dos principios que han de ir estrechamente unidos en la práctica diaria. Una organización que busca la humanización debe abrirse continuamente a una actitud valiente y creativa.

Profesionalen jarrerak desberdintzen du asistentzia humanizatu bat.

Y lo que marca  la diferencia entre una asistencia humanizada y una que no lo es, es la actitud de los profesionales. Los profesionales somos los principales agentes de la humanización de la asistencia sanitaria, nuestra implicación y dedicación son las claves del éxito.

Un sistema sanitario humanizado es aquél cuya razón de ser es estar al servicio de la persona y, por tanto, pensado y concebido en función del hombre. Para  que  esto  se  realice  debe  ser  un  sistema  sanitario integrado, que proteja y promueva la salud, que  corrija  las  discriminaciones  de  cualquier  tipo,  que dé participación al ciudadano en el mismo y, en definitiva, que garantice la salud de todos los ciudadanos en su concepción de estado completo de bienestar físico, mental y social, tal como declara la Organización Mundial de la Salud.

 Por tanto ha llegado el momento de la acogida, del abrazo y la hospitalidad. El momento de la calidad en la mirada y el contacto visual. El momento de recuperar algunos recursos que tenemos algo olvidados, tales como las manos o la palabra. El momento de escuchar, y de escuchar con todos los sentidos. El momento de mirar desde el punto de vista del otro, para comprenderle mejor. Y el momento de mirar con confianza, no juzgando, con paciencia y aceptación.

“Pertsonak beti berdinak dira, begiradek bakarrik egiten dituzte desberdin”

“Las personas son siempre las mismas, solo son las miradas las que las hacen diferentes”

“Gaur mahaiaren edo ohearen alde batean aurkitzen gara, baina egunen batean egoera alda daiteke eta guk eska dezakegu maitasun eta duintasun hori”

 “Hoy nos encontramos a este lado de la mesa o a este otro lado de la cama, pero quizás algún día o tal vez mañana, cambie la situación, cambiemos de posición, y  seamos nosotros los que reclamamos ese afecto y esa dignidad que un día no supimos dar.”

 

Lourdes Ochoa de Retana

Yo quiero ser humana ¿Y tú?

 

Hoy os voy a hablar de un tema que me preocupa mucho y sobre el que estoy profundizando últimamente porque me parece que es la base de las relaciones humanas. Afortunadamente este tema cada vez está preocupando más a los profesionales y a las organizaciones sanitarias. Este tema no es otro que la deshumanización en las relaciones pero especialmente me preocupa en el ámbito  de la salud.

El termino deshumanización es utilizado en muchos contextos  y lo podemos definir como el proceso mediante el cual una persona o un grupo de personas pierden o les quitan sus características humanas.

Cualquiera de las profesiones sanitarias, así como otras profesiones, tienen como finalidad ayudar en momentos de vulnerabilidad de los seres humanos, a atender sus necesidades, prevenir su sufrimiento, ayudarles a aceptar sus limitaciones y a recuperar una vida en equilibrio para que la vivan de la manera más sana y autónoma posible.

Cuando hablamos de humanizar, hablamos de tratar a las personas en su globalidad, teniendo en cuenta todos los planos de su vida, no solamente el plano físico, sino también el social, el intelectual, el emocional y el espiritual. Por eso cuando tenemos relaciones deshumanizadoras es porque obviamos uno o más de estos planos.

Muchas veces en la atención sanitaria, se tiende a despersonalizar las intervenciones o cuidados, se llega a tratar a la persona como si fuera una cosa, un objeto. Y los objetos no tienen sentimientos, ni planos sociales, ni espirituales, ni intelectuales por lo tanto cuando despersonalizamos la intervención lo que hacemos es ceñirnos al plano físico olvidando los demás,  provocando así una deshumanización de la intervención.

Hablar de las causas de deshumanización en salud nos podría dar para más de un post y podríamos filosofar sobre ellas durante horas y horas. Para mí hay dos causas que destacan sobre las demás:

Una de ellas es la “cosificación” de los pacientes. Es  algo habitual en el sistema sanitario, sobre todo en la atención hospitalaria donde las relaciones son más cortas y no conocemos el contexto global de la persona. Por lo tanto se trata prioritariamente la enfermedad que le ha llevado al hospital y no el impacto de esta enfermedad en todos los planos de su vida. En atención primaria, se conoce más  el contexto global de la persona y se tiene más tiempo, ya que se está en la vida de esa persona como referentes sanitarios durante mucho tiempo y generalmente con todos o muchos de los miembros de esa familia, por lo tanto es más fácil trabajar esas relaciones personales.

Otro problema importante es la falta de competencias interpersonales. A los profesionales sanitarios en sus estudios no se les forma, o se les forma poco,  en habilidades comunicacionales, en inteligencia emocional, en humanización del cuidado. Por lo tanto muchas veces la falta de recursos y habilidades  para manejar estas situaciones hacen que se huya de ellas.

corazon-150x150

Pero como ya sabéis que a mí me gusta ver siempre la vida desde un punto positivo os tengo que decir que  si he visto una evolución en los profesionales sanitarios en los últimos años. Creo que la deshumanización de los cuidados había llegado a unos límites muy graves y hay un sentir dentro de muchos profesionales de que es absolutamente necesario recuperar la humanización en los cuidados. Ya se están haciendo en muchos hospitales, acciones y campañas de humanización de los cuidados con muy buenos resultados sobre los pacientes. Ya nadie pone en duda de que en los servicios de Cuidados Paliativos esto es una prioridad. Así mismo en los planes de formación continuada de muchos servicios sanitarios se están introduciendo temas como la humanización de los cuidados, habilidades de comunicación, Inteligencia emocional, etc… Creo que este problema existe y es real, pero también creo que los profesionales y sistemas  sanitarios son conscientes de él y están trabajando para resolver los problemas secundarios de él.

He visto muchos procesos de transformación personales y también he vivido el mío propio, por lo que estoy absolutamente convencida de los beneficios de tratar a la persona como un todo.

Es indiscutible a estas alturas la importancia de que te miren a los ojos cuando te saluden, cuando te dan un mala noticia, que te tiendan la mano para ayudarte a levantarte cuando te has caído, que te dejen un hombro sobre el que llorar, que se alegren por ti cuando tienes un éxito, que te ayuden a resolver tus dificultades…..en fin podría seguir y seguir y nunca acabaría….pero todas estas cosas no lo olvidéis…..lo tenemos que hacer todos y cada uno de nosotros en nuestro día, en nuestro ámbito y así entre todos construiremos un mundo mejor….un mundo más humano….

Hoy especialmente quiero dedicar mi post a una persona que está pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida, me gustaría poder acoger su dolor y aportar todo lo que pueda para que mejore cuanto antes. Pare ella y para todas las personas que están pasando por momentos difíciles va este post.

Yo quiero ser humana y para ello estoy trabajando ¿Y tú?

ESTI

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: