Punto de encuentro de Paciente Activo Paziente Bizia en el que compartimos, mostramos y aprendemos aquellas cosas que consideramos de interés.

Entradas etiquetadas como ‘cambios’

Berriz hasten (III). Volviendo a empezar (III)

img_20170826_2102291.jpg

 

Denbora daramat diabetesarekin elkarbizitzen. Intsulina azkarra eta mantsoa dira nire tratamenduaren oinarria.

Ya han pasado unos meses desde que inicié esta nueva etapa en mi convivencia con la diabetes que, poco a poco, me iba ganado la partida y amenazando mi calidad de vida presente y futura. Ahora la base del tratamiento es la insulina, combinando la rápida y la lenta.

Gauza berri asko ikasi ditut.

Ha habido de todo: aprendizajes, reaprendizajes (pincharse al menos tres veces al día no es lo mismo que hacerlo un par de veces por semana), descubrimientos (resulta que me terminan gustando las ensaladas) y redescubrimientos (las aplicaciones en el móvil  para el control de glucemia y las de marcarse objetivos de actividad física que siempre pensé que eran para otros han irrumpido en mi vida para quedarse y hoy me resultan herramientas muy útiles).

Asmo berri on asko bete baditut ere beste hainbat bidean geratu zaizkit.

Propósitos cumplidos, propósitos fallidos, y hasta algunos despropósitos: ¡a la mierda con todo este rollo, que no consigo bajar de 180 y no veo más que acelgas en mi plato desde hace una semana!…

Egun onak, egun txarrak eta nola-halako egunak izan ditut.

Vamos: días buenos, días regulares y días malos, como la vida misma, seas o no seas diabético.

Ustekabe onak eta ez hain onak, desiluzioak… izan ditut.

También ha habido días de sorpresas: desagradables y/o desilusionadoras (¿cómo diablos doy esta cifra tan alta si he sido el mejor de los pacientes estos dos últimos días?); y agradables (oye, ¡que funciona, que puedo estar en cifras de esas que la OMS dice que son las “normales” y que yo no veía desde hace…!).

Ez naiz bakarrik egon, beti egon da norbait nitaz arduratzen eta animoak ematen. Eskerrik asko denei.

Todos ellos han sido días en los que, si miro hacia atrás, compruebo que no he estado sólo. Siempre ha habido alguien implicado y comprometido con mi salud. Hay quien muestra interés y da ánimo cuando se entera de que estoy en plena adaptación a las cuatro inyecciones de insulina al día; quien comparte y aporta su experiencia o la de alguien próximo que ha pasado por esta fase; quien sabiendo cómo estoy hace el esfuerzo de preparar esa comida que teníamos prevista pensando en lo más conveniente para mí, quien me aguanta los rollos que de vez en cuando necesito soltar, y la mala leche que se acumula los días en que esto no funciona y no sé por qué no funciona.

Y en casa está la que, sin necesitarlo para ella, adapta sus hábitos de vida, de ejercicio y alimentación para que a mí se me haga más sencillo cambiar los míos. Y lo consigue. Gracias.

Erabaki asko hartu behar izan ditut egunero; autobusa ez hartzea ibiltzen joateko, janari osasuntsuagoak aukeratzea…

Han sido, sobre todo, días de tomar decisiones (unas cuantas al día), todos y cada uno de ellos, como también lo serán los que vayan llegando.

Son decisiones pequeñas sobre cosas cotidianas: no cojo el autobús y voy dando un paseo y sumo unos minutos de “actividad saludable” a este día. Casi, casi no me pido el escalope con patatas (que me encanta) pero que es sumar rebozados y papas y me lo pido con una ensalada. Me compro esas zapatillas de deporte (hace 10 años que no tenía unas) y las estreno dando paseos por toda esa cantidad de sitios  magníficos, bonitos y llanos que tiene esta ciudad.

Aldaketa txikiak eginez, nire bizitza hobetzen joan da.

Decisiones pequeñas sobre cosas cotidianas que se van sumando y complementando y acaban cambiando hábitos y, con ellos la vida misma, a mejor.

También ha habido que tomar decisiones sobre el tratamiento: cambiar el tipo de insulina, retirar una pastilla, poner otra, reforzar, ajustar…

Ensayo y error, como casi cualquier cosa en la vida. Y ahí han estado los profesionales (especialistas, educadora, enfermería y atención primaria), aportando su asesoramiento, su conocimiento y proponiendo los cambios y sugerencias para mi tratamiento. Poniendo en juego sus herramientas y experiencia para que yo consiga un cada vez mejor control, una calidad de vida cada vez mayor, sin renunciar a la forma de vida que deseo tener.

Nire azukre maila asko hobetu da eta baita nire analisien emaitzak ere. Egunero erabaki berriak hartzen jarraituko dut, hobetzen joateko.

¿Qué cómo me ha ido con mi azúcar? Pues me está yendo bien: casi cuatro puntos de bajada en la glicosilada en estos meses (y bajando…); y un colesterol y unos triglicéridos de (casi, casi)  un bebé de teta… bien, va bien. Hay margen de mejora, y hacia él voy. A seguir tomando decisiones cada día, varias veces al día. De eso se trata.

Podéis leer  aquí mis post anteriores a este Berriro hastera! ¡Volver a empezar! y Berriro hasten (I). Volviendo a empezar (I)

Juan Carlos Mendizabal

Hirugarren adina edo bigarren gaztaroarentzat aukera bat. Tercera edad o una oportunidad para una segunda juventud

Orain arte eman ditudan Paziente Biziko saioetako partaide gehienak persona helduak izan dira.

Mi experiencia en los distintos talleres de Paciente activo que llevo impartidos hasta la fecha, me dice que muchos de los participantes en ellos son de una edad avanzada o muy cercana a ella. De eso que, eufemísticamente, llamamos tercera edad.

Helduarora iristen diren pertsona askok, bizitza bizitzeko aukera ez dute aprobetxatzen.

Muchas de esas personas que llegan a la vejez o a una edad avanzada pierden la oportunidad de disfrutar de su vida por dejarse llevar por la inseguridad, enfermedades, complejos y algunas presiones sociales que no tienen nada que ver con la realidad, ya que al contrario de lo que muchos creen, llegar a la tercera edad es una oportunidad para volver a vivir la vida, disfrutar de las libertades, madurez y experiencia que se tienen y dedicarse al goce.

Paziente Biziko tailerrak, helduaroak ekar ditzazkeen trabak gainditzeko aukera on bat izan daitezke.

Los talleres de Paciente Activo pueden ser una ocasión para superar esos obstáculos o trabas que la sociedad o ellos mismos se pueden poner.

Adinean aurrera goazen heinean, gure gorputzean eta organismoan aldaketak jasaten ditugu. Aldaketak hobeto eramateko gai desberdinak lantzen ditugu: elikadura osasungarria, ariketa fisiko eta mentala, emozioak…

Son los cambios en el cuerpo y en el organismo los que suelen generar mayor preocupación y los que enfrentan a la realidad del paso del tiempo. Y los tres pilares  de nuestros talleres, que son la alimentación saludable, el ejercicio físico y mental y el control emocional, tres pilares que con la ayuda de diversas herramientas (resolución de problemas, nuevos propósitos,…) pueden ayudar a aceptar controlar esos cambios corporales y del organismo que el paso del tiempo son inexorables pero que bien llevados no son incompatibles con el gozo de vivir esa segunda juventud que los avances de la sociedad y especialmente de la medicina nos brindan hoy en día.

Oinarrizkoa da jarrera aktiboa eta positiboa izatea. 

La actitud activa y positiva ante la vida me parece fundamental a cualquier edad, pero más aún a medida que se van cumpliendo años.

Happy-old-couple-smile-face-e1499863068485

Hona hemen helburu hori lortzeko aholku batzuk:

He aquí unos pequeños consejos para hacer realidad este objetivo:

 –            Ez gaitezen gure baitan itxi: Atera gaitezen kalera, lagunekin eta familiarekin hitz egin. Erlazioek, gure osasuna hobetzeaz gain, indartu ere egiten gaituzte.

–              No nos encerremos: ni física, ni emocionalmente. Salgamos a la calle, paseemos por el campo, conversemos con la familia,  los amigos, los conocidos…, aislarnos no nos ayuda. El mundo de la relaciones nos fortalece y mejora nuestra salud. Nuestros talleres pueden ser un paso para salir del aislamiento y así lo he comprobado en numerosas ocasiones.

–              Egin dezagun ariketa fisikoa: zure egoera fisikorako ariketa programa egoki bat prestatzen dugu.

–              Hagamos ejercicio: cada uno en su medida, pero sin que ello sea obstáculo para un progresivo avance que ayude al bienestar físico y mental de nuestro organismo. Una caminata, un poco de yoga, ir un rato al gimnasio o la piscina son importantes para mantenerse en las mejores condiciones.

–              Izan gaitezen baikorrak.

–              Cultivemos el optimismo: al mal tiempo buena cara. Seamos positivos en los juicios, tengamos buen humor en las palabras, seamos alegres de rostro, amables en todo. Se tiene la edad que se demuestra. La edad no es cuestión de años sino un estado de ánimo.

–              Baliagarriak eta aktiboak senti gaitezen.

–              Sintámonos útiles, activos: debemos tener claro que con los años no nos hemos convertido en alguien que no pueda aportar. Valgámonos por nosotros mismos y ayudemos con una sonrisa, con un consejo o un servicio.

–              Ez dugu iragana hobea zenik pentsatu behar, bizi dezagun oraina.

–              No pensemos que todo tiempo pasado fue mejor: Dejemos de estar condenando nuestro mundo y maldiciendo nuestro momento. Alegrémonos de ser parte del mismo y de poder ver muchas cosas lindas y nuevas, la vida evoluciona, las distracciones cambian para enseñarnos que todo es un ritmo de avances, no nos quejemos ni los miremos con malos ojos, simplemente adaptémonos, vivamos el momento y disfrutemos.

Ziur aholku gehiago gehi ditzazkezuela.

Seguro que cada uno de nosotros podemos aportar algún consejo más, bienvenidos. Estamos entrando en la oportunidad de vivir una segunda juventud.

Bizi dezagun osotasunez helduaroa.

Que la juventud es un divino tesoro es una de las frases que habitan el inconsciente colectivo. Belleza, sensualidad, salud, vitalidad son los valores que se venden en pantallas y publicaciones y que se proponen como el objetivo a alcanzar. Hoy, ser joven y bello es la consigna de éxito y la clave para la felicidad. Por eso, tener algunos años más y ser capaz de disfrutar de esa edad puede parecer imposible. Nada más lejos de la realidad. Hay múltiples herramientas para transitarla con bienestar y en plenitud. !!!!!!!!!ATREVÁMONOS¡¡¡¡¡¡¡¡

Jose Cepero

 

Eta zuk, ba al duzu asmo berri onik?, ¿Y tú, tienes un propósito?

Denok izan ditugu asmo berri onak gure buruan. Horrek, eguneroko jardueretan aldaketak egitea eskatzen du. Ohiturak egokitzea oso zaila da, moldaketa txikiak izan arren.

“Propósito, tengo un propósito”. Todos en algún momento de nuestra vida nos planteamos que tenemos que cambiar algo de nuestra rutina, de nuestro día a día, del manejo de nuestra enfermedad crónica, en definitiva, nuestra voz interior nos avisa de que hay que cambiar la hoja de ruta. Dicen que somos animales de costumbre, y como tales nos aferramos a hábitos adquiridos y a rutinas establecidas, haciendo que cada vez nos volvamos más reticentes a salir se nuestra zona de confort. De esa burbuja de seguridad en la que también nos manejamos, simple y llanamente porque la inseguridad y el miedo a lo desconocido, al fracaso nos hace de una forma clara no lanzarnos al cambio.

Gaixotasunen aurrean jarrera aktiboa hautatzen laguntzen digute Paziente Biziko saioetan. Bertan, gure zainketan aktiboki parte hartzen, gure osasuna mantentzen eta gure gaixotasuna hobetzen lagundutzen diguten jarduerak egiten dira.

Dentro del Programa de Paciente Activo, el cual consta de una serie de sesiones en las que trabajamos con los integrantes del grupo diferentes aspectos para mejorar el control de nuestra enfermedad crónica, aprender a formular un propósito es algo muy importante.

Asmo berri onak denboraz gain, esfortzua ere eskatzen du, beraz momentu egokian proposatu eta gauzatu behar dituzu.

Cuando hablamos de formular un propósito no siempre lo hacemos bien. Bien porque aquello que queremos cambiar o mejorar no lo hacemos en un buen momento, o también porque queremos hacerlo de forma inmediata y a ser posible con poco esfuerzo personal. Y eso, me vais a perdonar, pero es literalmente imposible y llamado al fracaso más estrepitoso. En esta sociedad en la que nos movemos hoy en día, en la que nuestros más jóvenes quieren las cosas ahora y en su totalidad, sin dejar margen alguno a la fustración, dejar paso a valores como esfuerzo, ilusión por conseguir cambiar algo, tesón… etc se están perdiendo.

Como sabemos, cada vez afectan más las enfermedades crónicas también a los jóvenes, y lo hacen en muchos casos como consecuencia de unos hábitos de vida poco saludables, dando lugar a enfermedades cardiovasculares, diabetes, HTA, oncológicas…

Gaixotasun kroniko bat dugunok, gaixotasuna gurea dela jakin behar dugu, eta zaintza gure ardurapean dagoela.

Los pacientes crónicos debemos tener claro que la enfermedad es nuestra y aunque compartamos esa a veces pesada carga con los profesionales sanitarios que nos acompañan, con nuestros amigos y familiares, nosotros somos los responsables últimos de nuestro cuidado.

El Programa Paciente Activo puede ayudarnos a cambiar esa dirección de las velas en nuestro viaje de la vida, pero no conseguiremos nada si no somos capaces de implicarnos.

Benetan egin nahi duzun zerbait hautatu behar duzu, zentzuzkoa eta errealista izan behar da.

Cambia aquello de tu vida que creas que merece la pena cambiar, pero no esperes hacerlo sin esfuerzo. Lograr ese propósito personal, que puede estar relacionado con una mala alimentación, poco ejercicio, consumo de tabaco, problemas de comunicación con los que me rodean, vencer esa ansiedad que te paraliza, aceptar la marcha de un ser querido, aceptar que padezco una enfermedad crónica y que los demás no tiene la culpa de ello…. Como podéis ver el abanico de posibles cosas a cambiar se abre ante nosotros.

Asmo berri on bat hautatzera animatzen dizut.

Así que desde aquí te animo a que te formules un popósito. Elige algo que quiera de verdad cambiar, y plantéate una meta corta y realista sobre todo, con una medida razonable (si se trata de hacer más ejercicio o bajar de peso, consulta con tu médico de familia, enfermera o médico especialista; ellos pueden ayudarte a hacerlo de una forma adecuada a tus necesidades).

mensual

Como dice el estribillo de una preciosa canción de Diego Torres:
“ Saber que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos
afuera, pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón ….”

Izaskun Antúnez
Monitora Programa Paciente Activo

Udara, ohituren aldaketa. Verano, cambio de hábitos

Udara iristsi da, eta horrekin batera aldaketa garaia.

Ha llegado oficialmente el verano. Tiempo de cambios, cambios en el clima, cambios en los horarios, cambios en los lugares, cambios en las rutinas.

Paziente biziak gure ohiturak egokitu behar ditugu.

Los pacientes activos debemos de adaptar nuestras rutinas a estas nuevas situaciones. Primero y más importante, mantener las rutinas de nuestras medicaciones, los cambios de horarios y lugares exigen que nuestras costumbres adquiridas tengan que adaptarse. A mi me sirve ponerme una alerta en el móvil, por ejemplo, a las 11:00 tomar al segunda comida del día, a las 17:00 tomar la cuarta comida del día, …

Oso garrantzitsua da kanpora joaten garenean botikak prestatzea.

Importante también es tener en cuenta disponer de nuestra medicación en aquellos lugares a los que vayamos a desplazarnos, esto incluye conocer que nuestra receta electrónica no sirve fuera del País Vasco, tenerlo en cuenta. También tener cuidado con la conservación de los mismos, el calor, puede perjudicarlas.

Ariketa fisikoa egiteko tartetxo bat bilatzea zailagoa da nahiz eta denbora libre gehiago izan.

Los que además intentamos mantener un cierto nivel de actividad física por tener una vida sedentaria, se da la paradoja de que a pesar de tener más tiempo disponible (por ejemplo en jornada intensiva quienes la tengan o vacaciones, festivos, …) la tendencia es que ese tiempo disponible tiende a ocuparse con múltiples cosas que te alejan de tu objetivo primario, que es realizar esas actividades.

Egun guztia libre izan arren, ariketa fisikoa egiteko denborarik ez dugu bilatzen.

Te levantas, y está fresquito, qué bien, sería idóneo para salir a dar un paseo o para rodar unos kilómetros suave suave, trotando, corriendo, en bici, … pero estamos de vacaciones, no? Lo dejamos para más adelante. Al mediodía, media tarde, el calor aprieta, no es conveniente realizar actividad física, lo dejamos. Cae la tarde, baja el calor, lo que apetece es ese bajito, esas cerveceras, ese paseo, el componente social y familiar se impone. Resultado? Hemos tenido todo el tiempo del mundo pero no hemos reservado nada para una de nuestras obligaciones para estar bien, la actividad física.

Ondo pasa, gozatu eta deskantsatu. Ez ahaztu tarte bat gordetzea zure zaintzarako.

Por lo tanto, pásalo bien, disfruta, descansa, pero mantén y reserva espacio para tu propia gestión de tu cuerpo, y no olvides hidratarte y la protección solar. Nos vemos después de Agosto con nuevas fuerzas.

verano-2016-2145006w620

Venan Llona @vllona

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: